Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Ahmadinejad, otra vez en América latina

Opinión

En pocos días más, el políticamente alicaído presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, visitará nuevamente a América latina. Para ello aprovechará la realización de una nueva cumbre de las Naciones Unidas sobre desarrollo sustentable, que tendrá lugar en Río de Janeiro entre el 20 y el 22 de junio.

Allí tendrá la oportunidad de encontrarse con otros líderes del mundo con motivo de esa reunión, cuyo objetivo central es el de contribuir a la protección del medio ambiente y a asegurar la sustentabilidad del planeta. Según el gobierno anfitrión, podrían concurrir al encuentro nada menos que 116 Jefes de Estado de muy distintos países y unos 50.000 participantes adicionales que estarán presentes en las diversas reuniones y participarán en las actividades que conforman el mencionado evento. Algunos de ellos comenzarán a llegar el 13 de este mes.

Se trata de la cuarta reunión "cumbre" sobre estos temas en particular, que sigue el camino iniciado con las reuniones ya celebradas en Estocolmo (1972), Río de Janeiro (1992) y Johannesburgo (2002).

Entre los mandatarios que -además de Ahmadinejad- han confirmado su presencia cabe incluir a algunas figuras públicas realmente interesantes, como el recientemente electo presidente de Francia, Francois Hollande; el ahora nuevamente presidente de Rusia, Vladimir Putin; el presidente de la Comisión Europea, el portugués José Manuel Barroso y el actual presidente de España, Mariano Rajoy.

Para Ahmadinejad es una oportunidad que seguramente le conferirá alguna visibilidad externa y le deparará, además, la posibilidad de realizar toda suerte de discretas reuniones laterales

En cambio, tanto Angela Merkel como David Cameron, absolutamente absorbidos por la grave crisis económica del Viejo Mundo, han anticipado que no concurrirán. Lo más probable es que tampoco llegue al Brasil Barack Obama, que está activamente en campaña electoral con la mira puesta en su posible reelección como presidente de los Estados Unidos el próximo mes de noviembre.

Para Ahmadinejad esta es una oportunidad bastante poco frecuente que seguramente le conferirá alguna visibilidad externa y le deparará, además, la posibilidad de realizar (en la opacidad) toda suerte de discretas reuniones laterales que pueden ser organizadas en paralelo con la mencionada cumbre. Por esto su gobierno está ya activamente trabajando su agenda, visitando a algunos de sus aliados y socios estratégicos bolivarianos de nuestra región. Aquellos que lamentablemente siguen apoyando y suministrando combustibles y otros pertrechos al régimen sirio del clan Assad, sin condenar ni considerar sus cada vez más abominables atrocidades contra su propio pueblo.

Hablamos, por ejemplo, de Ecuador, donde el líder bolivariano Rafael Correa acaba de recibir -en el mismo palacio de Carondelet- la visita del vicepresidente iraní, Ali Saeedlou, quien llegó al país andino presuntamente para hablar de la cumbre de Río e invitar a Correa -y asegurar ex ante su presencia- en la reunión del llamado "Movimiento de los No-alineados" que tendrá lugar en Teherán, a fines de agosto venidero. Ocurre que Irán tiene -por los próximos tres años- la presidencia de esa organización que fuera fundada en 1955 y tuviera entre sus líderes a personajes como Jawaharlal Nehru, Jamal Abdul Nasser y Josip Broz Tito. Hoy la organización referida luce relativamente pasada de moda, pero todavía agrupa a 118 Estados, que representan el 55% de la población del mundo.

La nueva visita de Ahmadinejad a nuestra región tendrá lugar en el marco de un ambiente muy particular. Muy pocos días después de realizarse la próxima reunión del G-7 con Irán, en Moscú, referida al desarrollo de su programa nuclear, en la que continuarán las conversaciones sobre el mismo, que se iniciaron con entusiasmo (sino alguna apresurada euforia), pero que hoy están envueltas en una nube de preocupación por su falta de avances.

Nuestra delegación debería actuar con total y absoluta transparencia en lo que a contactos y reuniones con las resbaladizas autoridades de Irán se refiere

Mientras tanto, las duras sanciones económicas norteamericanas y europeas contra Irán entrarán en vigor el 1° de julio próximo, y tanto los Estados Unidos como Israel siguen considerando la opción militar como una peligrosa alternativa eventual para tratar de detener un tan poco trasparente como acelerado programa iraní de enriquecimiento de uranio, que preocupa ciertamente a la comunidad internacional.

En momentos en que no se registran avances de significación en la comprometida cooperación iraní con las investigaciones y requerimientos de la justicia argentina respecto de los atentados terroristas en nuestro país en los se sospecha pudieron haber participado algunos altos funcionarios de la teocracia iraní, nuestra delegación a la cumbre de Río de Janeiro debería actuar con total y absoluta transparencia en lo que a contactos y reuniones con las resbaladizas autoridades de Irán se refiere..

TEMAS DE HOYAvance sobre la JusticiaEl caso CicconeMariano BeneditElecciones 2015La relación EE.UU. - Cuba