Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Deportiva

 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Gracias a sus backs, manda pucará

Deportiva

Esta vez sin jugar bien, batió a Belgrano con un drop en el final y es único invicto de la Zona B; desde hace años está en los primeros planos y deleita con un lindo rugby basado en sus tres cuartos

Por   | LA NACION

 
 

Engañosa tarde en la bonita zona de Avenida de los Incas. El sol no prenunció una noche de neblina. El local era Pucará, pero se jugaba en la cancha de Belgrano. Un drop de Valentín Cruz a los 41 minutos del segundo tiempo para el 22-20 pareció culminar un gran partido, que en realidad fue apenas discreto. Y el equipo de Burzaco se afirmó en la cima de la Zona B del torneo de la URBA y pasó a ser el único no vencido en el grupo, pero tuvo su más flojo desempeño en el certamen.

Sería injusto juzgar a Pucará por un rendimiento deslucido, porque fue aislado. Desde hace tiempo, unos tres años quizás, se codea con los grandes, es habitué de las alturas de la tabla de posiciones sin apunamiento. De hecho, resultó tercero en 2011. Pero sus bondades no se agotan en los resultados; son producto de su buen rugby. Que no sólo es bueno: es bello. Abre la pelota, la pasa, corre, hace fintas. En el deporte en que la fuerza es reina, la estética reclama un principado mediante sus cultores (otro es Hindú).

Para entregar ese brillo, Pucará se apoya en sus backs, o sea, en los medios (apertura y medio-scrum), los wings, los centros y el fullback. Por supuesto que nada de esa eficacia sería posible si no hubiera también muy buenos delanteros -ocho sobre los 15 jugadores-, pero lo que se luce es lo que está atrás. "Todos los jugadores de Pucará en el seleccionado son backs", apuntó ante La Nacion Lucas Borges, icono de los tres cuartos rojos, dos veces mundialista por los Pumas y ex protagonista de la liga francesa. También Mauro Comuzzi pasó por Europa, e integró Pampas XV y el conjunto nacional de seven. Este último contó también con Diego Palma y con Cruz, que a su vez fue parte del seleccionado de Buenos Aires, en el cual actuó Germán Villamil. Brian Ormson, uno de los nuevos centros de Burzaco, fue capitán de los Pumitas en el Mundial Rosario 2011.

"En las juveniles siempre se dio mucho un juego de tres cuartos, de abrir todas las pelotas. Hay una escuela de backs muy buena en el club. Tenemos la historia de jugar así, salvo unos años en los que se jugó más cerrado, porque se depende de los jugadores que se tiene. Y ahora Pucará tiene hasta buenos forwards, que pueden jugar mucho con las manos", analizó Borges, que solía ser wing y ahora es centro. Y los dos regresados del Viejo Continente, Lucas y Mauro, son parte de ese progreso. No por nada los elogió Cruz, la figura del sufrido y estrecho éxito sobre Belgrano. "Son jugadores que en el día tras día están muy metidos, ayudando al club, se entrenan mucho, no dejan de ir al gimnasio, y nos dan aliento y apoyo a los más chicos", destacó el joven apertura.

Entre los más nuevos sobresale el rubio Ormson, que pese a su poco tiempo en la primera tiene en claro la raíz del brillo de Pucará. "El club hizo un cambio general muy importante, en lo institucional y en el rugby. Se creyó en esto y se bancó a los juveniles. Hoy en día hay muy buenas divisiones juveniles, una base de 60 jugadores que hace que suban muchos. La idea es que las divisiones menores trabajen de la misma manera que el plantel superior, con el mismo lema de juego, la misma idea de rugby", analizó el centro, que abundó: "El 2008 fue el año en que empezó a cambiar todo, cuando los jugadores se propusieron esto. Y existe un muy buen ambiente entre la dirigencia y los jugadores. Todos tiramos hacia el mismo lado, todos creemos en lo mismo".

Ayer, en tierra porteña, el conjunto bonaerense fue mayormente dominado. Superado en tries (1-3), en posesión y en territorialidad, usufructuó las infracciones de Belgrano y un error de salida lenta de maul, que aprovechó para recobrar la pelota y marcar el drop decisivo. "Fue un sufrimiento total. Un partido de ésos que hay que ganar sea como sea. Cuando se puede, se juega lindo; hoy no se dio. Estoy contento por el resultado, pero hay una deuda en el juego", admitió Cruz, figura de un Pucará que no suele ganar los partidos como sea, que acostumbra jugar lindo y a no dejar deudas en su rugby. Por el juego integral y dinámico y el acento en sus virtuosos backs.

El espectador neutral, agradecido.

"Hicieron 15 puntos con el pie"
Bruno Fortuna, el hooker de Belgrano, rescató que su equipo "fue mejor y le sacó la pelota a Pucará". "Perdimos por cometer demasiadas infracciones. Ellos hicieron 15 puntos con el pie. Pero fuimos superiores a un semifinalista del año pasado", evaluó el ex capitán. Pucará obtuvo el trofeo Aitor Otaño, que se pone en juego cada vez que se enfrenta con Belgrano..

TEMAS DE HOYCongreso 2014Impuesto a las GananciasNarcotráficoLa muerte de Marisol OyhanartCopa del Rey