Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

30 años después / Tensión con el gobierno de Humala

Perú no recibirá a un buque inglés

Política

Ayer fue un día de frenéticas negociaciones en la Cancillería. La estrategia diplomática de la Argentina de mantener inquebrantable al bloque de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en el reclamo por la soberanía de las islas Malvinas corrió serios peligros de fisura por un socio estratégico de la región: Perú tenía previsto recibir pasado mañana una visita de la fragata de guerra británica HMS Montrose , que patrulló en las aguas del Atlántico Sur, pero finalmente se decidió cancelar su llegada.

 
La fragata HMS Montrose, de la marina británica, tenía previsto amarrar en Perú el próximo jueves. Foto: Archivo 
 

Luego de intensas gestiones del embajador argentino en Lima, Darío Alessandro, y de los diálogos telefónicos que hubo entre los cancilleres Héctor Timerman y Rafael Roncagiolo, el gobierno peruano de Ollanta Humala anunció en un breve comunicado que "ha quedado sin efecto" la visita de la fragata británica al puerto de El Callao.

Según anunció Roncagiolo en Lima, "esta decisión ha sido adoptada en el espíritu de los compromisos de solidaridad latinoamericana asumidos en el marco de la Unasur respecto de los legítimos derechos de la Argentina en la disputa de soberanía sobre las islas Malvinas , Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes".

La decisión de Perú resultaba contradictoria con lo adoptado 48 horas antes por la Unasur. En una cumbre que finalizó el sábado en Paraguay, los cancilleres de la Unasur habían aprobado un documento en el que se exhortó al Reino Unido a discutir con la Argentina la soberanía de las Malvinas. También allí se cuestionó la presencia militar de Londres en el Atlántico Sur.

Sin embargo, ayer Ambito Financiero informó que Perú tenía previsto recibir este jueves una "visita protocolar" de la fragata HMS Montrose. La nave de la armada real británica cuenta con 183 tripulantes y tenía previsto permanecer en Perú hasta el lunes 26 como huésped de la marina peruana. La noticia causó alerta en Buenos Aires y en la embajada argentina en Perú.

Negociaciones

A partir de ello, la diplomacia argentina puso en marcha negociaciones para intentar frenar la decisión del gobierno de Lima, que había enviado un proyecto de ley al Congreso en el que pedía la aprobación de la visita protocolar del buque británico, "de acuerdo al Programa de Actividades Operacionales de las Fuerzas Armadas del Perú con Fuerzas Armadas Extranjeras".

Según confiaron a LA NACION fuentes de la cancillería argentina, el embajador Alessandro comenzó desde muy temprano las negociaciones con el gobierno de Humala para evitar una medida de Perú que pudiera poner en riesgo el acuerdo de la Unasur por Malvinas. En paralelo a las gestiones de Alessandro, Timerman habló con su par Roncagiolo para evitar un conflicto diplomático.

Entre las cartas de negociación que arrojó la Argentina no sólo se llegó a plantear el incumplimiento de Perú ante la Unasur, sino que también se puso en duda la visita oficial de Humala prevista para mayo, en la que se reunirá con Cristina Kirchner. "Se analizó todo y hubo mucha tensión", se limitó a comentar un destacado funcionario de la cancillería argentina.

En tanto, el embajador de Perú en Buenos Aires, Nicolás Lynch Gamero, expresó a LA NACION que "Perú ratifica la defensa de la soberanía argentina en las Malvinas" y afirmó que la decisión de dejar sin efecto la visita del barco inglés se tomó antes de las quejas de Timerman y Alessandro. No hay constancias de que ello haya sido así.

Empero, Lynch Gamero buscó suavizar el momento de tensión al sostener: "Tenemos una relación de amistad con la Argentina y compromisos asumidos en la Unasur que no vamos a abandonar", dijo el embajador peruano, que además desmintió la versión de que Humala tenga previsto un viaje a Londres para reunirse con el primer ministro británico, David Cameron.

La fragata Montrose, equipada con un sistema de lanzamiento de misiles Sea Wolf, torpedos antisubmarinos y un helicóptero Lynx, patrulló el Atlántico Sur desde noviembre de 2011 y sería reemplazada por un destructor de mayor envergadura..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYEl caso de Lázaro BáezCristina KirchnerElecciones 2015SuperclásicoConsejo de la Magistratura