Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La clave es el desnivel entre los vagones

Peritos analizaron los frenos de los coches

Sábado 03 de marzo de 2012
0

La clave para descubrir las razones por las cuales el choque del tren del Sarmiento provocó la muerte de 51 personas pasará por establecer qué hizo el conductor, cómo era el estado de los frenos de la formación y corroborar que no funcionaban los paragolpes. Pero, fundamentalmente, por determinar si los vagones estaban nivelados entre sí.

Al parecer esto no fue así y es lo que explicaría que dos vagones de la formación se hayan montado uno sobre el otro. Ello provocó el aprisionamiento de los cuerpos y la muerte de las víctimas, explicó a LA NACION uno de los expertos que tienen acceso al grupo de especialistas que están haciendo los peritajes en la propia formación.

De hecho, en un tren del Sarmiento que circuló ayer entre Once y Moreno se sacaron fotos y se determinaron desniveles entre los vagones enganchados uno detrás de otro de hasta 9 centímetros. Es el fuelle que une los vagones el que salva esa diferencia.

En un accidente ocurrido en 1993, en una formación que cubría el recorrido Tigre-Retiro, el tren chocó contra los paragolpes de la vía número 2 a 27 kilómetros por hora. En esa ocasión, los paragolpes de la estación sí funcionaron y el tren estaba adecuadamente nivelado. Semejante siniestro sólo provocó lesiones en el conductor, Miguel Portugal, que estaba en el primer vagón. No hubo ni un muerto, aun cuando la formación circulaba siete kilómetros más rápido que la que chocó en Once el martes de la semana pasada.

El sistema de frenos

Ayer, los peritos designados por el juez Claudio Bonadio trabajaron sobre los últimos cuatro vagones del tren chocado la semana pasada, que estaban sin daños. Comprobaron, haciéndolos rodar, que el sistema de frenos individual de esos coches funcionaba. Pero el resultado no es relevante para saber si hubo fallas mecánicas o no porque no se pudo determinar aún si la válvula que acciona esos frenos, que está situada en la cabina del conductor, funcionaba bien o no. De todos modos los peritos secuestraron un trozo de manguera para analizar.

La investigación técnica sobre las causas del accidente está a cargo de los ingenieros ferroviarios Néstor Luzuriaga y Juan Alfredo Brito, de la Universidad de Buenos Aires, y del ingeniero Raúl Díaz, del cuerpo de peritos de la Corte Suprema de Justicia. A ellos se sumaron Alejandro Leonetti, de la Secretaría de Transporte; Horacio Faggiani, de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT); Carlos Díaz, en representación del maquinista, y Julio Pastine, de TBA.

Bonadio dispuso un cronograma de peritajes que se extiende hasta el 12 de marzo y que continuará el lunes, con el análisis de los vagones que sufrieron daños por el choque.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas