Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Velada crítica del BID a la política cambiaria argentina

Consideró que, igual que la venezolana, "no encaja" en las categorías de análisis que aplica en la región

Lunes 19 de marzo de 2012
SEGUIR
LA NACION
0

MONTEVIDEO.- El régimen cambiario argentino resulta inclasificable para los economistas del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Así surge del informe macroeconómico anual para América latina y el Caribe, coordinado por su economista principal, Andrew Powell, que esa entidad presentó ayer aquí en el marco de su reunión anual y que mantiene una visión optimista sobre la continuidad del ciclo de expansión en la región, aunque advierte que la tasa de crecimiento promedio caerá del 5,4 por ciento de los últimos dos años al 3,6 por ciento en 2012.

Se trata de un trabajo de simulación sobre los impactos que una profundización de la crisis global tendría por estas tierras, en el que se repasan las vulnerabilidades fiscales, monetarias y de la balanza externa de cada país, entre otras cosas, para alertar sobre cuáles podrían ser los posibles canales de transmisión.

La sorpresa fue que, al adentrarse en el análisis de las políticas cambiarias, se abstiene de evaluar en la materia los casos de la Argentina y Venezuela, por considerar que "no encajan" bien en las tres categorías a las que recurre el banco para conceptualizar el impacto que pudieran tener ante un posible shock externo.

El relevamiento identifica que en la región coexisten regímenes cambiarios muy diferentes, entre los que se cuentan tres economías dolarizadas, tres con tipo de cambio fijo, nueve regímenes de metas de inflación o en transición hacia ese régimen y nueve con regímenes intermedios. Pero en ninguno de ellos se atreve a incluir a la Argentina y a Venezuela.

Las autoridades argentinas definen a la política cambiaria actual como de "flotación administrada", en alusión al papel clave que juega el Banco Central (BCRA) en la regulación de la oferta y la demanda de divisas para mantener control sobre el precio del dólar.

Pero para los economistas del BID, ese esquema es tan artesanal que resulta inclasificable.

Sin embargo, que la política cambiaria argentina, por esta vía, haya quedado emparentada con la venezolana no es casual, porque en los últimos meses el gobierno de Cristina Kirchner adoptó una serie de medidas restrictivas a las operaciones con divisas que reconoce antecedentes en el camino que tomó la administración de Hugo Chávez.

Por caso, la anunciada imposibilidad de hacerse de dólares desde cajeros automáticos ubicados en el exterior (que regirá desde comienzos del mes próximo) mediante retiros de cuentas locales en pesos rige en Venezuela desde hace cuatro años.

El estudio presentado ante la Asamblea de Gobernadores del BID, denominado "El mundo de los senderos que se bifurcan", abrevando en un cuento que Jorge Luis Borges publicó en 1941, ofrece un análisis integral de los riesgos a corto y a mediano plazo que enfrenta la región y una evaluación de sus principales vulnerabilidades y fortalezas macroeconómicas, así como recomendaciones para ejecutar políticas que tiendan a preservar el actual ciclo.

Concluye que la región podría soportar un posible deterioro mayor de la situación en Europa y una desaceleración del crecimiento en China, que estima en el 1,5%. Pero está algo más expuesta a padecer cimbronazos si ese escenario tendiera a agravarse, "porque tiene menos colchones que antes de la crisis de Lehman Brothers", explicó el economista Santiago Levy, al presentarlo a la prensa.

Fue cuando advirtió además que la crisis de 2008 tuvo más impacto sobre América Central y el Caribe porque tenía su base en Estados Unidos; en cambio, los posibles remezones ahora tendrían que ver con Europa y China, lo que deja más expuestos "a los países de América del Sur, que tienen ingresos más dependientes de las materias primas". Al respecto, consideró que los productores de metales están más expuestos que los de granos, "porque la demanda china, en ese caso, tiene más componentes estructurales'.

Del trabajo de simulación surge que la Argentina estaría en condiciones "similares" que en la anterior crisis para responder a shock externos. Pero el análisis excluye al canal cambiario, por considerarlo inclasificable.

Por la ciudad vieja

Acceso restringido En pocos lugares del mundo la burocracia del BID, y los casi 4000 asistentes a esta cumbre se deben haber sentido tan a gusto como en Montevideo. La llamada Ciudad Vieja, histórica zona, que marca el punto de fundación de la capital uruguaya, está vedada al tránsito y restringida a los transeúntes, pero liberada para quienes cuenten con la acreditación correspondiente.

Acuerdo bancario El Banco Provincia y el Banco de la República Oriental del Uruguay anunciaron aquí la próxima rúbrica de un convenio de cooperación entre ambas entidades, que procura que ambos bancos compartan su plataforma de negocios para provecho de su respectiva clientela. "Analizaremos la posibilidad de compartir el servicio de cajeros automáticos y otros medios tecnológicos para empresas e individuos" dijo Gustavo Maragoni, presidente del Bapro, tras la reunión con su par del BROU, Fernando Calloia Raffo.

El Banco Mundial, contra el proteccionismo

MONTEVIDEO (De un enviado especial).- Los funcionarios argentinos que participan de esta cumbre parecen haber recibido en las últimas horas una instrucción porque, en privado, se esmeraron en pedir paciencia y transmitir calma ante cada reclamo que recibieron por las trabas que impone la Argentina a las importaciones. La reacción llegó luego de que esta cuestión se convirtiera en uno de los temas centrales de la cumbre, tras las quejas que al respecto realizaron representantes de Uruguay, Chile y México. "Son tensiones marginales propias de una etapa de crecimiento", había dicho anteayer el ministro de Economía, Hernán Lorenzino. "Es un problema de corto plazo porque el gran objetivo de la región debe seguir siendo mejorar la productividad y la competitividad", dijo ayer Hasan Tuluv, vicepresidente del Banco Mundial para América latina y el Caribe, aunque tras aclarar que las medidas proteccionistas deberían ser "las últimas en adoptarse". Hoy llegará a Buenos Aires para verse con la presidenta Cristina Kirchner.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas