Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Más muerte, más dudas

No hay pistas sobre el crimen de Sergio Fernández, el hincha de Newell´s que murió anteayer por las heridas de bala de los disparos de barras de Unión; hay 59 detenidos, pero no se encontró el arma homicida

Domingo 13 de mayo de 2012 • 23:15
0

ROSARIO.- Toda muerte duele. Pero si se permite la licencia de catalogar la barbarie de nuestro fútbol, el asesinato de Sergio Víctor Fernández encuadra entre los casos más insólitos de la lamentable criminología que gira alrededor de la pelota manchada con sangre. Este hincha de Newell's de 31 años falleció anteanoche por las heridas de bala que le causaron daños irreversibles en el abdomen. El proyectil salió de uno de los ómnibus que transportaban a los hinchas de Unión de regreso a la ciudad de Santa Fe luego del partido con el equipo rosarino disputado anteayer. Fernández es un limpiavidrios que estaba con la camiseta del equipo rojinegro a 30 cuadras del estadio del Parque Independencia y que, de la nada, recibió los balazos. Por este hecho y por otros relacionados con violencia, hasta anoche había 59 seguidores del equipo visitante -muchos con otro tipo de antecedentes- detenidos en Coronda.

Fernández es, según la ONG Salvemos al Fútbol, el muerto número 262 relacionado directa o indirectamente con la violencia que se produce cada fin de semana en las canchas. Este año es el tercero, tras los decesos de Agustín Rodríguez y Aldo Barralda tras un choque por la interna de la barra de Nueva Chicago producido cerca del club de Mataderos el 18 de enero. Barralda falleció 13 días después, en el hospital Santojanni, donde también se registraron choques entre las facciones que se disputan el poder de la tribuna en el club verdinegro.

En declaraciones a radio Sol de Santa Fe, el jefe de la policía provincial, Hugo Tognoli, afirmó que "los integrantes de cada colectivo (que sumarían unas 90 personas) están identificados". Al realizar ese reconocimiento, hubo detenidos. Nueve simpatizantes de Unión, que viajaban en uno de los vehículos involucrados en el crimen de Víctor Fernández, permanecían anoche privados de su libertad, aunque no por el incidente mencionado, sino porque tenían pedido de captura por otros delitos.

En su regreso de Rosario a Santa Fe, parte de la barra brava de Unión habría provocado el asesinato de Sergio Fernández a 30 cuadras del estadio
En su regreso de Rosario a Santa Fe, parte de la barra brava de Unión habría provocado el asesinato de Sergio Fernández a 30 cuadras del estadio. Foto: Archivo

Pero otros 50 simpatizantes se encontraban en dependencias de la policía de Rosario, en calidad de demorados, hasta que las autoridades judiciales reciban los resultados de los peritajes ordenados. Hoy se conocerá cómo continuará la situación de ese grupo. Asimismo, en la requisa a los colectivos no se encontró el arma homicida.

Todos los detenidos se encuentran en Coronda, a donde el comisario Millán (que dio la confirmación oficial de la muerte de Fernández) se trasladó desde Rosario con el fin de detener, requisar y trasladar a los hinchas de Unión que viajaban en un colectivo de color verde de regreso a Santa Fe.

"El paciente ingresó a las 19 -del sábado- con heridas de armas de fuego y múltiples lesiones. Se le practicó una cirugía para mejorar su condición y ser operado nuevamente, pero falleció a las 22.40 del sábado", confirmó ayer a la agencia DyN Sebastián Rena, jefe de guardia del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA). Rena aclaró que el paciente no entró consciente al hospital, pero tampoco en coma, sino que ingresó en un estado "estuporoso", es decir, semidespierto y que respondía a los estímulos.

Según testigos de los hechos, los disparos se habrían producido entre las 18.30 y las 19 del sábado en la intersección de las calles Pellegrini y Provincias Unidas desde un ómnibus que transportaba a parte de la barra de Unión. Justamente, dos semanas atrás hubo un gran debate en la capital provincial por los incidentes que provocaban los hinchas de Unión y Colón en los colectivos los días de partido, y se había diseñado un operativo especial para controlar a los violentos de ambos clubes.

Este hecho también será evaluado por la policía provincial, ya que el incidente puede impactar en la decisión del Comité Provincial de Seguridad Deportiva (Coprosede). El sábado próximo, a las 20.10, Unión debe recibir, en un cotejo casi decisivo por la permanencia, a San Lorenzo. La policía santafecina y los organismos de seguridad tienen previstas sucesivas reuniones para evaluar los pasos a seguir para evitar incidentes en este cotejo, calificado como de alto riesgo después de los hechos producidos.

Desde Santa Fe: José Bordón

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas