Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Escritos "olvidados"

SEGUIR
LA NACION
Viernes 06 de julio de 2012
0

Con el libro Francisco Ayala en La Nacion de Buenos Aires , la profesora e investigadora Irma Emiliozzi obtuvo un importante reconocimiento: fue nombrada académica por la Real Academia Hispanoamericana de Ciencias, Artes y Letras de Cádiz. "Fue una distinción a tantos años de estudio sobre literatura española y, en la última década, sobre los autores españoles en la Argentina", dice con orgullo.

El 21 de marzo, en el marco de los festejos por el Bicentenario de la Constitución española en los imponentes salones de la Academia, la especialista en letras hispanas presentó su trabajo sobre Ayala, "una de las grandes voces españolas del siglo XX", como lo define.

Editado por Pre-Textos en febrero de este año, el volumen (de 391 páginas) reúne 144 artículos publicados en este diario, entre 1939 y 1993. Entre ellos se destacan 33 colaboraciones en el Suplemento Literario que no han sido incluidas en sus obras completas.

Ayala en 1962, durante una de sus visitas a Buenos Aires
Ayala en 1962, durante una de sus visitas a Buenos Aires. Foto: Archivo

En diálogo con adn cultura , Emiliozzi explicó cómo fue el proceso de recopilación y edición del material, que le llevó alrededor de tres años. "Con una beca de la Fundación Ayala y el Ministerio de Cultura de España, había rastreado material de Ayala disperso en Buenos Aires. Pero cuando llegué al archivo de La Nacion, de la mano de Hugo Beccacece, ex director del suplemento, me encontré con un material valiosísimo: textos suyos, artículos sobre su actividad en el país, entrevistas, semblanzas, fotos. El trabajo fue posible gracias a la colaboración del equipo del archivo: desde Liliana Maghenzani, que en 2009 dirigía el grupo, hasta el actual jefe, Ernesto Castrillón, y Pablo de Rosa Barlaro, Luis Casabal y Gabriela Miño. Fue muy importante encontrarme con el material sobre Ayala, de alguna manera ya ordenado en una caja con su nombre. Eso me sirvió para completar el 80 por ciento del trabajo, ya que decidí centrarme específicamente en su relación con este medio."

Durante cuatro meses, casi todos los días de la semana, Emiliozzi se instalaba en el archivo de la calle Bouchard a revisar papeles amarillentos, recortes pegados en hojas blancas, cuadernillos, sobres y fotografías. "Llegué a ir fines de semana y feriados y quedarme hasta las dos de la madrugada", cuenta. Cuando encontraba una mención a un artículo que no estaba archivado, tenía que buscar en los microfilms. También revisó los suplementos publicados a lo largo de cincuenta años para confirmar que no se había olvidado algún texto. Como advirtió que había artículos que no estaban en otras compilaciones, la investigadora viajó a la sede de la Fundación Ayala en Granada para reexaminar las obras completas. A partir de ese rastreo aparecieron más de treinta escritos "olvidados" que incorporó a su libro.

Ordenados cronológicamente, los textos registran los diversos intereses de Ayala: la política, la educación, la literatura, el cine.

Una nota de Carolyn Richmond, viuda del escritor, con anécdotas y recuerdos, y otra de la compiladora, que funciona como prólogo, completan la edición de Francisco Ayala en La Nacion de Buenos Aires , que se presentará a mediados de agosto en la embajada de España.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas