Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Duro cruce entre Cameron y Cristina

El premier británico le pidió que respete el referéndum de los isleños, y la Presidenta le reclamó que cumpla las resoluciones de la ONU

Miércoles 20 de junio de 2012
SEGUIR
LA NACION

LOS CABOS, México.- Resultó por demás tensa para Cristina Kirchner la Cumbre del G-20 , que terminó ayer aquí. El primer ministro británico, David Cameron, le exigió en persona a la Presidenta que "respetara el referéndum" convocado la semana pasada por los habitantes de las islas Malvinas para pronunciarse sobre su estatus político. Luego declaró a la prensa internacional que eso servirá para "que muchos países que aceptaron la propaganda argentina le den una nueva mirada al tema".

Cristina Kirchner sólo ordenó informar a la prensa que ella le replicó a Cameron que es el Reino Unido el que "debe respetar las 40 resoluciones de las Naciones Unidas (ONU), que ordena que Gran Bretaña acepte iniciar el diálogo sobre la soberanía sobre las islas Malvinas". Y que le ofreció un sobre con copias de esas resoluciones -al que se referiría en el plenario-, pero Cameron se negó a recibirlo y se dio media vuelta y se retiró a su banca, cerrando así el inusual cruce personal por el tema Malvinas.

Eso fue comunicado por el canciller Héctor Timerman y el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro. Cristina Kirchner no se dejó ver por los enviados y fue la única mandataria de la cumbre que no ofreció conferencia de prensa.

Cameron condenó además la política económica argentina , al decir que "no son aceptables" las medidas proteccionistas que aplica.

Su par de México, anfitrión de la cumbre, Felipe Calderón, consultado por el periodismo mundial sobre la Argentina, aseguró que "en la cumbre hubo un rechazo abrumador al proteccionismo", tal como quedó asentado en el punto 26 de la declaración final.

También el presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy, confirmó que saludó a Cristina Kirchner y le expresó su satisfacción por la mención "contra el proteccionismo en el comercio mundial y las inversiones". El gobierno argentino no contestó a las críticas al proteccionismo.

Ni siquiera informó sobre el saludo de Rajoy. Madrid le reclama a la Argentina la expropiación confiscatoria, sin indemnización, del 51% de las acciones de Repsol en YPF, hace dos meses.

Fue Cameron quien se había acercado a Cristina Kirchner para agradecerle su apoyo a la creación de un banco central europeo que actuara como prestamista de última instancia y luego le pidió que respetara el referéndum malvinense.

"Este no era el lugar para hablar de Malvinas, sino el Comité de Descolonización de la ONU el jueves y Cameron estuvo ausente", dijo Timerman. "Estamos siempre dispuestos al diálogo y resolver el conflicto en forma pacífica", agregó. "Es Inglaterra el país colonialista y la Argentina siempre combatió el colonialismo y venció", dijo a LA NACION.

"¿Qué clase de país es un miembro del Consejo de Seguridad de la ONU que no respeta la resoluciones de la ONU desde 1965?", le reclamó luego Timerman a la prensa británica, con la que se negó a hablar en inglés.

"Soy el canciller de la Argentina", se excusó, mientras enviados británicos se golpeaban con sus cámaras y Timerman se sorprendía: "Nunca vi esto; ustedes son civilizados comparado con ellos", dijo a LA NACION.

El Foreign Office difundió un comunicado a la prensa inglesa, que consignó: "Kirchner respondió yéndose por las ramas [empleó la palabra ramblings , que significa irse por las ramas, divagar] sobre los titulares españoles, la ONU y las Malvinas. Su intérprete no podía seguir lo que ella decía".

Ni Timerman ni Scoccimarro informaron sobre la opinión del Gobierno frente a las críticas al proteccionismo. A las 18, partieron junto a la Presidenta a Río de Janeiro, donde participarán de la Cumbre Río+20, sobre medio ambiente, que comenzará hoy.

La declaración final del G-20, en el plano global, marcó el impulso a políticas de racionalidad con crecimiento y un aporte al FMI de 450.000 millones de dólares. La Argentina era una abanderada de formar un bloque "antiajuste".

Luego de la dura embestida de Timerman, Cameron ofreció a media tarde una conferencia de prensa con 300 enviados de todo el mundo. Pero sólo preguntaron cinco británicos. "Con respecto al comercio, reafirmamos que vamos a evitar nuevas barreras proteccionistas hasta 2014 en el G-20", dijo. Y agregó: "Quedó claro que las medidas de la Argentina en ese sentido no eran aceptables".

Respecto de Malvinas, Cameron añadió que "es importante que el mundo sepa que hay un referéndum en las Falklands" y que "es una oportunidad para todos esos países que aceptaron parte de la propaganda argentina den un nuevo vistazo o una nueva mirada al tema".

Tras reunirse con los presidentes de China y de Rusia, Cristina Kirchner se reunió con su par de Francia, François Hollande, con quien acordaron relanzar la relación bilateral (ver aparte). Pero no se informó si Hollande acordó diferenciarse de Alemania en las políticas de ajuste, como pretendía la Presidenta.

Contrapunto

"Espero que haya notado que los isleños harán un referéndum en 2013 y usted [en alusión a la Presidenta] debería respetar sus puntos de vista " David Cameron Primer Ministro de Gran Bretaña

"El momento de hablar de Malvinas fue en la ONU, donde estuvo la Presidenta, pero no el primer ministro" Héctor Timerman Canciller argentino

AMPLIA REPERCUSIÓN EN MEDIOS BRITÁNICOS LOS CABOS (De un enviado especial).- Los medios británicos le dieron amplia repercusión al cruce entre Cristina Kirchner y David Cameron por la soberanía de las islas Malvinas. "Chocan por las Falklands [Malvinas]", consignó The Telegraph en su sitio web minutos después de conocido el hecho. El Financial Times también incluyó el diferendo en su portal, mientras The Guardian consignó que "Cameron rechazó una carta" de la presidenta argentina. Los enviados de medios del Reino Unido mostraron un especial interés por seguir los movimientos de la comitiva argentina durante el último día de la Cumbre del G-20.

Lo que dejó la Cumbre

Sin descanso, directo a Río de Janeiro LOS CABOS.- De cumbre en cumbre, Cristina Kirchner dejó ayer Baja California y partió hacia Río de Janeiro, donde participará de la reunión sobre medio ambiente a la que están invitados casi los mismos protagonistas de la cita del G-20. Será la última escala de un viaje de una semana.

Hollande promete más trabajo en conjunto El presidente de Francia, Francoise Hollande, se comprometió ayer con Cristina Kirchner a relanzar la relación bilateral, según anunciaron los dos gobiernos después de una reunión bilateral de media hora. "Estaremos siempre con la Argentina", dijo Hollande, al retirarse.

Estacionamiento aeronáutico El pequeño aeropuerto estatal de Los Cabos se convirtió en un verdadero "estacionamiento" de los aviones de los principales líderes mundiales. En fila estaban los aviones oficiales de Estados Unidos, China, Indonesia, Sudáfrica, Colombia, Japón y Corea del Sur, entre otros.

Anonymous hackeó la página oficial El grupo Anonymous hackeó la página oficial de G-20. La primera interferencia ocurrió el lunes, cuando el anfitrión Felipe Calderón daba inicio al encuentro. Sin embargo, el bloqueo se repitió ayer, cuando los hackers anunciaron en Twitter la operación "#OPG20".

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.