Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Lo último para el cuidado de la piel

Diversos especialistas explican los tratamientos más utilizados para retrasar el envejecimiento; claves de la medicina estética

Sábado 12 de mayo de 2012 • 19:45
0

Si bien el paso del tiempo no se puede detener hoy existen innumerables cantidad de procedimientos para prevenir y retrasar el envejecimiento. El secreto reside en combinar los procedimientos que brinda la medicina estética.

Pasados los 30 años, la pérdida de colágeno y elastina hace que se marque más el surco nasogeniano y las líneas de la frente. Además, pueden aparecer manchas y telangiectásias, que son dilataciones de pequeños vasos.

Entrando en los 40 la piel pierde elasticidad, se torna más flácida y los poros tienden a dilatarse. Los labios pierden volumen y aparecen líneas que parten de la comisura de los labios hacia abajo (llamadas de marioneta)

Las inyecciones en el rostro deben ser aplicadas por especialistas
Las inyecciones en el rostro deben ser aplicadas por especialistas. Foto: Centro Médico Estética Buenos Aires

A los 50, con la llegada de la menopausia, disminuye la cantidad de estrógenos y de progesterona. Esta es la principal causa de envejecimiento; la piel se vuelve más delgada, aparecen mayor cantidad de surcos en toda la cara y en el entrecejo, líneas que simulan "enojo". En esta etapa las líneas de marioneta se acentúan mucho más.

Por suerte la tecnología sumada a la aplicación de distintas sustancias pueden dar respuesta a estas afecciones que tanto preocupan a quienes desean verse bien. De esta forma se postergan y retrasan las intervenciones quirúrgicas.

Por otra parte cada vez son más la cantidad de hombres que recurren a estos procedimientos, La Argentina y Brasil son los países latinoamericanos que más usos hacen de las nuevas técnicas. Argentina ocupa el puesto número trece en el mundo.

Los especialistas más destacados coinciden en que se deben combinar los procedimientos para obtener los mejores resultados. Todo indica que lo ideal es hacer un mix de tecnología de alta gama, con rellenos y toxina botulínica.

¿Cómo darse cuenta que la tecnología es de buena calidad?

Averiguar sobre las marcas de las máquinas y ver sus páginas web, ver si están aprobadas por Food and DrugAdministration (FDA). Los centros deben estar habilitados para esos usos, y tener profesionales idóneos. Otra forma de considerar los tratamientos es a través del precio, los buenos no son baratos por que la tecnología empleada tiene un alto costo

Algunos de los tratamientos más utilizados

Thermage: emplea tecnología de radiofrecuencia (RF) para calentar las capas profundas de la piel, enfriando al mismo tiempo la superficie para mantenerla intacta durante el procedimiento. Este calentamiento profundo estimula el proceso natural de renovación, ayuda a reafirmar el colágeno ya existente y a producir nuevo colágeno.

De esta manera se suavizan las arrugas y las líneas finas alrededor de la boca, los ojos y la frente. Las sesiones duran de una a dos horas, y los resultados duran aproximadamente dos años. Muchas personas realizan una aplicación cada año.

Accent XL: Es una tecnología que actúa por radiofrecuencia (RF), Produce el calentamiento controlado, en las distintas profundidades del tejido. Esto hace que se genere nuevo colágeno y remodele el existente (colagenogenesis). La piel así se contrae (skin tightening). Está indicado para el tensado de la piel. Los resultados se observan desde la primera sesión, aunque a los dos o tres meses, al completarse la formación de nuevo colágeno son mucho más notables. Se recomiendan alrededor de seis sesiones.

Pixel CO2: Se utiliza para borrar arrugas medias y profundas, tensar la piel y quitar las mancha. Mejora significativamente el tono y la textura en un solo tratamiento da una respuesta eficaz a la piel envejecida, foto-dañada y con cicatrices de acné. Elimina la pigmentación epidérmica irregular, y promueve la generación de nuevo colágeno. El procedimiento produce algo de eritema, edema y costras. Este proceso dura de 5 a 10 días dependiendo de la profundidad a la que se aplica (que tiene relación con el grado de envejecimiento cutáneo y profundidad de la arruga).

Fraxel DUAL: es un láser de Thulium que se utiliza para tratar el fotoenvejecimiento de la piel. Consiste en la emisión de minúsculos haces, que penetran hasta la dermis profunda. Estas columnas térmicas producen heridas microscópicas separadas por tejido sano. El proceso de recuperación natural hace que mejore la piel en general: el tono (hiperpigmentación y melasma), la elasticidad y que disminuyan las arrugas. Se aconseja realizar de 1 a 3 sesiones separadas por un intervalo de 2 a 4 semanas para obtener buenos resultados.

eMatrix: emplea radiofrecuencia subablativa fraccionada. Administra la energía térmica en la dermis profunda con un impacto significativo pero con una mínima afección de la epidermis. Se puede seleccionar entre tres programas: el A de Impacto poco profundo, el B de impacto a nivel medio. El Impacto más profundo o C, se utiliza en los casos más severos. Lo indicado es realizar 3 sesiones, en intervalos de 4 a 6 semanas. Mejora arrugas, flacidez, cicatrices de acné, discromías faciales, lesiones superficiales y textura.

Harmony Q-switch, es un láser que se emplea en manchas muy localizadas, es tan potente y efectivo que se lo usa también para quitar tatuajes. Por lo general se requieren entre 2 y 4 sesiones mensuales para eliminar las manchas de la cara, la micropigmentación de los labios, y entre 5 y 10 para la eliminación de tatuajes de color negro. Claro que el número de sesiones varía en función de la extensión y cantidas de manchas.

Toxina botulínica tipo A: es una proteína purificada que se inyecta en los músculos del rostro con el objetivo de relajarlos y prevenir la aparición de arrugas dinámicas o de expresión, ya que reeduca la mímica facial.

Los médicos dicen que las marcas más utilizadas son Dysport y Botox. Las aprobadas por Food and DrugAdministration (FDA) son Dysport, Botox y Xeomin. La duración de la aplicación es de 4 a 6 meses. Puede ser utilizada tanto por hombres como por mujeres a partir de los 30 años aunque también puede utilizarse de manera preventiva en edades inferiores.

Además de su uso estético, la Toxina Botulínica Tipo A sirve para tratar la transpiración excesiva (Hiperhidrosis) ya que actúa inhibiendo la secreción de acetilcolina, mediador responsable de que las glándulas sudoríparas produzcan sudor.

¿En qué zonas se aplica?

Por lo general en el tercio superior de la cara: entrecejo, en las líneas de la frente, las patas de gallo y las arrugas nasales (las que se forman al costado de la nariz cuando se sonríe). Aunque en la actualidad se la está utilizando mucho en el tercio inferior y cuello, especialmente en los Estados Unidos.

Los efectos adversos pueden aparecer en menos del 1% de los casos, y, si suceden, son leves, localizados y temporales: enrojecimiento, dolor en la zona dónde se inyectó, algún pequeño hematoma o dolor de cabeza causado por la tensión en el momento de la aplicación.

El único recaudo que se debe tomar, es dejar pasar por lo menos 3 meses entre una aplicación y otra para no desarrollar anticuerpos.

Rellenos o "Fillers"

Son substancias que se utilizan para "rellenar" y/o dar volumen en zonas específicas del rostro. Dentro del mundo de los rellenos, los más utilizados son los que poseen ácido hialurónico en su formulación. Entre los rellenos de ácido hialurónico más empleados por los especialistas están Emervel, Restylane y Juvederm. La gran mayoría de los médicos coinciden en que los rellenos deben ser reabsorbibles, en vez de permanentes o semipermanentes que duran de 3 a 4 años. El principal motivos es que si se produjera cualquier inconveniente o simplemente la persona no queda conforme, en unos meses desaparece (dura de 6 a 9 meses máximo). La otra causa es que la cara, con el paso del tiempo, se modifica y puede suceder que el relleno quede ubicado en otro lugar que no es el que se lo colocó originalmente.

¿Qué es el ácido hialurónico?

El Ácido Hialurónico es un componente natural de la piel. Su función es la de retener el agua aportando hidratación y volumen. Con el proceso de envejecimiento esta substancia se degrada y el organismo disminuye la capacidad de reponerla. Por este motivo la aplicación otorga volumen, remodela, mejora el contorno de la cara y rellena las arrugas estáticas, es decir las que son visibles aun sin gesticular, es decir en estado de reposo. Tiene la capacidad de regenerar el colágeno dérmico por lo que la zona tratada experimenta un rejuvenecimiento prolongado y una hidratación difícil de conseguir con otros tipos de tratamientos.

El Ácido Hialurónico, por ser un complejo proteico, no es tóxico y casi no tiene contraindicaciones. No debe ser utilizado en personas alérgicas al producto y deben extremarse las precauciones en pacientes anticoagulados, para evitar la aparición de pequeños hematomas. Es muy maleable y de fácil aplicación. Los resultados se observan de inmediato y se completa al cabo de una semana.

Los diferentes rellenos disponibles en el mercado no son iguales, varían en su proceso de fabricación, formulación y concentración. Esto impacta en los resultados, por eso es importante informarse correctamente con el médico de confianza.

Debe ser aplicado por cirujanos plásticos, dermatólogos o médicos especialistas entrenados. El procedimiento sólo debe llevarse a cabo en centros de salud o consultorios habilitados.

En la actualidad el 94% de los rellenos que se utilizan en el mercado son reabsorbibles (ácido hialurónico), el 6% restante se reparte entre permanentes y semipermanentes.

Para tener en cuenta

Tanto en el uso de la toxina botulínica como en el de rellenos el paciente debe exigirle al médico toda la información sobre los productos a aplicar y los efectos adversos posibles.

Tiempos de duración de los efectos.

Es muy importante que el profesional abra el producto delante del paciente.

Informarse sobre qué grado de satisfacción alcanzará para no crear falsas expectativas.


Asesoramiento: Martín Moyano Bradley, cirujano plástico, director del Centro Estética Buenos Aires. Ezequiel Chouela, dermatólogo del CEMIC y director del Centro Ezequiel Chouela. Sergio Korzin, cirujano plástico, director de Lasermed. Velia Lemel, dermatóloga, Directora del centro Velia Lemel.
Compartilo
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas