Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Espectáculos

 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Música / Entrevista

Mala Rodríguez: rimas calientes del hip hop explosivo

Espectáculos

Una de las lenguas más filosas del género viene a presentar su último disco, Dirty bailarina, en La Trastienda

Por   | LA NACION

 
 

" Sin reputación no hay respeto conozco esta zona/esta mona no se anda por las rama/hablo claro consecuencias llegan/si me necesitas llama ". Mala Rodríguez se ganó el respeto de la escena musical con rimas como ésta, donde deja sentada su postura como mujer frente al mundo misógino y violento del hip hop. Y esa reputación de mujer directa y lengua filosa, que fue creciendo en los discos y en el vivo con rimas calientes, guarras, políticas, callejeras o poéticas, creó todo un imaginario alrededor de su figura.

"Es una chica brava", anticipa la agente de prensa que contribuye a la "fama" de "La Mala", un apodo creado por una de sus tías y que ella adoptó cuando llegó a las calles madrileñas desde Sevilla para abrirse camino en el hip hop con discos que hicieron crecer su popularidad, como Lujo i bérico (2000) y Alevosía(2003), que vendieron 100.000 unidades, un número inédito para un género como el hip hop en España.

En una sala semivacía de un hotel palermitano, Mala Rodríguez aguarda por la quinta entrevista para promocionar su concierto de esta noche en La Trastienda, y después de presentarse junto a su manager dice: "Hagamos la entrevista en el baño, ¿vale? Quiero cambiar de ambiente". La sorpresiva invitación muestra esa frescura gaditana, más parecida a la María Rodríguez nacida en Jerez de la Frontera en 1979 que a una estrella caprichosa con estigma de enfant terrible .

Enseguida le pone play al relato de una niña andaluza que se terminó transformando en la reina hispanohablante del hip hop con sus potentes rimas de grueso calibre. "Cuando era pequeña era un terremoto, siempre queriendo buscarle las vueltas a todo y queriendo apretar de más el tornillo, y no lo puedo evitar, sigo siendo así, pero también he cambiado", cuenta la personalísima Mala Rodríguez, sentada sobre el lavatorio del baño.

La escena parece el fotograma perfecto de una película musicalizada con hip hop. La Mala continúa con el relato de esa biopic . "De más joven hacía grafitis en los trenes, y eso ya no lo hago, aunque tengo amigos que siguen haciendo ese estilo de vida y me encanta, pero yo creo que la vida mía y mis experiencias se siguen ampliando en otros sentidos. Me siento bien con todas las Marías que hay en mí, me gustan todas las locuras que he hecho", argumenta la artista, con cierto aire de misterio.

Mala Rodríguez puede ser la poeta callejera capaz de hacer sonrojar al mismísimo René de Calle 13 con sus versos calientes; la inventora de un flow andaluz capaz de maravillar a la dura crítica con su premiado disco Malamarismo (2008); la versátil artista convocada para colaborar con el mundo pop de Julieta Venegas, y la cantante necesitada de abrirse del gueto hiphopero en su último disco, Dirty Bailarina , donde crea su propia fantasía de ficción sonora a lo Blade Runner .

"Tenía imágenes en mi cabeza de una especie de historia de terror fantástica pero futurista, donde aparece este personaje de la dirty bailarina que era como mi salvadora. Es mi tataranieta que viene a decirme desde el futuro: «Todo esto está superado»: Ahí empieza todo un viaje que refleja la vulnerabilidad mía, el lado fuerte, la madurez, mi parte reflexiva, momentos en los que opino del mundo en términos políticos, también. Para mí, es un trabajo que tenía que hacer porque me sentía mayor, me sentía bien, porque he superado un trago amargo y ahora tengo que hacer esto para reconocerme después de todas las aventuras que he vivido de la mano de este personaje de Dirty bailarina , porque soy yo, soy yo en el futuro", explica sobre ese viaje sonoro y poético de su último álbum de la mano del productor americano Focus (el mismo de Eminem).

"La Mala" instintiva y rapera le dio paso también a una cantante que abre otras puertas. "Estoy más consciente de todos mis poderes y mis herramientas. He encontrado mi voz, porque mucho tiempo no he sabido cantar y no he dado una nota y era todo por aquí (se señala el oído). Ahora me siento bien con mi voz y quiero seguir aprendiendo. Me gusta mucho aprenderme standards de jazz. Se me abrió una puerta para explorar."

¿Y dónde quedaron los discos de rap?

-La verdad es que estuve distanciada de escuchar discos de rap porque no me veía representada. Si yo estoy aquí con la edad que tengo diciendo estas cosas, ¿cómo voy a estar escuchando a estos mamarrachos? ¿Entiendes? La mujer quiere escuchar cosas más profundas. Estoy deseando que los raperos cumplan 50 años.

Perfil

  • Origen: nació en 1979 en Jerez de la Frontera, España. Vivió su infancia y adolescencia en Sevilla y se mudó a Madrid para grabar su primer demo.
  • Debut : Lujo ibérico (2000) sorprendió con versos filosos y un quejío flamenquito que le permitió vender 50.000 unidades. El hit: "Tengo un trato".
  • Solidez : Los discos Alevosía (2003) y Malamarismo (2007) impulsaron su proyección internacional y colaboraciones con Calle 13 y Nelly Furtado.
  • Cambio: Dirty Bailarina (2010) combina rimas urbanas, ciencia ficción, electrónica y sonidos galácticos. El tema "No pidas perdón" ganó el Grammy Latino a Mejor Canción Urbana.

PARA AGENDAR

  • Mala Rodríguez: la cantante presenta su disco Dirty bailarina
  • La Trastienda: Balcarce 460. Hoy, a las 21. Entrada: $ 150.
TEMAS DE HOYNarcotráficoInseguridadFeria del LibroLos números del IndecElecciones 2015