Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Importante distinción a dos científicos del Conicet por sus aportes en química

Sábado 23 de junio de 2012
SEGUIR
LA NACION
0

Hay años fuera de serie. Y éste es sin duda uno de ellos para el doctor Roberto Salvarezza. No habían pasado más que unas cuantas semanas de su nombramiento como presidente del Conicet cuando recibió una llamada que lo dejaría sin palabras: la Fundación Bunge y Born le anunciaba que había sido designado ganador del premio que confiere cada año a una disciplina diferente, sin interrupción desde 1964. El galardón es considerado por su prestigio y por su monto uno de los más importantes de América latina a la actividad científica.

"Este fue para mí un año pleno de noticias importantes, y ahora el reconocimiento a mi trayectoria científica es la culminación", comentó.

Nacido en 1952 y graduado como bachiller en el Colegio Nacional de Buenos Aires, Salvarezza es, desde hace décadas, un pionero del sistema científico nacional. Estudió química en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, donde se doctoró en 1981. Tras una estada en la Universidad Autónoma de Madrid para formarse en técnicas de microscopía de efecto túnel, volvió a la Universidad de La Plata y fundó un laboratorio que fue pionero en América latina, donde también introdujo la microscopía de fuerzas atómicas.

"Ambas tecnologías nos ofrecieron por primera vez la posibilidad de observar y manipular la materia en escala atómica y molecular -explica-. A partir de eso, empezamos a ver cómo estos sistemas se movían en superficies sólidas y cómo las moléculas se organizan en lo que se denomina «autoensamblado molecular»."

Así, los investigadores descubrieron que, para construir un dispositivo de las dimensiones infinitamente pequeñas en las que trabaja la nanotecnología, podían proceder moviendo átomo por átomo o aprovechar el "conocimiento" de las propias moléculas para autoorganizarse.

"Nuestra idea es tratar de utilizar estas fuerzas que gobiernan las interacciones en el mundo de los átomos, para construir dispositivos complejos -explica Salvarezza-. Claro que para eso es necesario poder «ver» los procesos. Y estos instrumentos nos permiten observar ese mundo en una escala sin precedente. Lo más interesante es que estas dos microscopías no sólo permiten ver sino también interactuar con la materia."

El galardón reconoce también su aporte a la formación de recursos humanos en su área. "Hemos progresado muchísimo -subraya Salvarezza-. Empezamos cuando nadie hablaba de nanotecnología, pero desde entonces prácticamente se duplicó o triplicó el número de científicos que se dedican a este tema. Hoy hay entre 200 y 300, y existe una serie de proyectos con empresas para lograr que la Argentina llegue al mercado con un primer producto nanotecnológico."

Rodolfo Wuilloud
Rodolfo Wuilloud. Foto: Gentileza Bunge y Born

Actualmente, Salvarezza trabaja en el Instituto de Investigaciones Físicoquímicas Teóricas y Aplicadas (Inifta), de la Universidad Nacional de La Plata, y dirige el laboratorio de Nanoscopias, que él creó hace dos décadas. Por su trabajo, además del Premio Bunge y Born, ya había recibido el Konex de Platino, en 2003; el Premio Bernardo Houssay, en 2007, y la Beca Guggenheim, en 2008.

Este año también recibirá el Premio Estímulo Bunge y Born a Jóvenes Científicos Rodolfo Wuilloud, destacado investigador en química analítica. Nacido en Santa Fe en 1975, es egresado de la Facultad de Química y Farmacia de la Universidad Nacional de San Luis. Se desempeña como profesor del Instituto de Ciencias Básicas de la Universidad Nacional de Cuyo y es investigador independiente del Conicet en ciencia y tecnología de los materiales, de la tierra, del medio ambiente, de las energías renovables y de los alimentos. De él dijo el jurado que "su labor [es] trascendente, de alto valor y de gran potencial de desarrollo futuro".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas