Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

La campaña en Venezuela/ Los desafíos opositores

La imagen de Capriles crece, pero no logra detener los ataques aliados

Exterior

El rival de Chávez recibe cuestionamientos de un sector de la oposición por ser "flojo" y "blando"

Por   | Para LA NACION

CARACAS.- El escritor Leonardo Padrón aprovechó que el candidato opositor venezolano Henrique Capriles celebraba el miércoles su cumpleaños para felicitarlo, entre tartas y abrazos. "Hoy cumple años alguien que le está poniendo el alma a la construcción de un nuevo camino", escribió.

Ayer, en la ciudad de Urumaco, se dispararon las pasiones. Y el candidato recibió abundantes regalos: hamacas, chivos, vírgenes, sombreros y muchas cartas de amor.

El ex gobernador de Miranda ha alcanzado los 40 años en el momento más trascendental de su vida política. Sólo faltan 83 días para las elecciones presidenciales del 7 de octubre. Capriles llega a la recta final transformado en un candidato más parecido a una estrella de rock que a un líder ideológico. "Es el héroe del momento para los no chavistas", asegura José Vicente Carrasquero, doctor en Ciencias Políticas.

"Su liderazgo crece y crece. En las últimas dos semanas ha contraatacado con respuestas de altura", reflexiona el politólogo. Carrasquero duda de que el efecto Capriles desemboque en un caprilismo: "Representa sobre todo un sentimiento".

Capriles está recorriendo Venezuela de cabo a rabo. "Ha realizado algo que no se veía en la oposición: movilizar la calle. Sus concentraciones, dos o tres por día, han creado la percepción de que es el candidato de la calle", describe el analista político Alfredo Yáñez.

Basta acompañar a Capriles en sus recorridos casa por casa para descubrir quién conforma su círculo más cercano. Son sus compañeros de travesía de más de una década, tanto en la alcaldía de Baruta como en la gobernación de Miranda.

El núcleo duro. Al frente de ellos, Armando Briquet, jefe de campaña del Comando Venezuela, "ejemplo de amistad y política", según Carrasquero. Al igual que Carlos Altimari, asistente personal y sombra en los recorridos callejeros. Por sus bolsillos pasaron miles de peticiones de venezolanos desencantados que hacen llegar sus escritos a Capriles. También las cartas de amor.

"Capriles es un capitán de equipo", define el líder juvenil Roberto Patiño, que forma parte del segundo círculo que rodea al candidato.

Este grupo está formado por los correligionarios de Primero Justicia (PJ), con Julio Borges al frente. El líder de PJ que lanzó la candidatura de Capriles en 2010, tras un buen resultado parlamentario (más de 200.000 votos de diferencia) en Miranda.

El tercer círculo son los gobernadores que se oponen al presidente Hugo Chávez, que esconden una de las grandes claves electorales.

Si ellos son capaces de sumar en favor de Capriles el apoyo de los grandes estados (en Zulia se esperan más de 800.000 votos), podrán compensar la superioridad chavista en las regiones pequeñas.

El cuarto anillo en torno de Capriles lo forma la Mesa de la Unidad Democrática. Políticos y partidos de todas las ideologías. Algunos aceptaron al candidato convencidos de que representa la mejor opción. Otros lo hicieron a regañadientes.

Críticas internas

Entre quienes juegan en su contra, el candidato ha sufrido desde el primer día los ataques de los que apostaron en las primarias por Pablo Pérez, gobernador de Zulia.

Algunos de los derrotados no ahorran críticas. "Es un candidato flojo con una estrategia equivocada, la cual ignora que en Venezuela el voto es emocional", escribió en mayo el periodista Rafael Poleo, viejo enemigo de Chávez y también principal detractor de su rival.

Aquellas palabras provocaron un pequeño sismo en las filas opositoras. Otras voces se le sumaron, acusando a Capriles de ser demasiado "blando".

También se mostraron algunas encuestas progubernamentales, de poca credibilidad pero de mucho impacto.

En defensa de Capriles salió la pluma afilada de Ibsen Martínez, escritor heredero de las virtudes de Uslar Pietri: "[Quienes confrontan a Capriles] son jubilados supernumerarios de decenas de campañas perdidas. O insidiosos editores de pluma punzopenetrante".

La estrategia

Las aguas se calmaron gracias a la estrategia de Capriles resumida en la frase: reconciliación y futuro (con una base ideológica de centro progresista).

El candidato de la Mesa de Unidad Democrática sumó críticas contra el presidente Chávez, "sin caer en los ataques y las descalificaciones de otras épocas", sostiene Carrasquero.

"Si Chávez no se puede agarrar a la dialéctica de la confrontación, no le queda más remedio que hablar de su gestión. Y ahí sale perdiendo", insiste.

"Todo es más cristalino y reina una armonía medida, suficiente para trabajar", aseguran con entusiasmo fuentes del entorno del candidato opositor.

Anteayer, durante una visita al estado de Anzoátegui, Chávez afirmó: "Aun cuando no es mi tarea directa andar asfaltando calles, si me toca hacerlo yo lo asumo y asfaltaré las calles de Barcelona. Me pondré yo mismo a dirigir el plan".

Capriles contraatacó: "En 86 días no se pueden arreglar los problemas que no se han solucionado en 14 años. El candidato del afiche tendrá que seguir criticándose a sí mismo".

La estrella del rock político también sabe disparar.

    EL ENTORNO
  • ARMANDO BRIQUET
    Jefe de campaña
    Edad: 42 años
    Amigo de Capriles y diputado por Miranda, se convirtió en el jefe de campaña del Comando Venezuela.

  • JULIO BORGES
    Diputado Nacional por Miranda
    Edad: 42 años
    Del segundo círculo de confianza de Capriles, lidera Primero Justicia, el partido fundado por el candidato.

  • PABLO PEREZ
    Gobernador de Zulia
    Edad: 42 años
    Salió segundo en las primarias de la oposición, en febrero último. Ahora apoya a Capriles.
TEMAS DE HOYColoquio de IDEAEl brote de ébolaElecciones en BrasilEstado Islámico