Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

A 30 años de la guerra / Estrategia oficial ante Gran Bretaña

Malvinas: la Argentina busca un apoyo de la OEA

Política

Timerman viajó a la asamblea en Bolivia; expectativas por la ONU

El canciller Héctor Timerman llegó anoche a La Paz para participar de la 42ª asamblea general de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y buscará allí, en Bolivia, un objetivo prioritario para los planes de su gestión: lograr que ese bloque regional emita un firme apoyo a la Argentina en el reclamo a Gran Bretaña por la soberanía de las islas Malvinas.

La estrategia que llevó Timerman a Bolivia no resulta antojadiza, sino que habla de las necesidades de dar muestras de cumplimiento de metas diplomáticas impuestas por la presidenta Cristina Kirchner. Por un lado, la Argentina intentará desterrar en la OEA el fracaso que protagonizó en la última Cumbre de las Américas, realizada en Colombia, donde no logró que todos los presidentes acordaran firmar un texto de apoyo a Buenos Aires para endurecer el reclamo por las Malvinas.

Por otra parte, el objetivo que Timerman persigue desde anoche en Bolivia apunta a lograr un trofeo diplomático de la OEA, a menos de 10 días de que la Presidenta viaje a Nueva York para participar en el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, donde realizará un encendido llamado a Gran Bretaña para sentarse a dialogar por la soberanía de las islas Malvinas.

Los planes del canciller argentino en la cumbre de la OEA no parecen sencillos de resolver si se tiene en cuenta que Estados Unidos ya adelantó que mantendrá una posición imparcial en el tema y fijó su histórica posición ante el conflicto de Londres y Buenos Aires por las islas Malvinas: reiteró que el tema responde a un enfrentamiento entre dos países y su resolución se debe dar por la vía del diálogo diplomático bilateral. Es decir que rechaza todo tipo de solución en la que intervengan otros países. Esa fue la postura que llevó a la cumbre de las Américas el presidente Barack Obama junto con Canadá y algunos países del Caribe que tienen una relación histórica con Gran Bretaña. Y fue uno de los motivos centrales por los que se trabó en Cartagena la firma de un documento que incluyera el reclamo argentino ante el Reino Unido por las Malvinas.

Presión de la Presidenta

Ahora Timerman volverá a la carga en la OEA con el tema Malvinas. Aunque esta vez, el canciller trabajará bajo la fuerte presión de la Presidenta, que quiere llevar un apoyo de la región a la reunión del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas.

Cristina Kirchner viajará el 14 del actual a Nueva York para participar de ese comité. Estará con un grupo de ex combatientes y con representantes de los siete Comités de Solidaridad con la cuestión Malvinas, que se crearon este año. Será una visita histórica, ya que no hay antecedentes de que se haya presentado un presidente en ese comité de la ONU. En líneas generales, allí concurren los embajadores de los países miembros. Pero la Argentina carece de un embajador en las Naciones Unidas desde que Jorge Argüello dejó ese cargo para convertirse en embajador de la Argentina ante los Estados Unidos.

De todas maneras, Argüello es uno de los artífices del viaje de Cristina Kirchner a Nueva York, ya que además de acordar la visita presidencial al Comité de Descolonización de la ONU le preparó a la jefa del Estado un almuerzo privado con unos 30 empresarios estadounidenses y se prevé, a la vez, un encuentro con referentes de la cultura..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsCristina KirchnerCrisis energéticaMercosurConflicto en Medio Oriente