Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un dandi cuenta su vida

 Noches en Fitzrovia reúne relatos autobiográficos del inglés Julian MacLaren-Ross en los que hace equilibro entre el alcohol, la literatura y los amigos célebres

Viernes 17 de febrero de 2012
SEGUIR
PARA LA NACION
0

En una entrevista de Eric Phillips que aparece en la revista The Writer en 1961, Julian MacLaren-Ross dice: "El hombre que hace de un hecho verdadero una historia es un escritor." En su caso, esta afirmación se concreta cuando el lector aborda la selección de escritos autobiográficos que se recopilan en Noches en Fitzrovia .

MacLaren-Ross (1912-1964) es un autor velado dentro de la literatura inglesa. Su figura se halla eclipsada por el resplandor de escritores que él mismo admiraba, entre ellos Graham Greene. El personaje que el propio autor hizo de sí mismo se corresponde con la imagen de un dandi que deambula por la calles del Soho sin perder jamás la elegancia, que es el factótum de su estilo. En sus escritos autobiográficos, se lo ve haciendo perpetuo equilibrio entre la miseria, el alcohol y la creación literaria, siempre con una sonrisa cínica en los labios frente a una realidad tan implacable como vertiginosa.

Noches de Fitzrovia , recopilación de textos incluidos en Collected Memoirs , se divide en dos partes: "Francia: infancia y ritos de pasaje" e "Inglaterra: bohemia y vida profesional". En la primera, el narrador se focaliza en el inicio de su vida. El relato comienza el día de su nacimiento en Ramsgate y transita toda su formación, desde su niñera belga hasta sus años en Francia y su relación con los títeres, sus primeras lecturas y el episodio frustrante que marca el comienzo de su carrera como escritor. Las crónicas de la segunda parte se ocupan de sus años en Londres: su trabajo como vendedor de aspiradoras, la entrevista con el editor Jonathan Cape, su encuentro con Greene, el empleo como guionista de documentales junto con Dylan Thomas, las tremendas borracheras y los episodios de su amistad con el polifacético artista Peter Brooke.

Estos textos están unificados por una misma cadencia que hace que la lectura fluya como si se tratara de una novela. En cada crónica, MacLaren-Ross se destaca no sólo por su punto de vista, que erosiona el blindaje de la trivialidad, sino por la agilidad con la que hilvana una situación con otra en el marco de la trama. Su mirada, siempre mordaz, en ocasiones humorística, apenas escéptica, se ocupa de personajes y situaciones que se encuentran con su propio límite, en ese punto incierto entre la desesperanza y el patetismo. El clima de estos textos se corresponde con el clásico de entreguerra: cada instante es una melancólica celebración basada en la certeza de que el acontecer es igual de intenso que efímero.

Además de Noches en Fitzrovia , La Bestia Equilátera ha editado del mismo autor una novela, Veneno de tarántula , y un libro de relatos, Tostadas de jabón . La traducción de las tres obras le corresponde a María Martoccia y es para destacar la sensibilidad lingüística con la que rescata la textura del original. Estos relatos autobiográficos son una muestra más del talento de un escritor cuya voz resuena plena y cargada de vitalidad.

Noches en Fitzrovia

Por Julian Maclaren-Ross

La Bestia EquiláteraTrad.: María Martoccia

248 páginas

$ 73

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas