Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Bajo impacto de la AUH en la escuela

Así surge de una encuesta realizada entre directores, docentes y preceptores de colegios públicos y privados

SEGUIR
LA NACION
Jueves 22 de marzo de 2012
La Asignación Universal por Hijo aún no se convirtió en una política socioeducativa
La Asignación Universal por Hijo aún no se convirtió en una política socioeducativa. Foto: Archivo
0

La Asignación Universal por Hijo (AUH) no ha logrado convertirse en una política socioeducativa, como planteaba el Gobierno al presentarla en 2009, ya que contribuyó poco a atraer a los niños y adolescentes a la escuela. Tampoco se cumple la condicionalidad que imponía la asistencia a clase a cambio del cobro del beneficio.

Así quedó demostrado en un amplio relevamiento nacional efectuado por el Observatorio de la Educación Básica Argentina, integrado por la Fundación Centro de Estudios en Políticas Públicas (CEPP), la Universidad de Buenos Aires (UBA) y el Banco Santander Río, con el apoyo del Ministerio de Educación de la Nación.

El beneficio fue establecido por el decreto 1602 de 2009 y fijó el pago mensual del 80 por ciento de la Asignación Universal por Hijo ($ 216 por hijo y $ 864 por hijo con discapacidad); el 20 por ciento restante ($ 54 y $ 216) sólo se hace efectivo una vez por año, cuando se cumple con la escolaridad, el control sanitario y el plan de vacunación nacional.

El reingreso escolar por la AUH fue del 13 por ciento en el nivel primario y del 23 por ciento en el secundario. La cifra, sobre todo en el primario, difiere de la brindada en marzo de 2010 por el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni. "La matrícula se incrementó en un 20 por ciento", había afirmado a medios periodísticos.

El relevamiento del Observatorio de la Educación Básica Argentina se efectuó en 550 escuelas públicas y privadas de los niveles primario y secundario de todo el país, que incluyó a 571 directores, 915 docentes y 325 preceptores.

Contribuyó con el mencionado trabajo el equipo de la Dirección Nacional de Información y Evaluación de la Calidad Educativa (Diniece) del Ministerio de Educación de la Nación.

Brasil, con sanciones

Al presentar el relevamiento, el licenciado Gustavo Iaies (CEPP) planteó ayer a LA NACION que "los directores de las escuelas firman igual las libretas aunque los alumnos no concurran a clase".

A diferencia de Brasil, que tiene un programa similar a la AUH, en la Argentina no se ha dejado de pagar el beneficio por no concurrir a clase. "En el primer año del Programa Bolsa, el gobierno de Brasil bajó del cobro del beneficio a un millón de chicos porque no se cumplía con la condicionalidad del plan", recordó Iaies al admitir que durante el relevamiento en la Argentina se ha encontrado con "una ideología que flexibiliza las normas".

"El porcentaje del que hablaba Sileoni (al presentar la AUH) no tiene que ver con la realidad. No hubo muchos casos nuevos y los directivos de las escuelas no toman (el beneficio) como central", sostuvo Iaies, experto en educación y ex secretario de Educación Básica del Ministerio de Educación de la Nación.

A su criterio, "la Asignación Universal por Hijo es una política social, pero todavía no es una política socio-educativa. El porcentaje de fracaso no ha descendido y hoy hay más chicos que no estudian ni trabajan que en 2003".

Se estima que hay 600.000 chicos entre 12 y 17 años están fuera del sistema escolar y que el 50 por ciento de los menores abandonan los estudios secundarios.

Tras destacar que el 99,6% de los chicos de seis años concurren a la escuela, Iaies aseveró que "en la cultura argentina está instalada la concurrencia a la escuela; los chicos no dejan la escuela si no fracasan".

"Casi la totalidad de los directores entrevistados no evidencian casos en los que la AUH haya sido cancelada. En el nivel primario, ese guarsimo es del 2% y en el secundario, del 10%", señala el informe del Observatorio de la Educación Básica Argentina.

Se calcula que el 60 por ciento de los niveles primario y secundario tiene hasta un 25% de alumnos beneficiados por la AUH.

Entre las conclusiones del relevamiento, efectuado entre el 14 de noviembre y el 14 de diciembre pasado, se destaca:

Se percibe la presencia del programa, es decir, los directores saben cuántos alumnos reciben la asignación, han firmado las libretas para su otorgamiento e identifican algunos casos de reinserción.

Se observa que, en la mayoría de los casos, menos de la mitad de la matrícula de alumnos de cada escuela recibe la AUH.

La reinserción escolar es baja, pero aún así, es mayor en el nivel secundario que en el primario.

La condición de escolaridad pareciera no operar. La mayoría de los directores no conoce casos en el que el programa haya sido suspendido por incumplimiento de la misma.

El relevamiento será presentado hoy a dirigentes de las organizaciones de la sociedad civil que trabajan en temas educativos.

Datos

LA MUESTRA Quién la hizo y cómo La realizó el Observatorio de la Educación Básica Argentina. La población de estudio fueron escuelas de educación común de niveles primario y o secundario, tanto estatales como privadas, ubicadas en las localidades consideradas en la Encuesta Permanente de Hogares (EPH).

ALCANCE Qué abarcó La muestra simple al azar alcanzó a 550 escuelas. Se encuestó a 571 directores, 915 docentes y 325 preceptores.

ALGUNAS CIFRAS

82% Ese es el porcentaje de directores de escuelas primarias que respondió que no podía identificar algún caso de reingreso escolar debido a la AUH por parte de alumnos que habían abandonado el colegio.

71% Ese es el porcentaje de directores de escuelas secundarias que respondió que no podía identificar algún caso de reingreso escolar debido a la AUH por parte de alumnos que habían abandonado el colegio.

5% De margen de error de la encuesta.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas