Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Polémica / La suba de 100% en el salario de diputados y senadores

Podría haber otro aumento en las dietas del Congreso

Política

En marzo se negociará una suba para los empleados, que debería trasladarse a los legisladores

Por   | LA NACION

Pese a las fuertes críticas, diputados y senadores de distintos bloques justificaron ayer la suba del 100% en sus dietas , que ahora van de 30.000 a 35.000 pesos mensuales. Pero el incremento, de por sí polémico, podría no ser el único que reciban este año los legisladores nacionales si el mes próximo avanza, como es probable, un acuerdo para aumentar los sueldos del plantel de empleados del Congreso en las paritarias del sector. En ese caso, el alza automáticamente se trasladaría a las dietas de senadores y diputados.

La resolución conjunta que firmaron en diciembre Amado Boudou y Julián Domínguez, presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados, respectivamente, dispuso en su artículo 4° que las dietas de los legisladores debían ser superiores en un 20% al sueldo que percibe un director de máxima jerarquía del Congreso, incluyendo su antigüedad y título universitario. Este parámetro se fijó como una suerte de "cláusula gatillo" que debe aplicarse de manera automática y permanente en el futuro. Esto significa que si un director del Congreso recibe un aumento, inmediatamente la dieta de los legisladores deberá incrementarse para mantener la diferencia del 20 por ciento.

En los fundamentos de la resolución conjunta, según comprobó LA NACION, se establece claramente esta "cláusula gatillo". La norma indica que es necesario "adecuar el sistema vigente, carente de practicidad, de recomponer la pirámide salarial y dotarlo de un mecanismo continuo frente a las recomposiciones salariales del personal de este Honorable Congreso de la Nación".

"Resulta necesario estipular un mecanismo que se adecue automáticamente a las circunstancias, el cual se fijará sobre el total de la remuneración que corresponde a la Categoría de Director A-01", establece la resolución firmada en forma conjunta por Boudou y Domínguez.

La decisión de incrementar las dietas se fundamentó en la necesidad de actualizar los ingresos mensuales de los legisladores , que no se ajustaban desde hacía dos años, y que quedaron desproporcionados respecto de otros funcionarios legislativos, que llegaban a cobrar aún más que los diputados y senadores en el Congreso.

Desde la presidencia de la Cámara de Diputados, voceros del diputado Domínguez insistieron, ante reiteradas consultas de LA NACION, en que no habrá una nueva suba en las dietas de los legisladores este año. "Está totalmente descartado", enfatizaron.

Sin embargo, esos voceros no supieron informar qué sucederá con las dietas si, producto de la próxima negociación paritaria de los empleados legislativos, prevista para el mes próximo, se disponen alzas salariales para todos los trabajadores, incluidos los de nivel jerárquico.

Los sueldos

Según pudo saber LA NACION, el salario que un director del Congreso, con categoría A1, ocho años de antigüedad y título universitario, percibía hasta junio del año pasado un ingreso mensual en bruto de $ 31.568.

Así lo precisó a este diario María Barón, directora ejecutiva de la ONG Directorio Legislativo. Sobre la base de esta cifra, y cotejando las resoluciones conjuntas de Boudou y de Domínguez, Barón llegó a la conclusión que, con el 20% de diferencia, los legisladores nacionales cobrarían, en bruto, unos 47.800 pesos, incluidos los gastos de representación.

Sobre ese monto, los diputados del interior percibirían un beneficio adicional del 14,21%, en concepto de desarraigo.

A esto se suma el paquete de 20 tramos aéreos y otros 20 por vía terrestre que, por mes, perciben los legisladores.

Tal como publicó LA NACION en su edición de ayer, con la suba dispuesta este año el promedio de ingresos de los legisladores nacionales varía entre los 30.000 y 35.000 pesos mensuales. Hasta diciembre, ese promedio rondaba los 16.000 pesos.

La noticia desató una fuerte polémica, tanto en los medios periodísticos como en las redes sociales, y mereció duras críticas.

Ante tamaña reacción, un silencio de radio se impuso en todo el Congreso y los pocos legisladores que se atrevieron a hablar justificaron y avalaron la decisión adoptada a fines de diciembre por Boudou y Domínguez.

"A través de este aumento se subsana un retraso en la dieta de más de seis años", enfatizó el jefe de bloque de senadores oficialistas, Miguel Pichetto. Agregó que "la remuneración, ahora, es totalmente razonable y está equiparada a la de un secretario de Estado del Poder Ejecutivo".

"Los legisladores tenemos responsabilidades muy grandes y tenemos que tener correlación y no un desfase tan grande en términos de salarios", sostuvo, por su parte, la secretaria parlamentaria del bloque de diputadas oficialistas, Juliana Di Tullio.

Venir tres o cuatro veces por semana a la ciudad de Buenos Aires es un costo muy grande que los diputados tienen que afrontar", dijo, a modo de justificación, Di Tullio, que es diputada por la provincia de Buenos Aires.

Desde la oposición, Laura Alonso (Pro) también avaló la medida. "Es un ajuste de una dieta que efectivamente venía muy atrasada desde la última década, desde la crisis de 2001", enfatizó la legisladora del partido de Mauricio Macri.

El diputado nacional Juan Pedro Tunessi (UCR) sostuvo que el incremento en las dietas de los legisladores "es un sinceramiento", ya que "había un desfase con los sueldos de los cargos jerárquicos" que "era insostenible".

Un aumento superior

Por su parte, la diputada Victoria Donda (Frente Amplio Progresista) y su par Fernando Pino Solanas (Proyecto Sur) rechazaron el aumento.

"Es una barbaridad. Debe haber una recomposición salarial, pero en el marco de lo que se les aumenta a todos los trabajadores", dijo Donda, y reveló, incluso, que el aumento superó el 100 por ciento y que se enteró del monto final cuando retiró fondos del cajero automático.

"Yo en diciembre cobraba un sueldo de bolsillo de $ 13.500 y ahora pasé a cobrar $ 34.000", dijo anoche la legisladora, en declaraciones al programa Desde el llano , que se emite por TN.

Cómo se aprobó el incremento

  • Decisión. El aumento del 100% en las dietas de los diputados y senadores fue dispuesto el 29 de diciembre pasado por los presidentes de ambas cámaras, Julián Domínguez y Amado Boudou, en una resolución conjunta.
  • Mecanismo. Ambos resolvieron que las dietas serán un 20% superior al máximo cargo de dirección de los empleados del Congreso. Así, el salario de bolsillo oscilará entre $ 30.000 y 35.000.
  • Asignaciones. La resolución conjunta redujo el monto por desarraigo, de 35% a 14% del sueldo. Los gastos de representación de los legisladores también bajaron de $ 13.245 a 10.000.
  • La mejora. Hasta fines del año pasado, los senadores y diputados nacionales percibían un ingreso mensual de 15.000 a 17.000 pesos. A ello se suma el paquete de pasajes aéreos y terrestres, que pueden canjear por dinero.

DIxit

  • "A través de este aumento se subsana un retraso de más de seis años en la dieta de los legisladores "
    MIGUEL ANGEL PICHETTO. Senador nacional (FPV)
  • "La actualización es justa. La diferencia con los sueldos en el Poder Ejecutivo era superlativa"
    RICARDO GIL LAVEDRA. Diputado nacional (UCR)
  • "Es una buena oportunidad para aumentar el nivel de transparencia de nuestras actividades"
    LAURA ALONSO. Diputada nacional (Pro)
  • "Venir 3 o 4 veces por semana a Buenos Aires es un costo muy grande que los diputados afrontan"
    JULIANA DI TULLIO. Diputada nacional (FPV)
  • "Lo que resolvimos es blanquear todos los ingresos que tienen los diputados nacionales "
    ALICIA CICILIANI. Diputada nacional (Socialismo)
  • "Es una barbaridad. Hagamos la media de lo que reclama el país, pero no el ciento por ciento"
    FERNANDO "PINO" SOLANAS. Diputado nacional (Proyecto Sur)
TEMAS DE HOYCristina KirchnerFondos públicosElecciones 2015LA NACION DataTorneo Primera División