Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

El freno en la construcción / Anuncio presidencial para reactivar la economía

Lanzan un nuevo megaplán de créditos para viviendas

Política

Prometen prestar hasta $ 350.000 para edificar o adquirir inmuebles construidos especialmente

Por   | LA NACION

Con la intención de reactivar la economía en medio de la crisis internacional que golpea fuerte las cuentas públicas, la presidenta Cristina Kirchner anunció ayer un nuevo plan de créditos para la construcción de viviendas.

El programa no servirá para la compra de inmuebles usados, sino para la construcción o adquisición de departamentos nuevos que se edificarán en función de este plan, el tercero que anuncia la Casa Rosada desde 2006 para el acceso a la vivienda.

Los beneficiarios que accederán al crédito podrán contar con ingresos de hasta 30.000 pesos por mes. La medida anunciada ayer por cadena nacional no especifica un piso de salario mensual para calificar, pero se estima que rondará entre los 1800 y los 2000 pesos.

En un momento en el que, por el cerrojo a la compra de dólares establecido por el Gobierno, la construcción había comenzado a resentirse, el programa apunta a fortalecerla. Además, se apuesta a mantener el empleo en este sector, ya que, según las estimaciones de la Casa Rosada, se generarán 100.000 nuevos puestos de trabajo directos y otros tantos indirectos. Con el plan se podrá acceder a un máximo de 350.000 pesos a pagar en 20 a 30 años. Cuanto más alto sea el nivel de ingresos del beneficiario del crédito, mayor será la tasa de interés que deberá pagar. Los primeros cinco años será tasa fija.

Por ejemplo: una persona con un salario inferior a los $ 5000 tendrá una tasa del 2% y podrá acceder a un máximo de $ 200.000 a pagar en 30 años. Su cuota será de 744 pesos por mes cuando no posea un terreno. En el otro extremo, alguien con ingresos de hasta $ 30.000 tendrá una tasa máxima de 14% con un plazo de pago de 20 años y una cuota de $ 2830.

La Anses será la encargada de aportar el grueso de los fondos para poner en marcha el plan de 100.000 créditos para este año destinados a 400.000 familias. El dinero lo aportará a través del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, que antes administraban las AFJP. Otra porción la expedirá el Tesoro, aunque nadie en la Casa Rosada supo explicar el monto total.

La Presidenta hizo el anuncio ayer por la tarde en el Museo del Bicentenario, en el subsuelo de la Casa Rosada, ante más de 2000 invitados, entre los que sobresalían los trabajadores de la construcción enrolados en la Uocra.

"Estamos redoblando la apuesta", definió Cristina Kirchner su decisión, y agregó: "No es para favorecer la burbuja inmobiliaria". También explicó que aspiraba a generar "consumo, desarrollo e inclusión social".

En un mensaje destinado especialmente a la clase media, a la que pocas veces nombra, la jefa del Estado agregó: "Es la que ha generado este modelo".

La Presidenta consideró que el propio modelo económico del kirchnerismo había traído aparejada la "necesidad" del acceso a la vivienda y contó que ella había sido la autora del nombre, algo extenso, que eligió para el programa crediticio, al que llamó Procrear (Programa de Crédito Argentino del Bicentenario para la Vivienda Unica Familiar).

El viceministro de Economía, Axel Kicillof, fue el encargado de presentar el plan, una creación de él. Con las manos en el bolsillo durante casi todo el discurso (de hecho la izquierda nunca la mostró), el economista hizo una fuerte defensa de los planes de vivienda que ya había lanzado el Gobierno en estos nueve años de gestión y se quejó del proyecto presentado por el gobierno de Mauricio Macri, que lanzó una línea de créditos del Banco Ciudad.

"Si no se focaliza en la construcción se genera una burbuja hipotecaria", planteó Kicillof, quien tuvo el mayor protagonismo ayer dentro del Gabinete. Fue la primera vez que, en un anuncio de un plan de viviendas, el ministro de Planificación, Julio De Vido, quedó relegado a una silla como el resto de los ministros.

El plan de créditos tiene dos ejes centrales: una opción es para aquellos que ya sean dueños de un terreno y que podrán acceder al beneficio para construir una casa. La otra alternativa es para quienes no posean el espacio físico. Para ellos, el Estado usará 1820 hectáreas de terrenos públicos en todo el país para plantar allí proyectos inmobiliarios, como puede ser en zonas cercanas a los ferrocarriles.

En este último caso, el acceso a la vivienda, que construirán empresas privadas y el Estado, se hará por sorteo de la lotería nacional para evitar favoritismos.

El trámite inicial se realiza a través de las oficinas de la Anses de todo el país. Allí se dará un turno para gestionar el crédito a través del Banco Hipotecario, entidad que ya había lanzado en 2009 una línea por impulso del Gobierno. El otro programa anterior había sido en 2006, que terminó en un rotundo fracaso porque establecía que la cuota a pagar sería igual a un alquiler.

    LA OFERTA
  • Los créditos. Habrá 100.000 préstamos disponibles en el Banco Hipotecario para la construcción de nuevas viviendas en terrenos fiscales.
  • La tasa. Irá del 2 al 14% de interés, según el sueldo del solicitante.
  • Cómo anotarse. Los aspirantes deberán presentarse a la sucursal de la Anses de su barrio y solicitar un turno para ser atendidos por un oficial del Hipotecario.
  • Topes. Son créditos de 350.000 pesos a personas o grupos familiares que reúnan ingresos de hasta $ 30.000.
  • Requisitos. Podrán entrar en el plan personas de entre 18 y 65 años. La relación cuota-ingreso puede llegar al 40%. No hay un límite mínimo de ingresos.
TEMAS DE HOYEl caso de Lázaro BáezDamián StefaniniLa salud de CristinaMarcelo TinelliEl drama de Pistorius