Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los pibes del puente

Crudeza visual y lenguaje explícito para un fuerte retrato de la marginalidad

SEGUIR
LA NACION
Viernes 04 de mayo de 2012
0

Los pibes del puente / Idea original: Patricio Salinas Salazar / Guión: Patricio Salinas Salazar y Celeste Casco / Dirección de fotografía: Pablo Parra / Dirección de arte: Sebastián Narbona / Edición: Alejandro Rath / Intérpretes: Matías Marmorato, Nahuel Viale, Guadalupe Docampo, Gustavo Garzón, Yiyo Ortiz, Mónica Lairana y elenco / Producción General: Alexis Trigo y Celeste Casco / Dirección: Patricio Salinas Salazar y Victoria Miranda / Estreno: Miércoles 4 de mayo, a las 22.30, por Canal 7 Nuestra opinión: muy bueno

La más reciente ficción surgida de la usina de proyectos del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) y emitida desde anteanoche por Canal 7 se aleja por fortuna, al menos en el sólido y denso episodio inaugural, del propósito aleccionador, didáctico y moralizante a la fuerza que viene caracterizando a estas producciones, por lo general alineadas con cierta exposición pedagógica de la realidad que el Gobierno impulsa desde sus medios propios o más cercanos.

Esta miniserie sale en busca de una descripción y reconstrucción dramática del doloroso quiebre social que atraviesa la sociedad argentina. El retrato de un puñado de chicos que viven en situación de calle, expuestos a la marginalidad y a toda clase de riesgos (incluido el de perder la vida en un instante), se expone aquí, en el comienzo de la historia, desde un poderoso aliento testimonial, pero ajeno desde el vamos a cualquier ánimo de denuncia impuesta casi por obligación.

Acercamiento descarnado y sin ánimo de denuncias a la triste realidad de quienes viven en los bordes sociales
Acercamiento descarnado y sin ánimo de denuncias a la triste realidad de quienes viven en los bordes sociales.

Tal vez el contraste social entre el grupo que le da sentido al título y el mundo de clase alta encarnado en las figuras del sinuoso Ruso y su hija Yessy se haya planteado aquí de un modo demasiado explícito y visible. Pero detrás de esa búsqueda deliberada de acentuación de las diferencias lo que asoma aquí es una genuina búsqueda dramática de climas, comportamientos y escenarios que pueden, afortunadamente, huir del costumbrismo y del miserabilismo -riesgos visibles y difíciles de enfrentar- gracias a la economía de recursos impuesta por los estrictos 30 minutos de duración de cada episodio.

Lo mejor de Los pibes del puente pasa por el acercamiento descarnado a la vida cotidiana del grupo de marginales que no duda -y seguramente no puede- plantearse límites morales en su comportamiento cotidiano. Cierto exceso en el lenguaje visual surgido del videoclip se compensa con el espesor y la intensidad que entregan los dos personajes centrales, Luciano y Bingo, sobre todo este último, que muestra en el cuerpo y en sus movimientos el alto precio pagado por una vida sórdida, de la que nace en algún momento cierta genuina pátina humana. Vale más en ellos lo que insinúan que lo que dicen con un lenguaje tan crudo y explícito como algunas imágenes. Lo mismo ocurre, del otro lado, con Yessy, que también busca respuestas para una vida insatisfecha.

El excelente elenco y el alto vuelo de los rubros técnicos también invitan a seguir este relato sin concesiones, tan incómodo como atrayente en su potente episodio de apertura.

0,8 PUNTOS DE RATING Expuesta anteanoche a una fuerte competencia, la apertura quedó última en su franja

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas