Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

8 tips de poco esfuerzo y mucho dinero

Jueves 23 de febrero de 2012 • 03:00
0

La cantidad de tiempo y energía que le dedicamos al trabajo en una jornada regular es algo que debe ser cuestionado continuamente, buscando gozar de un volumen cada vez mayor de tiempo libre para dedicar al relax y al ocio creativo y productivo que es el que proporciona las mejores ideas. Para poder ganar mucho dinero esforzándonos lo mínimo indispensable (digamos, 4 horas por día) primero debemos deshacernos de todo el andamiaje que nuestros abuelos inmigrantes nos inculcaron: "trabajá duro si querés llegar a ser alguien en la vida".

Tip 1: Anímate a cuestionar aquello que bien sabés

Muchas veces, lo importante no son las respuestas sino las preguntas que nos hacemos:

¿Qué sentido tiene ganar más de 6.000 pesos por mes si para ello tenés que trabajar 10 horas por día?

¿Estoy dedicando los mejores años de mi vida a un trabajo que no me deja nada?

¿Realmente voy a hacer todo lo que sueño cuando me retire o es todo una fata morgana (ilusión óptica) para poder seguir este ritmo?

Que la mayoría de las personas que conozco trabajen como esclavos y vivan sólo 15 días al año cuando están de vacaciones… ¿significa que yo tengo que hacer lo mismo?

¿Estoy atrapado por un sistema de más consumo, más deuda, más trabajo?

¿Existen otras opciones?

Tip 2: Pensá en el ocio como algo positivo

"Sos un vago!" es quizá una de las peores cosas que nos pueden decir. Pero una persona productiva que prioriza de manera inteligente su tiempo eligiendo lo que verdaderamente es importante para él/ella (familia, deportes, lectura, viajes, etc…) dista mucho de ser un vago.

Es más bien alguien que sabe disfrutar del ocio. Pero… ¿de qué hablamos cuando hablamos de ocio?

Se llama ocio al tiempo libre que se emplea en actividades que no son ni trabajo, ni tareas domésticas esenciales. Es un tiempo recreativo que se usa a discreción. Es diferente al tiempo utilizado en actividades obligatorias como comer, dormir, hacer tareas, etc.

El ocio es una actividad realizada para descansar del trabajo. Debe tener, como toda actividad, un sentido y una identidad.

La distinción entre las actividades de ocio y las obligatorias no es estricta y depende de cada persona, así estudiar, cocinar o hacer música puede ser ocio para unos y trabajo para otros, pues estas últimas pueden hacerse por placer además de por su utilidad a largo plazo.

El objetivo que debemos ponernos a partir de ahora es emplear el ocio en actividades motivadoras y productivas.

Tip 3: Entendé que el capitalismo no quiere lo mejor para vos

Vivimos en un mundo mayoritariamente capitalista, y a pesar de ser un sistema que, en los últimos años, ha demostrado tener grietas por todos lados, no pareciera que fuera a haber un cambio importante en este sentido, próximamente.

Ahora bien, el error es pensar que el sistema capitalista, así como está estructurado hoy en día, quiere que te vaya bien en la vida.

El capitalismo quiere que trabajes de sol a sol por la menor cantidad de dinero posible, porque de esa manera puede exprimir al máximo tu productividad. Y si decidís jugar con sus reglas y sos seducido por lo que tiene para ofrecerte (obra social, jubilación, aguinaldo, vacaciones, ascensos, préstamos, consumo indiscriminado) lo único que obtendrás a cambio es stress, sensación de escasez de tiempo y, principalmente, vacío existencial.

Tip 4: Eludí los mandatos sociales y familiares

Desgraciadamente, la mayoría de los individuos elige su trabajo y trayectoria profesional basándose en lo que la sociedad, las instituciones educativas y sus padres aconsejan. Estas decisiones se ven influenciadas por el poder, la posición social, el prestigio y el nivel de ingresos que los empleos ofrecen, en lugar del disfrute y la satisfacción que podrían proporcionar. Por consiguiente, el mundo está lleno de personas tremendamente inteligentes, cultas, con estudios superiores y aptitudes increíbles que todavía no han vivido ningún éxito mensurable en su carrera laboral , que terminan transformándose en individuos que trabajan de lo que no le gusta con el objetivo de obtener dinero, para comprar cosas que no quieren, e impresionar con ello a personas que en el fondo detestan.

Desoír los mandatos sociales y familiares y plantearse seriamente qué es lo que querés hacer, es la mejor manera de ganar mucho dinero con poco esfuerzo.

Tip 5: Eliminá las quejas de tu vocabulario

Los argentinos, por naturaleza, solemos quejarnos todo el tiempo y por todo.

La queja por la escasez de tiempo es una de las más comunes.

"Estoy a las corridas", "me encuentro tapado de laburo" o "no me alcanza el tiempo para nada" son las declaraciones que generan automáticamente escasez; en este caso, escasez de tiempo. La situación empeora cuando nos damos cuenta de que dichas excusas no sólo sirven para justificar cualquier descuido sino que además se encuentran plena y totalmente aceptadas por la sociedad actual: pareciera que todos andamos sin tiempo por culpa del trabajo.

La realidad indica que dicha falta de tiempo no es real, sino que la gente desperdicia el tiempo en actividades insignificantes, luchando por alcanzar objetivos que en nada contribuyen a su éxito y felicidad.

Una de las razones por la cual la gente persigue las cosas menos importantes es que prácticamente todos los demás miembros de la sociedad se dedican a perseguir esas mismas cosas.

No basta con estar ocupados, la cuestión es: ¿en qué estamos ocupados?

Tip 6: Cambiá tu paradigma mental

Para lograr ganar mucho dinero con poco esfuerzo tenés que plantearte seriamente muchas cosas: la clase de amigos que tenés, cuanta televisión mirás por día, cuál es tu nivel de motivación para lo que estás haciendo, qué uso hacés de tu creatividad, la profesión que estás eligiendo, tus pasiones, y si padecés o no el síndrome de "el mundo me debe algo".

La elección de un individuo que busca el ocio creativo debería ser no trabajar más de 4 horas por día. No obstante, esas 4 horas deben ser trabajadas de manera intensa.

Tip 7: Operá según el modelo Ser-Hacer-Tener

Según lo que soy es que hago, y según lo que hago es lo que tengo.

Lo que soy está compuesto por mi manera de analizar la realidad que me toca vivir. En base a esas observaciones llevo a cabo conclusiones y a partir de allí hago (o acciono). En función de la calidad de mis acciones es que tengo o no lo que quiero.

Entonces, para tener lo que se quiere en el campo financiero, se debe operar desde un ser que cree firmemente que inversiones de rentabilidades importantes son posibles de alcanzar, y para ello debemos decodificar la realidad en la que vivimos con herramientas que nos lleven por ese camino.

La siguiente frase del libro Ontología del Lenguaje, de Rafael Echeverría, resume este pensamiento: "No sólo actuamos de acuerdo a lo que somos. También somos de acuerdo con como actuamos. La acción genera ser".

Tip 8: Evitá el aburrimiento

A que le tememos realmente? El miedo muchas veces te impulsa a realizar acciones que de otra manera no llevarías a cabo.

Si tu principal miedo es no tener trabajo, es probable que termines trabajando de cualquier cosa por más aburrida que sea con tal de no padecerlo. Y luego: listo, misión cumplida, tenés trabajo pero la mayor parte de tu día te la pasás mirando el reloj esperando que sean las 5 de la tarde para irte corriendo de tu puesto.

Las personas exitosas no tienen miedo a no tener trabajo…Su principal temor es aburrirse. Para evitarlo, son capaces de romperse la cabeza pensando algo que puedan hacer, los divierta y al mismo tiempo le sirva a otras personas.

Cuando, motivados por ese miedo, llegan a una idea que les sirve, la organizan, buscan aliados, la arman y probablemente al poco tiempo la vendan, disfrutando luego de su tiempo libre.

Una de las primeras cosas que tendríamos que pensar al levantarnos es dónde enfocamos nuestros miedos.

Conclusión

Emplees el tiempo en lo que lo emplees, debes tener en cuenta que ese momento es único y no volverá. Es importante saber entonces en qué lo "gastás" porque hay cosas que puedes recuperar en esta vida pero el tiempo no es una de ellas.

Las preguntas vistas en el tip 1, seguramente movilizarán a más de uno, porque si somos honestos, son preguntas que nos hacemos constantemente cuando trabajamos como bestias corriendo desde atrás la zanahoria, sin entender que es un blanco dinámico y no móvil.

El problema que surge luego es: qué hacemos con nuestro tiempo libre una vez alcanzado el objetivo. Y eso es algo que muchos temen preguntarse.

Pero seguir escapando mientras la vida se nos pasa no parece un buen negocio (el término negocio deriva de las palabras latinas nec y otium, es decir, lo que no es ocio o negación del ocio).

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas