Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Dos policías asesinados: dolor y debate

Las muertes en sendos robos ocurridos en Avellaneda y Mar del Plata dieron pie a la polémica entre Nilda Garré y Guillermo Montenegro

Martes 27 de marzo de 2012
0

Dos policías fueron asesinados en las últimas horas en la provincia de Buenos Aires. En un caso, la víctima fue un agente de la Policía Metropolitana, baleado por delincuentes que quisieron robarle la camioneta cuando llegaba a su casa, en Avellaneda. En el otro, un sargento de la policía bonaerense murió al enfrentarse con delincuentes que asaltaban un supermercado en Mar del Plata.

Para la Policía Metropolitana fue el primer oficial propio caído durante un enfrentamiento con asaltantes, aun cuando, en rigor, no fue un acto de servicio, ya que el homicidio ocurrió pasadas las 23.30 de anteayer, mientras el efectivo estaba de civil y de franco. Con él suman once los policías muertos por acción de la delincuencia en lo que va del año: un metropolitano, cinco federales y otros tantos bonaerenses.

Aquel caso motivó una nueva polémica entre el ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, y su par nacional, Nilda Garré. El funcionario de la ciudad sostuvo que había un aumento de la inseguridad y la violencia; la funcionaria federal le respondió que no podía afirmar por percepción propia lo que no se refleja en las estadísticas.

El policía metropolitano Leandro Rojas fue asesinado delante de su vivienda, en Avellaneda
El policía metropolitano Leandro Rojas fue asesinado delante de su vivienda, en Avellaneda. Foto: Fernando Massobrio

Leandro Rojas, de 33 años, había revistado en la Armada hasta 2009, cuando pidió la baja, con el rango de teniente de fragata, para sumarse a la Policía Metropolitana. Murió en la puerta de su hogar, en Catamarca al 1800, Avellaneda, cuando regresaba con su familia de festejar el cumpleaños de su esposa.

Cuando ésta y sus hijas, de 2 y 6 años, ya estaban dentro de la casa, Rojas fue interceptado por al menos dos delincuentes armados. Intentó repeler la agresión, pero recibió impactos de bala. Fuentes policiales aseguraron que Rojas fue rematado en el suelo con disparos en la cabeza.

El caso conmovió a los vecinos de Rojas, que anoche manifestaron y reclamaron acciones estatales que pongan fin a la violencia.

El subjefe de la fuerza, Ricardo Pedace, informó que Rojas pertenecía a la primera promoción de personal con experiencia y que se desempeñaba en la Superintendencia de Investigaciones, donde había recibido felicitaciones por sus pesquisas, según consignó la agencia de noticias Télam.

Tras el crimen, el ministro Montenegro, afirmó: "Hay un aumento de la inseguridad y de la violencia, nos guste o no. Hay que empezar a trabajar de otra manera [...] Es inusitado el nivel de violencia de los casos, con menores de edad y con influencia de la droga muy importante. Hay gran cantidad de delincuentes y si no hacemos un trabajo en conjunto en lugares como las villas, esta complejidad va a ir en aumento".

Garré, con quien Montenegro está enfrentado por la planificación de la lucha contra el delito en la Capital, contestó casi de inmediato: "Quienes tienen a cargo la gestión pública no pueden dejarse ganar por la bronca o la impotencia y afirmar ligeramente percepciones propias que no surgen del registro estadístico".

En Mar del Plata

Lejos de la pelea entre funcionarios, en Mar del Plata otro policía murió a manos de delincuentes. El sargento Aníbal García fue baleado por la espalda cuando intervino para evitar un asalto que tres delincuentes pretendían perpetrar en un supermercado chino. Uno de los autores del hecho también falleció y los otros dos escaparon, aunque uno de ellos pudo ser capturado en las últimas horas de ayer.

García, de 35 años, que prestaba servicios en el Destacamento de Bomberos del paraje San Patricio, cumplía horas adicionales en ese comercio de Cerrito al 1800, en la zona sur marplatense. Según fuentes policiales, García habría advertido movimientos sospechosos de los dos sujetos que poco después de las 20 de anteayer habían ingresado al local. Cuando intentó identificarlos, los sospechosos lo atacaron a balazos.

El uniformado recibió una herida en la espalda, pero aun así logró abrir fuego y alcanzar a uno de sus atacantes, que cayó en la vereda, donde murió antes de la llegada del equipo de emergencias médicas. Su cómplice pudo escapar en un auto, en el que lo esperaba un tercer integrante de la banda, que anoche fue detenido.

La investigación del caso está en manos del fiscal Mariano Moyano, que para hoy espera resultados de peritajes, nuevos testimonios y novedades en la búsqueda del delincuente prófugo. También pidió el secuestro de filmaciones del sistema de seguridad privada del local donde constaría en detalle el desarrollo del tiroteo.

Este caso ocurrió justo frente al que era el domicilio de Ariel Di Meglio, el joven asesinado en septiembre pasado por un menor que le robó la moto.

AGENTES CAÍDOS

5 FEDERALES En la Capital y el conurbano Son el agente Cristian Guerrero, el cabo Fernando Leguiza, el cabo primero Roberto Chávez, el cabo Alejandro Valdez y el suboficial Ernesto de Lamadrid.

5 BONAERENSES En toda la provincia Son el comisario Adrián Antonio Díaz, el teniente Néstor Aranda, el oficial principal Martín Koztiuk, el suboficial Diego Burgos y el sargento Aníbal García.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas