Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una prueba de fuerzas

PARA LA NACION
Miércoles 27 de junio de 2012 • 18:20
0

En este momento ya está planteada una pugna entre el Gobierno y Moyano por imponer la interpretación de lo sucedido.

Desde el oficialismo, se destaca que el paro ha tenido alcances limitados y que numerosos gremios no han participado del mismo. A su vez, desde el moyanismo se señala que la movilización ha sido exitosa por la cantidad de gente que ha concurrido.

Posiblemente las dos interpretaciones tienen parte de verdad.

El discurso pronunciado ayer por la Presidenta y el de Moyano durante la concentración confirman que las distancias son grandes. Los dos hablan de diálogo y al mismo tiempo ambos dicen que sufren extorsión. El titular de la CGT habla reiteradamente de Perón y el peronismo y la Presidenta, en cambio, no lo hace; el dirigente sindical reclama lo que falta y la titular del Poder Ejecutivo destaca lo logrado.

"La negociación no está en la genética del kirchnerismo-cristinismo"
Compartilo

Pero las actitudes dejan poco margen para avanzar en acuerdos. Cristina Kirchner al decir ayer que no moverá el piso del impuesto a las ganancias durante todo el año, ha dejado en claro que no negociará, aunque los gremios antimoyanistas preparen un proyecto para incrementarlo.

A su vez, las críticas de Moyano y su hijo Pablo al patrimonio del matrimonio Kirchner y a su actuación durante el último gobierno de facto cierran -en lugar de abrir- la posibilidad de un acercamiento.

Que los dos legisladores que responden al dirigente camionero en la legislatura bonaerense hayan dejado el bloque del Frente Para la Victoria y que probablemente lo hagan también los diputados nacionales que se alinean con él -incluido su hijo Facundo- es una señal política más de que el conflicto se profundiza en lugar de atenuarse.

La negociación no está en la genética del kirchnerismo-cristinismo y el discurso de ayer lo evidenció. Presionar y negociar, en cambio, es una característica del sindicalismo, pero en este caso no le está funcionando.

Hacia adelante, el escenario probable es que le conflicto no sólo continúe, sino que escale.

"Moyano, al decidir ser el único orador, privilegió una visión sindical y no política de la protesta"
Compartilo

Ya Moyano tiene convocada una nueva movilización en su apoyo para dentro de dos semanas, el 12 de julio, cuando se reúne el Congreso de la CGT convocado por él, que posiblemente será desconocido por el Ministerio de Trabajo y sus adversarios sindicales.

La probable división de la central obrera hará más difícil y no más fácil una recomposición de la relación rota entre Moyano y la Casa Rosada.

Moyano, al decidir ser el único orador, privilegió una visión sindical y no política de la protesta. Por esta razón no estuvieron presentes en la plaza los sindicatos combativos de la CTA anti-K, los productores rurales, los caceroleros convocados por las redes sociales, ni la mayoría de las fuerzas políticas opositoras.

A su vez, el oficialismo lo enfrentó desde una posición cerrada, buscando reafirmarse en sus convicciones y sin ampliar sus alianzas políticas (las que quizás no le parezcan necesarias).

"Moyano debe ahora advertir que ha demostrado tener fuerzas para resistir, pero no todavía para crecer"
Compartilo

Moyano debe ahora advertir que ha demostrado tener fuerzas para resistir, pero no todavía para crecer. Se olvidó en sus reclamos del seguro de desempleo congelado en 400 pesos desde hace años y de los trabajadores informales, quienes ya sufren con dureza los efectos del freno de la economía. A su vez, el oficialismo debe ser consciente de ello y que el cambio de la situación económica potencia los conflictos políticos y sociales.

Meses atrás los estrategas del oficialismo pensaban que ganaban ubicando a Moyano como enemigo y ahora ello no parece ser tan claro.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas