Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fútbol y solidaridad

Sábado 09 de junio de 2012
0

Vale la pena destacar la tarea que está desarrollando el departamento social de Boca Juniors. En tiempos donde el fútbol y sus clubes están demasiado asociados a la violencia de los barrabravas, corresponde celebrar la confirmación de que no todo es lo mismo. Se reflejó en la primera cena solidaria que la institución que preside Daniel Angelici realizó hace pocos días juntamente con Unicef.

Fue un paso adelante: por el mensaje de que se pueden mancomunar entidades para ayudar a los que más necesitan y porque, en este caso, se trata de los chicos más pobres, que muchas veces no pueden ir a la cancha ni tienen satisfechas sus necesidades mínimas. Pero no solamente se trató de un encuentro de recaudación de fondos.

Los jugadores del plantel profesional, con sus máximas estrellas a la cabeza, y las viejas glorias participaron activamente. Se sentaron a las mesas de las empresas que estaban colaborando económicamente, firmaron camisetas y autógrafos, y se prestaron para las fotografías.

Estamos hablando de deportistas de elite que hoy son una referencia ineludible en la formación de los niños. Muchos se transforman en ídolos y no sólo por la capacidad para hacer un gol o atajar un penal, sino por sus comportamientos. Se donó un auto, que luego subastó el jefe de gobierno de la ciudad. Artistas y conductores se sumaron desinteresadamente al proyecto y, sobre todo, a la confirmación de que se pueden hacer las cosas en forma eficiente y con una actitud solidaria.

El trabajo que realiza Boca Social junto con organizaciones no gubernamentales como SOS Infantil merece una estrella más en el escudo. Hoy, la competencia deportiva circunstancial lleva a Boca a buscar la triple corona. Es de esperar que estos ejemplos cundan en la propia dirigencia que poco ha hecho para extirpar a los violentos barrabravas de su club.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas