Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Wanda Taddei: una relación difícil con un final trágico

Comienza el juicio a Eduardo Vázquez, acusado de ser el responsable de causarle a su esposa quemaduras en el 60 por ciento de su cuerpo, que provocaron su muerte

Martes 28 de febrero de 2012 • 00:12
SEGUIR
LA NACION
0

Algo andaba mal. Por más de que su hija asegurara ser la mujer más feliz del mundo, había algo en esa relación que nunca lo convenció. Habían logrado separarlos en la adolescencia. Pero ella ya había crecido, era una mujer adulta, con dos hijos de una pareja anterior. Ya no podían echar a la calle al "noviecito". Ese muchacho, que tan poca confianza les inspiraba, se convirtió en su marido. Y fue el principio del fin.

Jorge Taddei soporta el dolor con la paciencia de quien confía en que la Justicia le dará una respuesta satisfactoria. Nada le devolverá a Wanda, que murió tras una durísima agonía. Pero su lucha va por otro lado: quiere que se sepa lo que pasó, que las mujeres víctimas del maltrato se animen a hablar y, sobre todo, que sus nietos no crezcan en el rencor y con ganas de venganza.

A dos años del fallecimiento de su hija, la Justicia lleva al banquillo a Eduardo Vázquez , su yerno y el único sospechoso de causarle las quemaduras en el 60 por ciento de su cuerpo, que provocaron su muerte.

Taddei asegura que hay pruebas suficientes, y espera la condena del ex baterista de Callejeros, que pasó de ser noticia por la música, a serlo por Cromañón y finalmente por la muerte de su mujer. "No creo que haya sobresaltos. Confiamos en la justicia", asegura el padre de la joven fallecida.

De amor adolescente a marido

Wanda y Eduardo habían sido novios cuando ella tenía 15 años. A los Taddei no les gustaba nada esa relación. Muy a pesar de ella, Jorge intervino para poner fin a esa relación. Sabía que Vázquez andaba en "una movida pesada, con la droga y el alcohol", y no quería que su hija entrara en ese ambiente.

Pero la vida los reencontró. Wanda ya no era una nena. Había tenido dos hijos, Facundo y Juan Manuel, con su pareja anterior. Y la reaparición de Vázquez en su vida volvió a despertar su amor por él, y el temor de sus padres.

Se casaron dos años antes de que Wanda muriera. Ella no había olvidado que se vio obligada a cortar su relación con él cuando era adolescente, por pedido de sus padres. Y lo dejó claro en su brindis de casamiento: "Nadie nos va a poder separar", dijo.

Un hogar violento

Beatriz, la madre de Wanda, estaba preocupada por los chicos. Sus nietos dejaban traslucir una violencia que se respiraba en el ambiente .

"Juan Manuel se desinflaba con una sola mirada de Vázquez", recuerda Beatriz. Violencia psicológica, dice.

Cuenta que una vez, Facundo había estado encerrado en su cuarto, como castigo. Tenía seis años. Cuando sus abuelos le preguntaron por qué se había portado mal, el nene les dijo que lo hacía a propósito, porque "se sentía más tranquilo cuando lo encerraban".

Su hermano, Juan Manuel, también les contaba que "en el cuarto de Eduardo no se podía entrar del olor a porro que había".

Unos meses antes de ese día tráfico, del colegio lo llamaron al papá de los chicos y le dijeron que Facundo tenía reacciones muy violentas, que rompía los lápices. "Nosotros estábamos viendo con Beatriz cómo podíamos llegar ahí. Fuimos a Defensoría del Menor de Mataderos y pedimos que les hicieran exámenes psicológicos", cuenta Jorge. Pero Wanda tenía mucha personalidad y ellos sabían que los iba a convencer de que no pasaba nada.

Beatriz temía que algo malo pasara, pero nunca imaginó que iba a ser la muerte de su hija.

"El día trágico"

Así recuerdan los Taddei aquel 10 de febrero de 2010. Vázquez había salido. "Era una de sus noches de pendejas, escabio y faso", dice Jorge.

Llegó a la madrugada, Wanda lo había estado llamando insistentemente al celular. Su hijo Facundo le había advertido: "No lo llamés porque se pone como loco".

Lo que sucedió luego es lo que se debatirá en este juicio. Según Vázquez, fue un accidente : cuando estaban "forcejeando" con una botella de alcohol "él se prendió fuego, se produjo como una nube y ahí se incendió ella".

Lo cierto es que, más allá de cómo sucedió realmente, que es lo que deberá probarse en el juicio, Wanda llegó al Hospital Santojanni con el 60 por ciento de su cuerpo quemado. Días después, moriría.

Al enterarse de que había pasado algo, Jorge se dirigió al lugar. Allí tuvo un durísimo diálogo con su yerno.

- "Si Wanda se muere matame. ¡Matame!", dijo Vázquez.

-"Te doy el beneficio de la duda, pero si fuiste vos te vas a tener que hacer cargo", fue la respuesta contundente del padre de Wanda.

Y así lo hizo. Jorge Taddei dejó la investigación en manos de quien corresponde, y ahora se prepara para lo único que desea: que se haga justicia.


Otras mujeres que fueron quemadasEn 2012Mailén Aldana, de 17 años, falleció el pasado 21 de febrero , con el 75% del cuerpo quemado, presuntamente por su novio En 2011Mayra Ascona, de 30 años, embarazada, fue quemada presuntamente por su marido, en marzo de 201.Ivana Correa, de 23 años, falleció el 29 de enero de 2011 , presuntamente quemada por su ex pareja En 2010En diciembre, en el barrio porteño de Flores, Alejandra Rodríguez, madre de una nena de 4 años, fue quemada con alcohol por su pareja.También en diciembre, en la localidad bonaerense de Rafael Castillo, partido de La Matanza, Norma Rivas, de 22 años, madre de tres niños, murió a raíz de las graves heridas sufridas tras ser rociada con nafta y prendida fuego por su pareja.El 8 de septiembre, en una casa del partido bonaerense de Pilar, una mujer fue golpeada y quemada con agua hirviendo, que le produjo graves heridas en un 70 por ciento de su cuerpo.El 23 de agosto, Fátima Guadalupe Catán , embarazada, de 24 años, falleció producto de las graves quemaduras sufridas durante un confuso incidente protagonizado con su novio en su casa de la localidad bonaerense de Villa Fiorito, partido de Lomas de Zamora.También Dora Coronel, de 26 años, debió ser internada en grave estado por las quemaduras sufridas en el 65 por ciento de su cuerpo. Su marido le arrojó alcohol y le prendió fuego.
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas