Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Prisión perpetua para Marcelo Tomaselli

Se trata del hombre que violó a su pareja, Carla Figueroa; lo detuvieron pero fue excarcelado por la figura del "avenimiento"; tras recuperar la libertad, la mató

Miércoles 27 de junio de 2012 • 13:43
0

Un Tribunal Oral pampeano condenó a prisión perpetua a Marcelo Tomaselli, quien en diciembre último había asesinado a puñaladas a su esposa luego de salir de prisión gracias a la figura del "avenimiento", cuando ella lo perdonó por haberla violado.

Tomaselli, de 26 años, fue condenado por homicidio agravado por el vínculo de su esposa, Carla Figueroa, (22), con quien tenía un hijo de 3 años, quien presenció el crimen.

Tras leerse la sentencia se produjo un incidente con uno de los familiares de Figueroa, quien se aproximó violentamente al condenado y se abalanzó sobre él con intenciones de golpearlo, aunque fue reducido por el personal penitenciario.

Al iniciarse el juicio, el acusado se declaró culpable ante el tribunal y pidió que lo condenen, aunque dijo no recordar lo ocurrido.

"Me declaro culpable, aunque no recuerdo lo que hice. Que me condenen por lo que hice y por las evidencias que tuve en mis propias manos", expresó.

El fiscal había solicitado una pena de prisión perpetua, pero la defensa de Tomaselli solicitó 10 años al considerar que cometió el homicidio en estado de "emoción violenta".

El avenimiento

El caso se había iniciado meses antes, en abril del 2011, cuando Tomaselli fue detenido por la violación de Carla, por entonces su novia.

Mientras estuvo preso, Figueroa lo visitó a diario en la prisión, hasta que el abogado de Tomaselli le comunicó a las autoridades judiciales que la pareja tenía pensado casarse, enlace que ocurrió el 2 de diciembre, cuando Tomaselli aún estaba preso.

Luego del casamiento, el defensor de Tomaselli pidió su libertad en base a la figura penal del "avenimiento", ya que argumentó que su esposa lo había perdonado y quería volver a vivir con él.

Los jueces Carlos Flores y Adolfo Jensen -con el disenso del magistrado Pablo Balaguer- hicieron lugar al planteo y Tomaselli quedó en libertad el 4 de diciembre del 2011. Siete días después, Figueroa fue asesinada de 11 puñaladas en la casa de su suegra, ubicada en la calle 36 al 1200 del barrio Indios Ranqueles, de General Pico.

"Qué permitía el avenimiento"
Compartilo

Tras el crimen de Figueroa, la decisión los jueces Flores y Jensen fue muy cuestionada por distintos sectores sociales, lo que llevó a iniciarle un juicio político al primero, mientras que el segundo magistrado renunció a su cargo para evitarlo.

Tiempo después, en una entrevista con el sitio pampeano Infopico.com , Tomaselli dijo que "la volvería a matar".

La figura del avenimiento permitía una especie de reconciliación entre la víctima de abuso y su violador, poniendo fin a la acción penal. Luego de conocerse el homicidio de Figueroa, la polémica sobre la existencia de esta posibilidad llegó al congreso, que finalmente derogó la figura del "avenimiento".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas