Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Marcha atrás con las restricciones al ingreso de libros importados

Se lo comunicó el secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno a las diferentes de cámaras de la industria editorial

Jueves 29 de marzo de 2012 • 18:49
SEGUIR
LA NACION
0

El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno dio marcha atrás con la medida que restringe el ingreso normal de libros a la Argentina . Hace minutos el funcionario llamó a las diferentes cámaras de la industria editorial para informarles que el sistema de courier (entrega a domicilio) de los ejemplares se normalizará en las próximas horas. Según fuentes del sector, Moreno les comunicó de manera escueta que la normativa por la cual desde hace semanas los libros, folletos y otros materiales impresos estaban retenidos por la Aduana argentina había sido "mal interpretada".

La normalización llegó luego de la fuerte polémica por las limitaciones que obligaban a los particulares que compran publicaciones en el exterior a buscarlas en Ezeiza o en las dependencias aduaneras provinciales y a editoriales y librerías a recurrir a un servicio de despachante de aduana para los pedidos mayores a 50 kilos y 1000 dólares.

A todo esto, el Gobierno reaccionó a una avalancha en los diferentes ámbitos sociales, como Internet, donde el freno al ingreso normal de los libros provocó reclamos de todo tipo . De hecho el grupo de intelectuales de Plataforma 2012 criticaron con ironía la medida al sostener que las prevenciones que aducía la Secretaría de Comercio Interior respecto del argumento de que las tintas usadas en la impresión pueden contener más de 0,06% de plomo y que, por lo tanto, resultan peligrosas para la salud de la población.

"Causa estupor que el mismo gobierno que acepta la utilización de sustancias químicas contaminantes en la megaminería a cielo abierto alegue ahora razones de índole sanitaria para tomar una medida tan engañosa como falsa", dijo este grupo integrado por Beatriz Sarlo, Gabriela Massuh, Luis Felipe Noé, Maristella Svampa y Herman Shiller, entre otros.

La medida surgió supuestamente de un pedido de la Federación Argentina de la Industria Gráfica para proteger de las importaciones al sector. Las idas y venidas con este tema son de varios meses, aunque en las últimas semanas la última resolución había golpeado justamente a los clientes particulares que si bien no significan una proporción grande del volumen editorial ingresado representa a muchas personas con intereses diferentes.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas