Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Scioli­ dice que en 2015 quiere ser presidente y crece la pelea

Por primera vez, reconoce su aspiración, pero aclaró que apoyará a Cristina si reforma la Constitución

Domingo 13 de mayo de 2012
SEGUIR
LA NACION
0

LA PLATA.– En medio de las fuertes tensiones que lo enfrentan con sectores del kirchnerismo, el gobernador Daniel Scioli exteriorizó ayer por primera vez su intención de postularse a candidato a presidente en 2015 . Eso sí: aclaró que si Cristina Kirchner consigue una reforma constitucional que la habilite a pelear por un tercer mandato, él la acompañará.

De ese modo, Scioli buscó despejar dudas a su alrededor y dejar en claro su firme intención de competir por la Casa Rosada enfrentando a cualquier otro candidato del oficialismo que no sea la actual jefa del Estado.

"Yo tengo mis aspiraciones presidenciales de cara al año 2015. Pero ahora es momento de gobernar , de apoyar a la Presidenta", dijo Scioli, ayer por la mañana, durante una entrevista por radio que, casi de inmediato, causó impacto en todo el espectro del oficialismo. Para que no quedaran dudas de que no había sido una casualidad, la desgravación de la nota con radio Rivadavia fue difundida por la oficina de prensa de la gobernación.

El mandatario provincial reveló: "Esto [por sus aspiraciones presidenciales] lo he hablado inclusive con Néstor [Kirchner], se lo he expresado a la propia Presidenta, y dejé muy en claro que si hay una reforma constitucional que habilita la reelección de Cristina, yo la voy a apoyar, la voy a acompañar, como lo vengo haciendo en todos estos años y de ninguna manera la voy a enfrentar".

El anuncio de Scioli llegó después de un virulento cruce de acusaciones y reproches entre varios funcionarios bonaerenses y el vicegobernador, Gabriel Mariotto, luego de que el Senado provincial aprobara, el jueves pasado, un pedido de informes, presentado por la oposición, para que el Ejecutivo precisara detalles del gasto en publicidad oficial y la forma en que éste se distribuye entre los medios de comunicación.

La escalada se inició cuando la ministra de Gobierno provincial, Cristina Alvarez Rodríguez, culpó a Mariotto de "poner palos en la rueda" de la gestión bonaerense. Le siguieron, prolijamente y con libreto casi idéntico, dos ministros y varios secretarios de Estado que, en la misma línea, reclamaron lealtad para con Scioli.

El vicegobernador desmereció los planteos con duros términos, respaldó el pedido de informes contra el gobierno por la publicidad y dejó ver el trasfondo del asunto: "Yo respondo a la Presidenta, que es la que conduce; los votos son de ella y Scioli, como el resto de los gobernadores, también debe responder a la Presidenta, no veo dónde está el problema".

En los dichos de ayer de Scioli pueden leerse, entre líneas, algunos mensajes para el vicegobernador.

Como cuando dijo: "Es momento para responder esta enorme responsabilidad que me han dado con el 55 por ciento de los votos, llevando adelante todo mi programa de gobierno y es momento de colaboración, no de confrontación".

En la misma línea puede incluirse la exaltación de la figura y el "acompañamiento" y "complementación" permanente del antecesor de Mariotto, Alberto Balestrini, aún convaleciente después de sufrir un ataque cerebrovascular.

Test de lealtad

Respecto de las dudas sobre su adhesión al modelo kirchnerista sembradas por el vicegobernador, señaló: "La mejor carta de presentación o prueba es la fuerza de los hechos, en general la única verdad es la realidad, y la realidad, cuando uno se pone a hacer un repaso de los últimos diez años yo creo que no tengo que dar ningún test de lealtad, de compromiso con el peronismo".

El gobernador consideró que honró esa responsabilidad institucional "siendo un hombre perseverante, constante, defendiendo las convicciones en las buenas, en las malas, en el aplauso y en los huevazos, como el otro día ha hecho referencia la propia Presidenta". Aludió así al episodio que vivió en Olavarría en 2008, cuando fue atacado por ruralistas que se oponían a la aplicación de la resolución 125, de retenciones móviles a las exportaciones de granos.

Antes de finalizar la entrevista, Scioli afirmó: "Quiero ser muy claro, lo que muchas veces expreso en ámbitos privados, o al máximo nivel institucional, es muy bueno para los que no lo conocen que sepan también cual es mi voluntad. Por eso con respecto a las especulaciones futuras espero que haya quedado claro y para siempre. Las cosas como son".

Durante el reportaje radial, a Scioli no le preguntaron nada por Mariotto, ni él lo mencionó. Tampoco aceptó, por la tarde, la requisitoria de LA NACION para profundizar sobre el asunto.

Cerca del gobernador dijeron estar convencidos de que "ahora que no quedan dudas, la tensión tiene que disminuir", se esperanzaron con que se abra un nuevo capítulo de mayor distensión en el vínculo con el vicegobernador y, dijeron, "poder profundizar en la gestión".

Las tormentas que enfrenta el gobernador

La seguridad. Scioli intentó resistir las presiones para que entregara el control de la seguridad en la provincia. Defendió siempre a su ministro del área, Ricardo Casal, resisitido por el kirchnerismo duro y acusado de encubrir la violencia policial.

Moyano y el peronismo. Cuando el líder de la CGT se abrió del Gobierno, Scioli intentó mediar y lo invitó a una reunión para hablar del PJ. Eso irritó al kirchnerismo. Ahora, en medio de las tensiones con Mariotto, es Moyano el que defendió a Scioli y dijo que no lo dejan gobernar.

El caso Ciccone. A Scioli el kirchnerismo lo acusó de favorecer a Boldt, la empresa a la que Boudou acusa por las denuncias que lo complican en la Justicia. Ahora desconfían de la decisión de Scioli de exigir a Ciccone una deuda impositiva millonaria.

Cámpora vs. Perón. La agrupación juvenil La Cámpora se hizo fuerte en la Legislatura y promueve proyectos que complican a Scioli. Los peronistas tradicionales que apoyan al gobernador lanzaron La Juan Domingo. A su presentación, Scioli mandó a todo su gabinete.

La propaganda. Scioli tiene como prioridad la construcción de su imagen pública. El kirchnerismo impulsó la última semana un proyecto para que diga cuánto gasta en publicidad oficial y en qué medios. Sospechan que destina mucho al Grupo Clarín.

La relación con Macri. El primer gran cortocircuito del año entre Scioli y la Casa Rosada ocurrió después de que el gobernador jugó un partido de fútbol con Macri. El Gobierno presiona a Scioli para que sea más duro con Macri por el tema de la basura. Teme que se alíen.

Reacciones en todos los sectores del oficialismo provincial

"Me parece bien; que Scioli se prepare para ir a una interna. Por ahí nos gana"

CARLOS KUNKELDiputado nacional kirchnerista

"Hay peleas que no se entienden, éste es un año de gestión"

SERGIO MASSAIntendente de Tigre

"Está claro que si la Presidenta no es candidata, no hay otro mejor que Scioli"

BALDOMERO ALVAREZ DE OLIVERASenador provincial - Socialista

"Que Scioli quiera ser presidente en 2015 es parte del plan del establishment"

MARTIN SABBATELLA Diputado nacional-Nvo. Encuentro

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas