Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Teatro / Martín Flores Cardenas

La literatura puesta en escena

Espectáculos

Es uno de lo más destacados directores-dramaturgos del circuito independiente local

Por   | LA NACION

Dos espectáculos lo exponen de manera muy atractiva. El actor, director y dramaturgo Martín Flores Cárdenas presenta en Mujer armada, hombre dormido una propuesta que lo tiene como autor y director que relata una historia de ficción muy próxima a la literatura, pero que encuentra en el campo de la actuación ese germen primordial que hace que la teatralidad estalle de manera muy intensa.

Su otro proyecto, Matar cansa , obra de Santiago Loza que interpreta Diego Gentile, resulta un extraño stand up donde precisamente el humor nunca hace su aparición, sino que el drama se instala con fuerza desde el comienzo para transitar la oscura historia de un asesino serial.

"De chico pensaba que trabajaría en algo que estuviera ligado a la ficción. Cuando salí del colegio estaba desorientado y empecé a estudiar comunicación. A los 19 años tuve una crisis muy fuerte respecto de lo que iba a hacer y decidí meterme de lleno a estudiar teatro". Flores Cárdenas pasó por los talleres de Laura Yusem, Elvira Oneto, Mauricio Kartun y Alejandro Tantanián. "Creo que empecé a definir mi voz con Alejandro -afirma-. Al mismo tiempo que estudiaba generaba mis propios proyectos y eso fue determinante en mi aprendizaje."

En el recorrido productivo del creador hay una etapa muy definitoria que está ligada a la puesta en escena de narraciones de Raymond Carver - Catedral y Quienquiera hubiera dormido en esta casa -, una influencia que se mantiene en procesos como Mujer armada, hombre dormido , que está ofreciendo en Espacio Callejón con las actuaciones de Ximena Banús, Laura López Moyano, Javier Pedersoli y Germán Rodríguez.

"Trato de trabajar con lo que me conmueve -explica el director-. En mi biblioteca hay mucho material que por algún motivo me sacudió alguna vez. Pero para trabajar un texto literario no basta con que me despierte inquietudes fuertes sino que también me tiene que entusiasmar repensarlos, ver cómo se puede transformar eso que me pasa al leerlos en algo interesante de ver en teatro. Sería algo así como teatralizar la experiencia de la lectura."

Algo de eso aparece muy manifiesto en Mujer armada... pieza de su autoría en la que también asoma ese vínculo con la literatura. Esta pieza surge de la idea de generar teatro dentro de un mundo que se asocia inmediatamente a autores del realismo sucio. Pero aunque el texto remita a la narrativa, es dramaturgia. En teatro los textos no sólo tienen música, sonoridad y ritmo. También un cuerpo que los dice, un cuerpo real."

Respecto de Matar cansa , el proyecto lo inició junto a Diego Gentile. La intención era trabajar sobre algo que lo impresionaba e inquietaba y que tenía que ver con el fanatismo en torno a figuras criminales. "Me había llamado la atención la presencia de blogs y páginas de Facebook creados por fanáticos de Barreda o Yiya Murano. Después de comentarle esta idea a Santiago Loza él se entusiasmó y me contó su interés por figuras como Robledo Puch o El Petiso Orejudo. Y si bien el asesino es un personaje ficcional, se podría decir que es una especie de Frankenstein creado a partir de trazos de la vida de estos criminales."

En todos sus procesos creativos Flores Cárdenas se muestra como un inquieto director de actores. "Me gusta profundizar en detalles, dedicarles tiempo a cosas muy puntuales", dice. Ese es uno de los signos más destacados de sus puestas. De ahí, seguramente, el interés de los espectadores por seguir su creación, siempre efectiva..

PARA AGENDAR
Mujer armada, hombre dormido. Sábados, a las 19.30 (ayer cerró la Fiesta Nacional del Teatro, en La Rioja).
Matar cansa. Lunes, a las 21. Espacio Callejón, Humahuaca 3759.

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalElecciones 2015Elecciones en Brasil