Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Secundario: claves para elegir la escuela

Información general

Es una decisión que marca el futuro de los chicos; conocidos educadores explican qué se debe considerar al seleccionar

La elección de la escuela secundaria es uno de esos acontecimientos familiares que deciden profundamente el futuro de los hijos. La vida de la familia afronta uno de esos momentos cruciales cuando los progenitores deciden cuál y cómo debe ser el colegio en el que sus chicos aprenderán a prepararse para la amistad, la disciplina, la competencia, en suma, para la vida.

La escuela por elegir suele determinarse a partir de algunas reflexiones preliminares:

  • Que continúe la formación recibida hasta el momento.
  • Que quede cerca del hogar.
  • Que no se contraponga con la moral, la religión o la ideología de la familia.
  • Que sea la elegida por los amigos de la escuela primaria, lo que permite afianzar los vínculos.
  • Que tenga el mejor nivel académico posible.
  • Que equilibre la ausencia de conocimiento de la enseñanza primaria.
  • Que signifique el mejor reaseguro para el futuro del chico.

Para conocer cuáles son los criterios por observar en tan comprometida elección familiar, La Nación consultó a pedagogos y docentes.

El pedagogo Julio Labaké sostuvo que "el primer criterio es saber quién conduce la institución educativa, porque los liderazgos en la educación son y seguirán siendo fundamentales. Un buen educador es siempre más eficiente que un buen reglamento".

Y agregó estos temas:

  • Conocer la tradición educativa de la escuela, porque en este aspecto hay pautas más estables que pueden reforzar el liderazgo educativo.
  • Considerar el nivel académico del colegio, desde la actualización docente hasta la amplitud de servicios que brinda. "No sólo en horas de clases, sino en otras actividades que le dan al alumno un ámbito de vida", comentó.
  • Que el colegio sea capaz de formar a los chicos en actitudes de vida estables, porque son básicas en su personalidad. El daño por no formarlos en esas actitudes de vida es irrecuperable.

Otro cristal para mirar

Consultado el especialista en educación, Guillermo Jaim Etcheverry, subrayó, entre los aspectos salientes de la elección de una escuela secundaria, "la calidad de la gente que está dentro de esa institución. A eso me refiero cuando digo que los profesores deben conocer a fondo lo que enseñan, porque ellos constituyen la personalización del valor del conocimiento".

Para el educador, los jóvenes necesitan ser "entrenados para debatir ideas, porque eso los hace integrantes conscientes de una sociedad. La escuela que satisface estos requisitos es la mejor institución".

Advirtió luego contra la búsqueda de nuevos símbolos de status, "porque la calidad educativa no es Internet, ni la música, ni el tae-kwon-do. Los padres buscan escuelas donde sus hijos aprendan bien el inglés, y no está mal. Pero es necesario volver a lo básico y que aprendan primero a hablar el castellano".

La profesora Vilma Saldumbide, directora del ILSE, opinó que "dos son los aspectos por tomar en cuenta al elegir. Uno es racional y otro emocional".

Respecto del primer punto de vista, Saldumbide dijo que "la familia busca la coincidencia ideológica con la escuela y, además, que ésta concuerde con sus valores y sus proyectos". Y, en cuanto al segundo, consideró fundamental tener en cuenta "lo primero que se siente a flor de piel al conocer el edificio escolar. Por ejemplo, si al ingresar uno siente que se trata de una escuela fría".

Los valores también cuentan

Por su parte, el educador Jaime Barylko sostuvo que "si bien hay un currículum universal, cada colegio tiene su forma de encararlo".

Desde este enfoque es necesario ver:

  • Si se trata de un colegio activo.
  • Qué creatividad existe en la adquisición de conocimientos.
  • Cuál es la regularidad de la exigencia educativa.

"Para la formación en valores -precisó el autor de "El miedo a los hijos"- es menester que la familia esté adosada al colegio. Se trata de una tarea conjunta en la que el chico tiene que aprender a respetar al prójimo, a discutir sin agresión, a desarrollar su pensamiento crítico sin ofender a otros. En suma, que haya un clima de modelaje de una vida con respeto y en disenso." .

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsConflicto en Medio OrienteElecciones 2015Inseguridad