Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Espectáculos

 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Opinión / Televisión

Fútbol para todos... y en todos los horarios

Espectáculos
 
 

E l atípico, tenso y electrizante fin de semana que aguarda a todos los aficionados al fútbol tendrá en la pantalla chica su inevitable caja de resonancia. Tan poderosa que, por sí misma, logró encaramar a Canal 7 en lo más alto de la lucha por el rating cada sábado y cada domingo de la mano del Fútbol para Todos.

Todos esperan que la próxima y definitoria fecha entregue las mediciones de audiencia más altas del año en la materia. Hasta ahora, el combo de transmisiones entre el Clausura y el Nacional B impuesto por el acuerdo entre el Gobierno y la AFA registró su medición de audiencia más alta el domingo 10 de este mes, con los 24,3 puntos para River-Boca Unidos. Es el efecto logrado por el Fútbol para Todos(y en todos los horarios), que obtuvo de esta manera un éxito curiosamente paradójico. Por un lado se valió del peso propio alcanzado por el fútbol para elevar su audiencia. Por el otro, a partir del incontrastable hecho de que el Fútbol para Todos transcurre en todos los horarios, el 7 renunció virtualmente a la diversidad que reclama, por definición, cualquier canal de aire generalista. Mucho más si se trata de una emisora pública.

No deja de ser igualmente paradójico que este fin de semana, con la exigencia de que se jueguen al mismo tiempo los partidos envueltos en la definición, las horas del fútbol en Canal 7 terminen esta vez reducidas. El espacio disponible para otras cosas no hará más que activar el recuerdo de la primera etapa del kirchnerismo, cuando la TV pública programaba en el horario central ciclos de divulgación científica y artística y los fines de semana no tenían fútbol recargado. Ahora, las necesidades del oficialismo (para el cual un medio público y uno gubernamental son exactamente lo mismo) imponen la presencia de 6,7,8 en el prime time de la semana y -lo más insólito- en el entretiempo de los partidos de fútbol. En vez de la publicidad institucional de iniciativas importantes que ejecuta el Gobierno para la comunidad (recomendaciones sobre tránsito, campañas sanitarias), se coloca en ese espacio de la TV pública al buque insignia de una red de propaganda mediática que califica de infalible a la gestión oficial y desvaloriza a los que piensan de otro modo.

Hay otras máculas a la vista. Cuando el Fútbol para Todos irrumpió con la declarada idea de superar las flagrantes situaciones discriminatorias que las antiguas emisiones codificadas imponían a los televidentes, fijó algunas pautas -pequeñas y significativas a la vez- con la idea de mejorar las transmisiones. Una de ellas consistía en emitir las placas de publicidad institucional durante las pausas del partido. Ahora ocurre lo contrario: la promoción de los próximos programas del 7 coincide con el juego y tapa en muchos casos la evolución de las jugadas. También volvió un clásico de otros tiempos: gruesísimos insultos de algunos espectadores exhibidos en explícitos primeros planos. Un virtual respaldo a la violencia que la misma emisión condenará más tarde..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa muerte de García MárquezElecciones 2015InseguridadLa tragedia del ferry Sewol