Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una emergencia que exhibe la crisis del sistema de salud en Santa Cruz

Martes 12 de junio de 2012
SEGUIR
LA NACION

RIO GALLEGOS.– Máximo Kirchner podría haber sido operado en Santa Cruz, ya sea en el Hospital Regional de Río Gallegos o bien en el ámbito privado, confirmaron ayer diversas fuentes médicas del Hospital Regional, cuando se conoció el primer parte médico. Si bien el sistema de salud de la provincia atraviesa una fuerte crisis, que va del éxodo de médicos a la falta de insumos, eso no impediría que el hijo de la Presidenta pudiera ser operado aquí.

"Fue una decisión personal de la presidenta Cristina Kirchner trasladarlo a Buenos Aires, basada en una concepción sobre la salud pública", afirmó el doctor Jorge Lemo, dirigente de ATE Santa Cruz, quien detalló que se podría haber realizado una intervención artroscópica en un quirófano.

"La salud de la provincia sufre un problema estructural que se remonta a hace diez años. En los últimos tres años nos hemos quedado sin recursos y muchos médicos especialistas han migrado", detalló Lemo.

En la Semana Santa de 2004 fue atendido en el Hospital Regional local Néstor Kirchner, cuando ingresó derivado desde El Calafate, con un difícil cuadro de gastroduodenitis hemorrágica. Durante seis días poco se supo de la salud del entonces presidente.

Si bien la crisis de la salud se remonta a una década, se acentuó particularmente en los últimos tres años, cuando cerca de 200 profesionales médicos emigraron a otras provincias, ante la falta de expectativas económicas y de formación. Desde noviembre pasado no se realizan cirugías programadas en el Hospital Regional por falta de anestesistas. Los que hay sólo cubren las guardias, en tanto que hay cinco cirujanos sobre los once previstos inicialmente. En enero había sólo uno.

Ha desaparecido la residencia de cirugía, que en un tiempo estuvo a cargo del actual médico jefe de la Unidad Médica Presidencial, Luis Buonomo. En diciembre, la Asociación Argentina de Cirugía había declarado al Hospital Regional "zona de riesgo laboral" y aconsejaba a sus afiliados no venir a ejercer en Santa Cruz.

Al éxodo de profesionales se sumaron la falta de insumos en todos los hospitales de la provincia y el desfinanciamiento del sistema de salud público, a partir de las deudas de las obras sociales. Sólo la Caja de Servicios Sociales, la obra social estatal intervenida, adeuda al Hospital Regional $ 17 millones.

En busca de encontrar fondos para la salud pública, el gobierno provincial pidió a las empresas mineras que aportaran $ 14 millones por mes para un fondo extraordinario. Desde las empresas pusieron el grito en el cielo y aseguraron que ya realizan sus aportes.

Anoche, el Ministerio de Salud, que conduce el médico Daniel Peralta (homónimo del gobernador), informó que "en este escenario de complejidad financiera se ha trabajado denodadamente con una reingeniería que permitió la incorporación de recursos humanos, destinados a cuantificar y cualificar al área de la salud, asegurando la atención de todos los servicios médico-asistenciales en los hospitales que integran la red de salud provincial".

Debido a la sensibilidad del tema esta nota está cerrada a comentarios

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.