Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

No hubo espionaje, dijo Garré

Nadie será castigado por el Proyecto X

Sábado 25 de febrero de 2012
SEGUIR
LA NACION
0

El gobierno de Cristina Kirchner resolvió no sancionar a ningún jefe de la Gendarmería Nacional por la instrumentación del cuestionado plan de inteligencia denominado Proyecto X .

La ministra de Seguridad, Nilda Garré , afirmó ayer que ese programa no realiza espionaje ilegal, sino inteligencia criminal, y que otra unidad de la Gendarmería es la que hace inteligencia sobre movilizaciones sociales. Pero aseguró que sólo lo hace por orden del Poder Judicial.

cerrar

La Unidad Especial de Investigaciones y Procedimientos Judiciales (Uesprojud), hasta ayer desconocida, es la encargada de la inteligencia criminal, dijo Garré. Pertenece a la Gendarmería y tiene base en Campo de Mayo.

"El Proyecto X es para inteligencia criminal de delitos complejos. Exclusivamente", aseguró la ministra, visiblemente nerviosa e incómoda en una conferencia de prensa de 27 minutos en la cartera de Seguridad, en la que aceptó sólo tres preguntas.

En cambio, admitió otras actividades de inteligencia. "La Uesprojud puede identificar personas, fotografiando y filmando, siempre a requerimiento del juez interviniente", subrayó Garré.

Al justificar el Proyecto X, aunque no lo dijo con todas las letras, ratificó al jefe de la Gendarmería, comandante general Héctor Schenone, y al que fue hasta el sábado último director de Inteligencia Criminal, comandante general Marcelo Martinengo.

Cerca de Garré había trascendido desde el fin de semana que ellos podrían ser relevados si se los encontraba culpables.

En esa línea argumentó que la Uesprojud se dedica a inteligencia de dirigentes sociales y sindicales sólo por orden de la Justicia en "actividades preventivas, si entiende que hay hechos en las que pueden derivar en flagrancia o daño a las personas o cosas".

Se trata de una frontera brumosa: los jueces y los gendarmes podrían infringir así la ley de inteligencia si mezclan el delito con la política.

De hecho, sectores cercanos al Gobierno consideran que esa concepción supone "criminalizar la protesta social".

Por eso, Garré se despegó de cualquier imputación al asegurar, ante una pregunta de LA NACION, que "la Justicia es la garante de que no se infrinja".

La primera noticia sobre espionaje en la Gendarmería la había dado Schenone, al revelar en una causa que instruye el juez federal Norberto Oyarbide por denuncia de trabajadores de Kraft que los gendarmes se infiltran de manera encubierta en marchas y cortes de rutas para identificar a dirigentes sociales y sindicales. Y señaló que una de sus herramientas era el Proyecto X.

Cuando LA NACION consultó a Garré sobre la revelación de Schenone, la ministra no respondió. Prefirió, en cambio, contestar la segunda parte de la pregunta: ¿si la Uesprojud y la Justicia, que le ordena hacer espionaje, pueden infringir la ley de inteligencia nacional?

"El control de que no se esté infringiendo lo está haciendo el Poder Judicial", dijo Garré, terminante: "Me eximo de cualquier otro agregado. El Poder Judicial acá es el garante de que no se esté infringiendo una ley".

Argumentó que la ley de inteligencia prohíbe hacer bases de datos de personas, organizaciones, entidades o partidos políticos en cuanto a las ideas políticas o las luchas sociales. "Pero acá se están analizando delitos del artículo 194, del Código Penal; ahí es donde el juez dice: «Identifíqueme a los autores de este delito»", señaló Garré.

Ese artículo reprime con tres meses a dos años de prisión a quien bloquea calles o rutas, o impide el funcionamiento del transporte.

Sistema informático

Pero la ministra se centró en explicar que el Proyecto X es sólo un sistema informático de inteligencia criminal para investigar delitos complejos, para recopilar y cruzar información.

Además, Garré señaló que "el Proyecto X fue instalado en 2002 durante el gobierno del doctor Eduardo Duhalde, siendo secretario de Seguridad el doctor Miguel Angel Toma". Toma era, en realidad, titular de la Secretaría de Inteligencia (SIDE), y el secretario de Seguridad era Juan José Alvarez, un peronista que hoy está bastante más cerca del kirchnerismo.

En los días previos, el Gobierno había dejado trascender que el Proyecto X se montó cuando el actual senador por Buenos Aires y ex jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, controlaba las fuerzas de seguridad nacionales.

"En 2006 fue actualizado por requerimiento de jueces, fiscales y Ministerio Público", afirmó Garré. Señaló que sirvió para 285 causas judiciales, pero que ahora se lo reemplazó por otro sistema, el Ibase, más moderno.

Las explicaciones de Garré

"Proyecto X no es un plan secreto de espionaje, es una herramienta informativa para inteligencia criminal"

"No se utilizó nunca en manifestaciones sociales. Permite cruzar información en situaciones de inteligencia"

"Fue inscripto por la Gendarmería en la Dirección de Protección de Datos Personales en 2007; está regulado por ley"

El conflicto, paso a paso

NOVIEMBRE DE 2011 Denuncia a Gendarmería Nacional por espionaje Organismos de derechos humanos y delegados gremiales de Kraft Foods denunciaron a la Gendarmería Nacional por haber reunido, almacenado y analizado información "obtenida en forma clandestina e ilegal". Es el llamado Proyecto X.

15 DE FEBRERO DE 2012La admisión judicial del jefe de la fuerza El jefe de la Gendarmería, Héctor Schenone, reconoce ante la Justicia la existencia de un sistema que acumula datos de inteligencia sobre dirigentes políticos y sociales. Cuando se conoce, estalla una fuerte polémica política.

22 Y 23 DE FEBRERO DE 2012Casos de espionaje en Chaco y en Misiones La organización Barrios de Pie denunció que espías de Gendarmería tomaron fotografías y filmaron a manifestantes que acampaban frente a la Casa de Gobierno del Chaco. También hubo denuncias de dirigentes sociales de Misiones.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas