Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Maxima tensión sindical y política

Paro de camioneros en todo el país tras choques con la Gendarmería

Política

Lo anunció anoche Moyano mientras seguía la tensión en las plantas de combustible bloqueadas en el conurbano l La Presidenta volvió de urgencia desde Brasil y ordenó denunciar al jefe de la CGT l Se sienten faltantes de nafta y gas l Analizan una marcha a Plaza de Mayo

Por   | LA NACION

En un día de máxima tensión , el Gobierno sacó la Gendarmería a las calles para liberar la distribución de combustible y denunció ante la justicia penal a Pablo y Hugo Moyano por el delito de amenazas. La presentación judicial derivó a última hora en un agravamiento del conflicto que tenía interrumpido el transporte de naftas y gas en todo el país: al enterarse, el jefe de la CGT anunció en televisión un paro general de todas las ramas del transporte en camiones a partir de hoy y una movilización, todavía sin fecha, a la Plaza de Mayo.

 
El momento de mayor tensión: camioneros de Moyano se enfrentan a la Gendarmería en la planta de YPF en La Matanza. Foto: LA NACION / Fabián Marelli
 

Alarmada, la presidenta Cristina Kirchner decidió adelantar su regreso al país desde Río de Janeiro, donde participaba de la cumbre de seguridad ambiental. Apenas aterrizó, a las 21.15, dio la orden al ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, de presentar una denuncia penal contra los Moyano en los tribunales de Comodoro Py.

La Casa Rosada logró sólo anoche mover ocho camiones de la planta de YPF de La Matanza, donde se montó el mayor operativo para garantizar el abastecimiento de combustible. Allí se generó un foco de duros enfrentamientos. Cuando caía la noche, y con el arribo al lugar de personal de Gendarmería, Pablo Moyano, secretario adjunto del gremio, se anticipó y se plantó junto a los manifestantes para resistir en persona cualquier plan oficial de desalojo.

El gremio forcejeó con los gendarmes y, poco antes de las 22, comenzó a tirar basura en el ingreso de la planta para evitar la salida de los camiones cargados con combustible que el Gobierno tenía listos para enviar a la Capital y zonas del Gran Buenos Aires.

En una maniobra de distracción, el Gobierno logró esquivar el bloqueo y, mientras los manifestantes protestaban en el ingreso principal, mandó la carga por una salida lateral.

Además de la presencia de la Gendarmería y la denuncia a los dos Moyano por amenazas agravadas, el Gobierno sumó anoche a la disputa a las cámaras empresarias. "Se borraron. Esto es un lockout patronal junto con los trabajadores", descargó el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, en referencia a la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac).

Según dejaron trascender desde el Gobierno, la Casa Rosada revisará los contratos de las empresas transportistas de YPF, ahora estatizada, en una nueva señal de presión para que los empresarios asuman su responsabilidad y habiliten los camiones para la distribución de combustible. El Gobierno usó ayer a choferes de la Gendarmería.

 
La Gendarmería intenta ingresar en la planta de la empresa YPF, en La Matanza, ante el bloqueo del gremio de Camioneros, que se apostó en el lugar. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi
 

El día comenzó agitado para la Casa Rosada. Por orden de Cristina Kirchner se armó un comité de crisis en el edificio Centinela, en la zona de Retiro. Al mando del secretario de Seguridad, Sergio Berni, segundo de la ministra Nilda Garré, se ordenó el envío de gendarmes para mover los camiones que esperaban en las refinerías, sin choferes.

En medio de la crisis por la posibilidad de desabastecimiento de combustible se coló la pelea de la Casa Rosada con el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, de viaje por Italia. Su compañero de fórmula, Gabriel Mariotto, se puso al frente de la estrategia y lo acusó socarronamente de estar de vacaciones. Lo mismo hizo De Vido, que le apuntó al mandatario provincial por la foto que se sacó la semana pasada con Moyano después de jugar al fútbol en su casa de Tigre (ver aparte).

En medio de un fuerte nerviosismo, la estrategia oficial se dividió en dos. Por un lado, la Gendarmería estuvo a cargo de garantizar la salida de camiones con nafta y gasoil, comandado por Berni.

Por otro, a cargo de Mariotto, se intentaba asegurar el abastecimiento de gas, para lo que se desviaron camiones que ya estaban en ruta hacia las zonas más afectadas. En un relevamiento hecho por la Casa Rosada, los lugares más complicados fueron Claromecó, Orense, Lobería y Guaminí, en la provincia de Buenos Aires. Hacia este último lugar viajó anoche Mariotto, que actuó como vocero de la estrategia oficial. Cristina Kirchner habló por teléfono con el intendente, Néstor Alvarez.

El conflicto puntual se inició anteayer, cuando se trabó la negociación salarial en el Ministerio de Trabajo y Pablo Moyano lanzó un paro en la distribución de combustibles.

El sindicato reclama una suba del 30 por ciento, mientras que las cámaras empresariales ofrecían el 21. En el medio, Moyano insistió en la suba del mínimo por el cual se paga el Impuesto a las Ganancias y sumó a sus reclamos la extensión del pago de las asignaciones familiares, pedidos que son constantes en su enfrentamiento con el Gobierno.

Camioneros desoyó la conciliación obligatoria que había dictado la cartera laboral y lanzó el paro en el transporte de combustible, al que ahora se sumará el resto de las ramas del gremio, entre ellos, caudales y recolección de residuos.

Cruce de declaraciones

Este último reclamo hizo virar la estrategia del Gobierno. Dejó de hablar de un conflicto laboral, como lo había hecho hasta anteayer, para cargar directamente sobre una pelea política. "El objetivo de Moyano es enfrentar a Cristina Kirchner", se descargó Mariotto, en diálogo con LA NACION. "Esto es un conflicto político", abundó.

Se espera que hoy la Presidenta hable sobre el tema desde la Casa Rosada después de estar una semana fuera del país. Anoche se recluyó en la quinta de Olivos y se mantuvo en contacto telefónico permanente con sus funcionarios.

El cruce de declaraciones fue incesante durante toda la tarde. Berni, que se plantó en la refinería de La Matanza, llamó "grupo de irracionales" a los manifestantes y dijo que el Gobierno "no se dejará extorsionar ni chantajear". Randazzo, desde Rosario, donde el Gobierno celebró el Día de la Bandera, habló de "paro salvaje".

La Casa Rosada cerró el día con la denuncia penal, un gesto más para presionar a la familia Moyano. Por el momento, no le alcanzó.

EL GOBIERNO Y EL BLOQUEO A LOS DIARIOS

"El Gobierno alentaba las medidas que tomábamos contra La Nacion y Clarín por las cooperativas de trabajo", dijo ayer Pablo Moyano, número dos de los camioneros. El 27 de marzo del año pasado el gremio bloqueó las plantas de los diarios e impidió la salida de las ediciones de ese día.

Sin eufemismos

"Este gobierno se está alejando de la línea nacional y popular. Espero que la Gendarmería no vaya a hacer algo contra la salud y la vida de los trabajadores"

  • HUGO MOYANO
    Secretario general de la CGT

"Si llegan a ordenar un desalojo, se pudre todo. El viernes les llenamos la Plaza de Mayo de camioneros"

  • PABLO MOYANO
    Secretario adjunto de Camioneros

"No se puede tener a 40 millones de argentinos de rehenes por una discusión sectorial"

  • AMADO BOUDOU
    Vicepresidente

"No hablé con el gobernador. Nos queda la fotografía de un partido de fútbol que jugó con quien hoy le está trayendo un dolor de cabeza muy grande a la patria"

  • GABRIEL MARIOTTO
    Vicegobernador de Buenos Aires

"En el caso de Scioli, hay lealtades que se proclaman y después no se plasman en los hechos. Esto pasó a ser un lock out patronal"

  • JULIO DE VIDO
    Ministro de Planificación Federal
TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsMagaly HermidaConflicto en Medio OrienteAmado Boudou