Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Petroleros K: mantienen áreas en Santa Cruz casi sin invertir

Con magros antecedentes en el negocio, Cristóbal López y Lázaro Báez recibieron 14 lotes de exploración petrolera en la Provincia; en nueve no se registran avances

SEGUIR
LA NACION
Jueves 26 de abril de 2012 • 19:15
0

El bajo perfil que cultivan les sirvió para que sus inversiones petroleras en Santa Cruz pasaran desapercibidas. Los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López , ambos íntimos amigos de los Kirchner, recibieron 14 áreas para buscar petróleo y gas en la provincia, pero en 9 no han cumplido con los planes de inversión en los que se comprometieron al ganar las licitaciones.

Así consta en los registros del Instituto de Energía de Santa Cruz, organismo contralor de las inversiones petroleras provinciales, y en la Secretaría de Energía de la Nación. LA NACION pudo chequear el avance de obras en cada uno de los lotes de exploración adjudicados oficialmente a estos dos empresarios en febrero de 2009, tras una licitación que fue, cuanto menos, controvertida.

Cristóbal López, dueño de la petrolera Oil M&S
Cristóbal López, dueño de la petrolera Oil M&S. Foto: Archivo
Oil M&S

, la petrolera de Cristóbal López, posee siete áreas concesionadas. En dos de estas, Gran Bajo Oriental y Sierra España, no se registra información oficial sobre el avance de las obras comprometidas. La inversiones pactadas al momento de la licitación fueron de U$S 5.497.000 y U$S 2.538.600 respectivamente; y en caso de descubrir petróleo pagarían 18% de regalías de a la provincia.

En las otras cinco, Lago Cardiel, Guanaco Muerto, Mata Amarilla, Laguna Grande y Piedrabuena, López se asoció al cincuenta por ciento con Unitec Energy , empresa de Eduardo Eurnekian, para llevar adelante trabajos de sísmica, estudios satelitales, pruebas químicas del suelo y perforación de pozos. En estos lotes ya se han invertido U$S 15 millones y, según informó la empresa a este medio, se invertirán otros U$S 15 millones más hasta marzo de 2013. Si bien los gastos son compartidos, Unitec es quien realiza las operaciones.

Por su parte, Lázaro Baez, también ganó la licitación provincial por siete áreas con sus dos empresas petroleras: Epsur SA recibió cuatro; mientras que Misahar SA , tres. En ninguna de estas se ha cumplido a rajatabla con los planes de inversión por las cuales les fueron concesionadas.

Lázaro Báez, dueño de las petroleras Epsur y Misahar
Lázaro Báez, dueño de las petroleras Epsur y Misahar. Foto: Archivo

Epsur se había comprometido a perforar tres pozos en los tres primeros años de concesión en las áreas Meseta Cerón Chico, Río Guenguel y Paso Fuhr. El mismo compromiso había asumido Misahar en el lote Tapi Aike. No obstante, a febrero de 2012 no se realizó ninguno de estos trabajos.

En las otras tres áreas: El Turbio y El Turbio Este, de Misahar; y Sur Río Deseado, de Epsur; tampoco se registraron informaciones oficiales sobre avance de obras. En todas estas licitaciones ganadas, Báez prometió 19% de regalías para Santa Cruz.

Este medio intentó comunicarse cinco veces con Juan Ferreiro, presidente del Instituto de Energía de Santa Cruz, a su teléfono celular y secretaría privada durante los últimos veinte días, pero no quiso hacer declaraciones.

LICITACIONES CONTROVERTIDAS

El 17 de noviembre de 2006 la provincia de Santa Cruz inició rondas licitatorias para otorgar 15 áreas petroleras por entonces sin utilización, que fueron el incipiente interés de López y Báez por los negocios petroleros.

A esta pulseada se habían presentado además petroleras con amplia experiencia internacional en licitaciones: Tecpetrol (del Grupo Techint), Enap Sipetrol, Petrobras, Pluspetrol, Roch, Geopark e YPF. En las propuestas presentadas por todas estas empresas, la Provincia encontró "errores de forma" y descalificó a todas.

En resumen, un área quedó desierta y las otras 14 fueron adjudicadas equitativamente a las firmas de López y Báez. Un dato fue por demás llamativo en el proceso: la Ley de Hidrocarburos establece que los sobres deben abrirse a los 60 días del inicio de la licitación, pero en este caso fue a los 30.

El 20 de diciembre Santa Cruz abrió los sobres con la "presentación de propuestas"; el 26 de febrero de 2007 analizó las ofertas técnicas y el 8 de marzo, las ofertas económicas. Los trámites se realizaron con una celeridad poco usual en el ámbito de las concesiones locales sobre áreas de hidrocarburos. Finalmente, el 17 de febrero de 2009 salieron los decretos adjudicatorios para Oil M&S y, dos días más tarde, para Epsur y Misahar.

ANTECEDENTES Y NEGOCIOS

Al conocerse el detalle de las ofertas vencedoras surgieron algunos datos llamativos: el único antecedente local de Oil M&S en materia de exploración y explotación petrolera era el manejo de un área en la provincia de Chubut (Pampa María Santísima). La misma la había conseguido a través de Clear, una empresa de López dedicada a brindar servicios petroleros tercerizados y a la recolección y tratamiento de residuos.

De acuerdo a las estadísticas públicas de la Secretaría de Energía nacional, Oil M&S hasta desde 2009 hasta febrero de 2012 no ha producido ni una gota de crudo.

Los negocios petroleros de Cristóbal López no quedaron allí, unos años más tarde se interesaría por la comercialización de naftas. El 10 de febrero de 2011 compró a Petrobras su refinería en San Lorenzo, provincia de Santa Fe, 360 estaciones de servicio y 42 "agroestaciones", que venden gasoil a productores agropecuarios.

El abanico de negocios de López, centralizados en Grupo Índalo, incluye más de 27 empresas en los rubros de alimentación, infraestructura, servicios, combustibles y medios de comunicación. Recientemente concretó la compra de C5N , Radio 10 y 4 radios de frecuencia modulada. Además es dueño de 13 casinos, 6390 máquinas tragamonedas distribuidas en 9 provincias y del 70% del Banco Finansur.

El currículum petrolero de Báez no es mucho menos frondoso. Había comprado Misahar en octubre de 2004, que tiene su sede en Comodoro Rivadavia. En tanto, constituyó Epsur tan sólo once meses antes de presentarse a las licitaciones santacruceñas.

Esta última está participada por Austral Construcciones, su nave insignia, la empresa con la que logró su despegue económico como contratista obra pública de Santa Cruz a partir de 2003, cuando Néstor Kirchner llegó a la Presidencia de la Nación. En los últimos nueve años logró con esta constructora en torno a $3500 millones en licitaciones nacionales y provinciales.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas