Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Villa Pehuenia levanta vuelo

Se multiplican las opciones en esta joven aldea de montaña rodeada de lagos, estepa, bosquede transición y selva valdiviana, sin descuidar los recursos naturales y con servicios de alta gama

Domingo 19 de febrero de 2012
SEGUIR
PARA LA NACION
0

VILLA PEHUENIA.- El lugar refugia bosques seculares de pehuenes cubiertos por barbas del diablo que indican la pureza del aire, ejemplares milenarios de los cuales deriva su nombre. Las araucarias están custodiadas por la comunidad mapuche que convive con el avance de una joven aldea turística creada el 20 de enero de 1989.

Está en el centro oeste de Neuquén, a 310 km de la capital provincial y a 1450 km de Buenos Aires. Aún es un pequeño caserío de montaña que conserva el encanto de la vieja Patagonia. En un radio de 100 km se dan todos los paisajes posibles de esta región: la estepa, el bosque de transición, la selva valdiviana, las 28 playas de lagos y lagunas de acceso libre; un lugar agreste de alta montaña, con el confort de sus hospedajes.

La mayoría de sus pobladores mantiene su compromiso con el cuidado del recurso natural junto con los pueblos originarios. Está prohibida la tala y poda de árboles sin autorización, así como el uso de bolsas de residuo plásticas: maitenes y araucarias son intocables.

Camino a las nubes

Villa Pehuenia resulta el lugar ideal para iniciarse en el trekking. El trato es personalizado y la oferta se adapta a las posibilidades del viajero, desde caminatas familiares hasta propuestas más exigentes y travesías. Siempre conviene ir acompañado por un guía. Además de conocer -aún no hay señalización de senderos- cuenta con los seguros pertinentes y la posibilidad de contactar ayuda en caso de imprevistos. Entre otras opciones se puede caminar hasta la bahía Corazón (3 horas), al Batea Sur (6 a 8 horas) o a la desembocadura del arroyo Blanco.

Frente al lago Aluminé comienza la caminata con Jorge Maciel (alias Chopper), atravesando bosques de lengas y ñires. Ambos forman parte de la familia de los nothofagus junto con los frondosos coihues que alcanzan alturas increíbles. En el camino hacia la cumbre del Batea Sur -que forma parte del macizo del volcán Batea-Mahuida, a 6 km del pueblo- aparecen manchas de bosquecillos aislados de araucarias araucanas.

Desde arriba, las vistas del lago Aluminé unido al lago Moquehue por el río Angustura, los cinco volcanes argentinos y chilenos (Lanín, Villarrica, Llaima, Lonquimay y Tohuaca), las cinco lagunas y la península que conforma la villa asoman en todo su esplendor. Dentro de una torreta de mármol, entre farallones de altura, se almuerzan deliciosos sándwiches con agua que sabe a gloria. Lo maravilloso de este tipo de paseos es lograr la familiarización con la naturaleza, su fuerza y el alivio que provoca: la libertad.

Guardianes de la tierra

La caminata hasta la bahía Corazón y el paseo en vehículos 4x4 por la reserva Quechu Lafquen resulta una posibilidad para toda la familia. Comienza la marcha a pie a unos 1500 m del puente del río Angostura por un camino vecinal rodeado de ñires, radales y pehuenes. Muy cerca, a fines de febrero acuden las familias al área de pingoneo donde se recolectan los piñones, frutos de las araucarias.

Luego de caminar 300 m se descubre el lago Moquehue, con su coloración cambiante a cuenta del lecho volcánico y la incidencia de los rayos solares. Sigue el sendero hasta desembocar en la bahía Corazón. Atrás quedan los restos de farallones con plantas aferradas verticalmente que hablan del origen glaciario del lago y su isla Bonsái.

La excursión continúa a bordo de vehículos 4x4 por la reserva mapuche Quechu Lafquen, donde viven cinco familias de la comunidad Puel que preservan el circuito de las cinco lagunas encadenadas: Karv o verde, Picún, Cohiuillia, Matethue y Redonda.

Durante la temporada de verano y hasta pasada Semana Santa, los jóvenes ofrecen paseos guiados y opciones como el trekking a una cascada bellísima; también administran el camping agreste. "En su rol de guardián de la tierra, el pueblo mapuche la cuida con devoción, logrando que cada visitante aprenda a querer la naturaleza", afirma Chopper.

La villa sigue su vida tranquila, sólo alterable con las distintas realidades ligadas al turismo, reconocidos festivales como el del chef (ver recuadro), realities , competencias de aventura.

Existen varios proyectos inmobiliarios. La teoría dice que fue otorgado el 90% del territorio disponible; el resto son reservas de la comunidad mapuche, la Municipalidad y la provincia.

Cuanto menos se modifique el entorno, más tiempo se podrá disfrutar de esta aldea de montaña que conserva sus hilos de agua entre araucarias milenarias.

Como escribió Daniel Carro en su libro El sueño del lonco (2009, Editorial Zampa), que cuenta la epopeya del volcán Batea-Mahuida y su parque de nieve, único centro de esquí del continente administrado por la comunidad mapuche: "(?) ojalá sepamos darnos cuenta, pese a los tiempos de cada uno, pese al tiempo sin retorno, pese a los tiempos del fin".

EL MEJOR TE DE LA ALDEA

Mónica Spiccia y Walter Rodegher sirven uno de los mejores tes de la villa en su hostería Al Paraíso. Basta arribar al comedor con vista al lago para que llegue la tetera de porcelana y la pastelería dulce y salada que cambia diariamente, los sándwiches triples de pan casero, el yogur, las mermeladas.

Mónica cuenta que sus mejores recetas provienen de los huéspedes y sus historias, escritas a mano en un hermoso cuaderno. Como esos alfajores de maicena de la abuela Susana, fórmula que le sirvió para criar sola a sus 8 hijos. O la torta vasca, con ricotta y crema pastelera.

Té para dos personas, 130 pesos.

Festival gastronómico, con sabores de piñón

Organizado por la Municipalidad de Villa Pehuenia, la provincia del Neuquén y la Cámara de Turismo, el VIII Festival del Chef Patagónico tendrá lugar el 28, 29 y 30 de abril, incluyendo el feriado puente del 1° de mayo.

Amadrinado por Dolli Irigoyen, ofrecerá ferias de productos regionales y clases magistrales de chefs con recetas que tienen como principal ingrediente el piñón, fruto de la araucaria araucana o pehuén.

Este año se sumará un patio de comidas rústicas al aire libre en manos de cocineros del país y Chile, fogones donde se preparará el tradicional asado con cuero, el curanto, el guiso de cordero en olla de hierro, las tortas fritas de piñón en caldero, las butifarras de ciervo al rescoldo, entre otras preparaciones.

DATOS UTILES

COMO LLEGAR

Avión a Neuquén : $ 1300 ida y vuelta, con ofertas anticipadas que se consiguen en 639.

Transfer a Villa Pehuenia: $ 900 el vehículo de 1 a 3 pasajeros.

Omnibus a Villa Pehuenia: la manera más cómoda de llegar en ómnibus es hasta Zapala. Desde allí, Albus es la única que llega a Pehuenia. El tramo Bs. As.-Zapala cuesta de $ 450 a 550. El tramo Zapala-Pehuenia, 90.

En auto: el costo de los 145 litros que gasta un auto naftero estándar en recorrer 1545 km desde Buenos Aires es de $ 850, aproximadamente.

DONDE DORMIR

Hostería Al Paraíso: Tel.: 02942- 1550-1020 /1566-6657. info@hosteriaalparaiso.com.ar ; www.hosteriaalparaiso.com.ar . Habitación doble desde $ 450 para dos personas con desayuno.

TURISMO AVENTURA

Trekking: Jorge Rubén Maciel (Chopper): Tel.: 011 (15) 5133-4106; chopper_2109@hotmail.com , www.choppertravesias.com.ar. Al Batea y al Batea Sur, $ 200; del Batea a Batea, 300; a la desembocadura del arroyo Blanco, 150; a la bahía Corazón (apto para familias con chicos y gente grande), 100. Paseo 5 lagunas, 200; la caminata suma 100 más. Para marzo organiza un viaje temático religioso a cargo de Myriam Dietrich ( www.ruecadealmas.com.ar ).

Pehuenia Tur: circuito a Paso del Arco y Aduana Vieja, canopy y multiaventura junto a Martín Maldonado, guía intérprete. Tel.: 02942-15668562; tinchomaldondado@hotmail.com

Paso del Arco es un antiguo paso a Chile donde se encuentran las ruinas de la Aduana Vieja y los bosques de pehuenes entre lagunas de altura. Zona de singular belleza habitada solamente por los puesteros de origen mapuche con sus animales en veranada.

Alto Aluminé rafting: Martín Arreceigor, Tel.: 02942-15503144, 15415423; raftingenpehuenia@hotmail.com . Rafting por el Alto Aluminé con equipo y traslados: $ 180 por pesona. De octubre a diciembre, con el mayor caudal producto del deshielo, es la mejor época para realizar rafting por el río Aluminé, por sus grandes y continuos rápidos, de dificultad nivel 3 y 4.

MAS INFORMACION

www.villapehuenia.gov.ar

www.neuquentur.gob.ar

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas