Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tres razones para odiar a Sandra Bullock

Mañana podremos ver a la actriz en la película nominada al Oscar Tan Fuerte, tan cerca; hoy te contamos qué no nos cierra de ella

Miércoles 22 de febrero de 2012 • 09:28
0

La sección más odiada y menos comprendida, ahora presenta tres razones para odiar a Sandra Bullock. Nuestra definición de odio, desde este recoveco de la web es: antipatía, aversión, admiración, abominación, enamoramiento y locura sana hacia algo o hacia alguien cuyo mal no se desea.

¡Que no, que no deseamos el mal! Admiramos desde un concepto que queremos desterrar y ustedes lectores, ya que han hecho click y se encuentran aquí junto con nosotros, lo haremos juntos. Sandra es odiosamente simpática y cuando quiere, es odiosamente buena actriz. Acaso, entre el odio y el amor, ¿no hay un solo paso?

Desde mañana podremos ver a Sandra Bullock en la pantalla gigante en Tan fuerte, tan cerca que está nominada como mejor película en los Oscar que se entregarán el domingo próximo. Si bien afirman que la actuación de Sandra es buena, aquí, nuestras tres razones para odiarla:

Tiene la sonrisa fácil

La madre de Sandra Bullock era alemana, con todo lo que eso implica en el carácter de un niño. Quienes no conocen a la actriz podrían decir (sí, desde el prejuicio) que la expresión de los sentimientos no es lo suyo quizás. Pero no. Ella es odiosamente simpática.

Sandra nació el 26 de julio de 1964 en Virginia (Estados Unidos), pero junto con su familia vivió en Alemania hasta los 12 años. Habla el alemán con fluidez y tiene doble nacionalidad (estadounidense y alemana). Sus padres le heredaron el amor por ser artista: John Bullock es especialista en la dirección vocal y Helga Meyer era cantante de ópera. Junto con su hermana Gesine, cantaba en coros de manera asidua. Además, estudió ballet de pequeña y toca el piano desde que tiene ocho años.

Ya mayor, y en Estados Unidos, dejó a un lado la música para estudiar actuación en la Universidad de Carolina del Norte. Para seguir sus sueños de actriz se mudó a Nueva York, donde trabajó como camarera, mientras buscaba trabajo en la actuación.

Tuvo varios trabajos en tiras televisivas hasta que tuvo un pequeño papel en la película El Rapto y su imagen y actuación resultó adorable. La película que la llevó a la fama fue Máxima velocidad en donde el guión sacó lo mejor de ella: la simpatía y las salidas graciosas. Sí, repetimos, es odiosamente simpática.

Lo suyo son las comedias, aunque actuó en varios dramas. Ahora, veremos cómo actúa en Tan fuerte, tan cerca, que trata la historia de un niño que pierde a su padre tras el atentado contra las Torres Gemelas.

Para peor, es solidaria. La revista Forbes la nombró la intérprete más rentable y la actriz mejor paga de 2009 con unas ganancias estimadas en $56 millones de dólares. Por eso, ese año, la incluyeron en el Libro Guinness de los récords.

Pero esos números no quedan allí, luego de invertir en un negocio de flores y una panadería, donó la cantidad de un millón de dólares a las víctimas del terremoto de Haití de 2010 a través de Médicos sin fronteras. Donó la misma cantidad tras el paso del huracán Katrina en Nueva Orleáns y en junio de 2010 participó en un concierto benéfico en la localidad de Nashville (Carolina del Norte) que había sido devastada por una inundación. Allí tocó unos acordes de la canción The Deep Purple Smoke on the Water. En octubre de 2011 se presentó en la gala benéfica AmfAR que tuvo lugar en Los Ángeles, para recaudar fondos para proseguir con la investigación del VIH.

2- Doble personalidad actoral

Sandra tiene una extraña trayectoria actoral. En 2009 ganó un Oscar por la película The Blind Side y el premio Razzie a la peor actriz por All About Steve (película que ella misma financió a través de su productora, Fortis Films). Ante esto, dijo en una entrevista: "Así es mi vida, perfectamente balanceada".


The Blind Side
Compartilo

Pero claro, como Sandra es como es, fue a recibir su Razzie de una manera muy particular. "Les doy las gracias por arruinar mi carrera", expresó en su discurso de aceptación del premio y aclaró que su actuación no había sido tan mala.

Pero no es la primera vez que es considerada por esos premios que se dan a lo peor de la industria del cine, medio en broma y medio en serio. Por su papel en la película de ciencia ficción Demolition Man, en donde actuó junto con Sylvester Stallone y Wesley Snipes, fue candidata al Razzie a la peor actriz de reparto.

Su salto a la fama se dio con la película Máxima Velocidad , en donde su mezcla de humor y dramatismo fue una buena fórmula para hacerse aún más visible en la industria.

Pero a eso le siguieron algunas películas con muy mala crítica. Por ejemplo, en 1996 actuó junto a Chris O'Donnell en el drama In Love and War que contaba la historia entre Ernest Hemingway y la enfermera Agnes von Kurowsky. Luego de los comentarios negativos, la cinta sólo recibió $25 millones mundialmente (sí, es poco en la industria). Otro tropezón fue su participación en la secuela de Máxima Velocidad (Speed 2: Cruise Control) que se desarrollaba en un lujoso trasatlántico que era secuestrado por un maniático que interpretó Willem Dafoe , el único actor que se lució. Jason Patric fue su compañero de reparto en sustitución de Keanu Reeves. Con un presupuesto de $160 millones consiguió $48 millones en Estados Unidos y recibió el Razzie a la peor secuela. Por su parte, Sandra fue nuevamente candidata en la categoría de peor actriz.

3- Siempre hace de Sandra Bullock

Sandra no es una de esas actrices camaleónicas que se transforman a la hora de interpretar un papel. Mirá un compilado de algunas de sus películas y decinos, qué te parece.

Es cierto que una vez en 2009 tuvo performance envidiable en un show televisivo y logró una transformación increíble: se convirtió en una latina. Por lo menos eso aseguraron desde el show norteamericano Lopez Tonight. Mirá el video. ¿qué opinás?

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas