Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Adulación y culto a Chávez, potenciados por su enfermedad

La recaída del presidente renovó el fervor en torno a su personalidad; el marketing chavista, en auge.

Martes 13 de marzo de 2012
SEGUIR
PARA LA NACION
0

CARACAS.- "Sepa usted, ilustre compatriota y líder perentorio de la necesaria revolución bolivariana, que con usted todo, sin usted nada." El almirante Aníbal Brito no es un marciano, aunque lo parezca. Es uno más en la extensa corte de aduladores que rodea al presidente Hugo Chávez . Como Andreína Tarazona, viceministra de Juventud, que durante la celebración de la fiesta que da nombre a su ministerio no se sonrojó al declarar públicamente que "Chávez es el principal joven del país".

La recaída del líder revolucionario ha dado pie a una nueva ola de culto a su personalidad, que navega entre constantes declaraciones adulatorias de los más cercanos y el cordón umbilical casi místico que Hugo Chávez mantiene con parte de la población venezolana.

" El culto a Chávez viene de hace años y tiene una explicación psicosocial", profundiza el psicólogo Roberto de Bríes a LA NACION. "El puso rostro e identidad a un colectivo que se sentía olvidado, que no existía." Nícmer Evans, politólogo revolucionario, va más allá: "Chávez representa la venezolanidad en su máxima expresión".

De Bríes estudia hace años el fenómeno que define a la Venezuela bolivariana, marcada por el "carisma emocional" de su líder y su relación con el pueblo. "La mayoría de la población venezolana, entre el 75 y 80%, se maneja con lo que denominamos paradigma metafísico. Se fundamenta en la fe y eso Chávez lo maneja muy bien. No quiero utilizar el término religión, pero se traduce en una especie de adoración superior a una persona ideal", afirma.

La teoría de este prestigioso psicólogo explicaría parte de las manifestaciones públicas de estos días, muchas de ellas promovidas por el oficialismo, desde las etiquetas en Twitter (#PoramoraChávez) hasta el encendido de la famosa Cruz del Avila (la montaña que circunda Caracas), un símbolo católico que sólo se ilumina en Navidad, pero que el ministro de Turismo decidió prender de nuevo "en un acto de fe y amor por el comandante".

En Guayana, hincharon un gigantesco Chávez de plástico, y en la sede capitalina de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) instalaron una gigantografía del comandante-presidente, y raperos oficialistas cantaron odas a la vida que hip-hoperos de cualquier otro lugar denostarían como música pop.

El marketing chavista también disfruta la bonanza actual. La iconografía bolivariana se vende en las calles y en los negocios: chavecitos que parecen muñecos, tazas con su efigie, relojes revolucionarios y paraguas con el rostro de Chávez? Esas mismas calles viven hoy obsesionadas por el cáncer del presidente: todos parecen recién doctorados en oncología y todos conocen a alguien que conoce a alguien que sabe toda la verdad.

Las demostraciones espontáneas de apoyo de parte de un pueblo (en torno al 38% milita en el chavismo duro) se suceden, muchas de ellas de tipo religioso. Y es que la enfermedad de Chávez ha generado "angustia e incertidumbre, incluso han aumentado los niveles de miedo", según De Bríes, "sobre todo debido al oscurantismo con la que se ha manejado desde el principio".

Oraciones, marketing y muchos disparates. "¡Dios es chavista!", clamó Mario Silva, estrella radical de la televisión pública y azote de los opositores. "Chávez trasciende los límites espacio-temporales", le contestó otra de las caras conocidas del chavismo mediático.

Figuras de dentro y fuera del país compiten por liderar el ranking de los halagos. "Lo amo por encima de todas las cosas", sentenció Diego Armando Maradona. "Curate, ponete firme y peleale al cáncer", reclamó Hebe de Bonafini, una de las estrellas en el Día de la Mujer de Caracas. "Lo quiero mucho, lo necesitamos, tengo muchas ganas de verlo, de besarlo, de abrazarlo", añadió la presidenta de las Madres de Plaza de Mayo.

La competencia es de tal calibre que varias voces se han levantado incluso desde dentro de la revolución. "Nadie duda del amor del pueblo a Chávez, pero la adulación permanente es falsa e inconveniente. Chávez no es un dios o un semidios", protesta Evans. "Una cosa es el pueblo dando expresiones de amor a su líder y otra son sus funcionarios, que de cada 100 palabras, 80 son para elogiar al presidente y 20 para hablar de su gestión", resume el politólogo.

Edgar Perdomo, un analista de izquierda también bajo tratamiento de quimioterapia, hizo llegar sus quejas a Aporrea, una web radical: "El culto a la personalidad ha sido algo consustancial en el proceso, llevado a cabo por aduladores de oficio. A los comprometidos nos incumbe reponer el fin estratégico de la revolución".

Hubo algunas protestas y muchos oídos sordos, incluso entre los que luchan por la sucesión del "hiperlíder" de la revolución. Como el vicepresidente Elías Jaua, que declaró públicamente: "Ninguno de nosotros aspira a suceder a Chávez". Y que más tarde se descolgó con una nueva frase para el ranking: "Nunca más habrá pueblo vencido, masacrado y humillado. Ahora tenemos a Chávez".

Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea, es otro de los delfines del chavismo. Tampoco se quiere quedar atrás, ni en la carrera por la sucesión ni en el top de la adulación. Si se celebrase un reality show del culto a Chávez, Cabello sería un enemigo temible, uno de esos competidores con los que nadie quiere enfrentarse. Una de sus frases resume esta historia: "Lo que siente el pueblo por Chávez es más que amor. ¡Es frenesí!".

Gobernando por Twitter

CARACAS (DPA).- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que se recupera en La Habana de la operación de un tumor maligno, envió ayer a sus colaboradores órdenes y líneas de acción para la marcha de los programas de gobierno a través de Twitter. El mandatario reapareció en su cuenta después de dos días de silencio, al enviar instrucciones a su vicepresidente, Elías Jaua, sobre varios temas de la agenda nacional. "Compañeros ministros, gobernadores: Quiero que el Comando Estratégico me presente pronto el plan integral de desarrollo de todo el Valle del Yaracuy", escribió Chávez, que dijo que volverá en los próximos días a Caracas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas