Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Kevin Johansen y Liniers, combinados en el Malba

Compartieron escenario con un espectáculo de música y dibujo

SEGUIR
LA NACION
Jueves 14 de junio de 2012
0

Mientras Kevin Johansen cantaba En mi cabeza, una caricatura empezó a salir de la gran cabeza amarilla que Liniers estaba pintando subido a una escalera. Enseguida sonó El palomo y Liniers se apuró a dibujar unos cuantos pajaritos celestes, mientras tarareaba la canción.

Anteanoche, Kevin Johansen, su banda The Nada y el dibujante Ricardo Siri, Liniers, protagonizaron la segunda Experiencia adn de este año en el auditorio del Malba (Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires-Fundación Costantini). Johansen tocaba y Liniers improvisaba un mural en el escenario al ritmo de la música.

El ciclo organizado por LA NACION cuenta con el auspicio de Citibank y el apoyo de Carolina Herrera, Mercedes-Benz y Swiss Medical.

Kevin Johansen y Liniers, canciones y colores
Kevin Johansen y Liniers, canciones y colores. Foto: LA NACION / Rodrigo Nespolo

En el mural hubo lugar hasta para un homenaje al cuadro El grito, de Edvard Munch, y fue donado a la Fundación Sagrada Familia, que trabaja hace más de treinta años en programas que facilitan el acceso a una vivienda digna.

La entidad cuenta con proyectos de construcción, obtención de materiales y microcréditos, y hace hincapié en el protagonismo de las familias involucradas.

"Son manchas de diferentes batallas", ironizó Liniers a LA NACION al señalarse su camisa y chaleco, cubiertos de pintura. Minutos antes de subir al escenario, le había prometido a la representante de la Fundación Sagrada Familia "tratar de que salga lindo" el mural que iban a recibir.

No es la primera vez que Johansen y Liniers comparten escena combinando sus especialidades: estuvieron de gira con esta performance por América latina y España, además de mezclar sus obras en tapas de discos y publicar el libro Oops!, en 2009.

En la edición 2011 de Experiencia adn ambos artistas compartieron el escenario y los dibujos de Liniers volaron hacia el público transformados en avioncitos de papel.

Johansen, que nació en Alaska y vivió en la Argentina y en los Estados Unidos, ha hecho de la mezcla una característica de su trabajo. La combinación de pintura y música se suma a la mezcla de idiomas y géneros que se multiplican en sus discos.

Liniers, a quien no se le ocurría la idea de hablar en público hasta que empezó a presentar sus propios libros, aseguró haber empezado a disfrutarla. "El contexto que hace Kevin es tan buena onda que lo paso muy bien en el escenario –contó–; yo era un tímido patológico, pero ahora cada vez necesito más."

En el auditorio del Malba sonaron canciones como No vaya a ser yo, Fantasmas de carnaval y Daisy, además de tres temas que Johansen y Maximiliano Padín acompañaron con charangos.

Al final, los artistas invirtieron sus roles: mientras Johansen hacía unas tímidas pintadas en el mural ya terminado, Liniers cantó Knockin’ on Heaven’s Door, de Bob Dylan, acompañado por The Nada.

La próxima Experiencia adn será el mes próximo en el Teatro Colón, con la participación de la Camerata Bariloche y el bandoneonista Néstor Marconi, que rendirán homenaje a Astor Piazzolla, de quien se cumplen 20 años de su muerte.

Los interesados en concurrir al próximo espectáculo deben comunicarse al 5272-4220, de 9 a 15. Cada Experiencia adn se inicia con un cóctel de bienvenida al público.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas