Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Righi formalizó su dimisión: "No dudo en renunciar pues nada tengo que ocultar"

El procurador general de la Nación elevó una carta a la Presidenta; "Declino un cargo en el que ya no podría obrar con la serenidad apropiada para servir al interés público", manifestó; su salida llega tras las denuncias que hizo Boudou

Martes 10 de abril de 2012 • 20:52
0

El procurador general de la Nación, Esteban Righi, presentó oficialmente su renuncia esta tarde, mediante una carta remitida a la presidenta Cristina Kirchner. "Declino un cargo en el que ya no podría obrar con la serenidad espiritual apropiada para servir cabalmente al interés público", dijo el saliente funcionario en una extensa carta, luego de la denuncia que contra su estudio radicó Amado Boudou.

"Aunque la posición que ostento me confiere estabilidad y fueros sólo removibles por juicio político, no dudo en renunciar a ambos pues nada tengo que ocultar", agregó en el escrito.

La salida de Righi llega tras las acusaciones -verbales y judiciales- que le dedicó el vicepresidente . "Considero que es mi deber no polemizar con relación a hechos que son del dominio público. Lo que corresponde es que cada protagonista explique su comportamiento en el ámbito previsto en el derecho vigente, donde inexorablemente se demostrará la falsedad de las afirmaciones e imputaciones con las que se me ha agraviado", dijo Righi en alusión a la denuncia judicial.

Righi opinó que "la naturaleza del cargo de procurador no es compatible con las manifestaciones propias de la militancia partidaria".

No obstante agregó: "No puedo ocultar que jamás creí que fuera posible ejercer tan alta función en condiciones de asepsia política. Por el contrario, en todo momento sentí que estaba colaborando con un proceso singular, característico de una etapa histórica plena de posibilidades de cambio y enderezada hacia la consolidación de un proyecto profundamente nacional, popular, democrático y progresista".

Y concluyó: "Aunque cese en esta función, mantengo el mismo convencimiento inicial, confesando que mi más fervoroso deseo es que el pueblo argentino no padezca nuevas frustraciones".

La carta completa

La decisión

Righi ya había mantenido en las últimas horas un contacto telefónico con el secretario de Legal y Técnica de la Presidencia, Carlos Zannini, en el que le habría adelantado la decisión de dimitir al cargo. El saliente funcionario concurrió hoy a su despacho a firmar documentos que tenía pendientes y luego oficializó la renuncia. Eligió hacerlo mediante un extenso mensaje a Cristina Kirchner.

Según las fuentes consultadas por DyN, Righi estaba en Nueva York cuando el jueves pasado Boudou acusó al estudio de abogados al que perteneció, hasta que Néstor Kirchner lo designó jefe de los fiscales.

El ex procurador se comunicó entonces con sus contactos en el Gobierno para determinar si la actitud de Boudou era compartida por el Poder Ejecutivo. Horas después, desde todos los sectores del gabinete y del Poder Legislativo oficialista, respaldaron al vicepresidente.

Tras el fin de semana largo en Nueva York ("me arruinaron el viaje", le habría dicho a sus colaboradores), Righi retornó al país con la decisión de dimitir. Anoche, sus allegados lo notaron "dolido, enojado y sorprendido".

El reemplazante

Minutos después de la renuncia formal de Righi, la Presidenta propuso como reemplazante al titular de la Sindicatura General de la Nación (Sigen), Daniel Reposo. Se trata de un hombre cercano a Boudou, que llegó a ese ente en 2009, recomendado por el entonces ministro de Economía.

Para reemplazar al procurador saliente, formalmente la Casa Rosada debe elegir a un candidato, que luego debe ser convalidado por el Senado. La cámara Alta deberá realizar una audiencia pública con el postulante y en el pleno del recinto se necesitarán los dos tercios de los votos para aprobar la designación.

Qué pasó

El jueves pasado, Boudou dijo que tres abogados del estudio que fundó Righi lo habían visitado cuando era jefe de la Anses y luego como ministro de Economía para ofrecerle "aceitar" su relación con la Justicia Federal.

Se trata del estudio jurídico García, Labat, Musso y Righi, en el que trabajan Ana María García y Federico Righi, esposa e hijo, respectivamente, de Righi; María José Labat, mujer del ex juez federal y actual ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro; y el letrado Fabián Musso.

Ayer, Boudou presentó una denuncia en Tribunales por supuesto tráfico de influencia contra, principalmente, la mujer de Righi.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas