Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Encuentro en Washington

Lorenzino: el país no cederá ante los bonistas en default

Economía

El ministro advirtió que pagarles a los que quedaron fuera del canje de deuda "no es justo"

WASHINGTON (De nuestra corresponsal).- El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, se sumó a la tesis de que la Argentina "es blanco de los fondos buitres" que operan en el Congreso norteamericano, pero aseguró que el Gobierno "no cederá" a las presiones de los inversores que rechazaron el canje de deuda, porque pagarles "no es justo".

Más en lo doméstico, el funcionario ratificó que el país "tendrá un nuevo índice de inflación" a partir del año próximo, tal como se acordó con el Fondo Monetario Internacional (FMI), organismo que instó a tener definiciones al respecto no más allá de septiembre próximo.

Lorenzino pasó fugazmente por esta ciudad para presentar "el primer libro" que compila la caída en default de 2001 "contado desde el lado de la Argentina".

Se trata de La Argentina y el default de 2001, mitos y realidades, un trabajo elaborado por la embajada en Washington, a cargo de Jorge Argüello, y que el ministro agradeció y ponderó como una "herramienta fundamental".

Más de 200 personas, convocadas por invitación "personal e intransferible", sortearon el control para colmar los salones de la embajada. Salvo el "buenas noches a todos y a todas", todo transcurrió en inglés. Asistieron funcionarios argentinos, académicos, miembros de ONG, estudiantes y un puñado de asesores del Capitolio.

Entre ellos, la diputada demócrata por California Judy Chu, quien meses atrás se ocupó del país al celebrar que la autoridad comercial norteamericana hubiera incluido a la feria de La Salada en una "lista negra" del fraude comercial. También estuvieron los demócratas Charles Schumer, de Nueva York, y James Glyburn, de Carolina del Sur.

No hubo señal de ninguno de los legisladores norteamericanos que más activamente promueven sanciones contra el país y que, tal como reveló LA NACION, días atrás ironizaron con la idea de que, más que en la embajada, Lorenzino debería dar explicaciones en el Congreso.

Sin lugar para críticas

"Es impresionante el poder que tiene el lobby de los fondos buitres, que hasta montan sesiones en el Congreso norteamericano", retribuyó el ministro. "Llevan más de una década perdiendo dinero en sus litigios contra el país y en todo ese tiempo no han logrado un centavo", subrayó, luego de afirmar que no se pagarán sus reclamos porque hacerlo "no es justo".

Poco antes, el economista Mark Weisbrot, del Center for Economic and Policy Research (CEPR), se sumó a la línea del Nobel Paul Krugman, en el sentido de que el caso de la Argentina "es una historia de éxito, por donde se la mire", mientras que Eric Le Conte, de la ONG Jubilee, apuntó a la "responsabilidad" de quienes prestan dinero.

Al abrir la sesión, Argüello recordó que el país "jamás repudió su deuda" y que, lejos de entorpecer acuerdos con los acreedores, "ha dejado de ser parte del problema para pasar a serlo de la solución".

El diplomático lleva adelante una activa campaña para "desterrar falsedades" en la información local sobre la Argentina y el texto presentado se inscribe en ese esfuerzo. El debate se prolongó en un cóctel del que los asistentes partieron con el nuevo texto bajo el brazo.

El ministro de Economía, entre tanto, partió hacia Nueva York para sumarse a la comitiva que espera a la presidenta Cristina Kirchner. Los detalles de su agenda no se informaron..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYJorge MejíaCristina KirchnerElecciones 2015Torneo Primera División