Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

El artista le arruinó la fiesta al film de Scorsese

Espectáculos

Se entregaron los Oscar, en la noche más esperada del cine; accedé a la galería

 
 

Prometió y cumplió. Billy Crystal levantó ovaciones cuando apareció en el escenario para inaugurar la ceremonia de los Oscar, en lo que fue su gran regreso como anfitrión de los premios más esperados del cine internacional. Había sido el presentador estrella en ocho ocasiones anteriores pero hacía ocho años que su rol era ocupado por otros comediantes. Su retorno fue a lo grande: un video que satirizaba a las películas candidatas al premio mayor con él como protagonista seguida de una entrada triunfal al escenario y un compilado de musicales históricos en tono de broma provocaron la carcajada y los aplausos de sus colegas. Así se dio por inaugurada la 84° edición de los premios de la Academia.

Las expectativas eran muchas y las especulaciones en torno a los posibles ganadores pululaban por todos los medios de comunicación. ¿Quién se llevará el premio mayor? ¿Obendrá Meryl Streep el tercer Oscar de su carrera? ¿Y Clooney se impondrá como mejor actor? ¿Habrá sorpresas? Poco a poco, esas preguntas fueron encontrando respuestas.

Los primeros Oscar se entregaron a toda velocidad. Dos seguidos para La Invención de Hugo Cabret , el film de Martin Scorsese nominado en 11 categorías. El artista comenzó a pisarle los talones tras obtener el galardón al mejor diseño de vestuario y a mejor banda sonora, y de repente, a media hora de comenzada la fiesta y después de varios efectivos chistes del anfitrión, llegó el momento emotivo: Octavia Spencer se hizo con la estatuilla a mejor actriz de reparto por su trabajo en Historias Cruzadas y no pudo contener las lágrimas. Cuando parecía que el nudo que tenía en la garganta no la dejaría hablar, estalló en una lista de agradecimientos con una verborragia similar a la de su personaje en el film . Hizo reír, llorar a sus colegas y recibió su merecido aplauso de pie.

Una hora después, la acumulación de premios para la película de Scorsese empezaba a delinear el panorama: mejor edición de sonido, mezcla de sonido, dirección de arte, fotografía y efectos visuales. Pero nadie todavía podía cantar victoria.



Aunque la contienda era pareja, el mejor actor de reparto tenía su premio más que asegurado: Christopher Plummer era el gran favorito y la Academia no lo defraudó. Exultante de alegría, se tomó más que el tiempo previsto para agradecer a todos sus seres queridos, y fue especialmente tierno con su esposa: "A vos, mi querida, que me rescatas todos los días".

Entre categorías, los encargados de divertir al público fueron las parejas de actores que antes de anunciar a cada ganador interpretaban un breve sketch: Gwyneth Paltrow y Robert Downey Jr. jugaron a pelearse e interrumpirse al hablar. Angelina Jolie sacó su lado más sensual a la hora de presentar al mejor guionista, y Milla Jovovich mató con su mirada cuando le tocó entregar otro premio. Sin embargo, los que lograron hacer resonar las carcajadas en todo el teatro fueron Emma Stone, convertida en una excitada adolescente ansiosa porque era su primera vez como presentadora de un premio, y Ben Stiller, el veterano actor acostumbrado y aburrido de entregar estatuillas "a otros".

Lo espectacular vino de la mano del Cirque du Soleil, que presentó un cuadro de acrobacia y música que dejó boquiabiertos a todos en honor al cine.



Alrededor de la una de la madrugada se comenzaron a conocer los ganadores de las categorías más esperadas. Michel Hazanavicius se alzó con el galardón al mejor director y luego Jean Dujardin le dio el cuarto Oscar a El artista , que para entonces ya había empañado la fiesta del equipo de La invención de Hugo Cabret.

El momento emotivo y la ovación vinieron con el premio a la mejor actriz: Meryl Streep se convirtió en la segunda intérprete (Katharine Hepburn fue la primera) en obtener tres premios Oscar en su carrera por su interpretación de Margaret Tatcher en La dama de hierro

 
 

A la 1.30, Tom Cruise se hizo presente en el escenario para anunciar la mejor película. Los candidatos eran nueve: La invención de Hugo Cabret, El Artista, Los descendientes, Tan fuerte y tan cerca , Historias cruzadas , Medianoche en Paris , Moneyball , El árbol de la vida y Caballo de guerra. "Y el ganador es... El artista ", pronunció Cruise a viva voz.

Todo el elenco subió a alzar un premio previsible: El artista era la gran favorita sobre todo por su osadía de hacer una película muda en esta época de grandes despliegues tecnológicos. Cuando le tocó el turno al director del film, Michel Hazanavicius, ante el micrófono, apeló al romanticismo y le agradeció a su mujer, Bérénice Bejo, la protagonista: " Quiero agradecer a mi amor. Inspiraste la película y a mí. Gracias por estar, en la película y en mi vida".

Sin mayores sorpresas, la película que homenajea al cine mudo fue la justa ganadora de la jornada y en las antípodas estéticas, La Invención de Hugo Cabret se consolidó como la gran triunfadora en los rubros técnicos.

¡Mirá la lista con todos los ganadores!





.

TEMAS DE HOYLa mafia de los medicamentosDeclaraciones juradasArgentina en defaultLey de abastecimiento