Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Jorge Luz: murió uno de los últimos grandes cómicos argentinos

Figura del cine, de la televisión y del teatro, fue uno de los personajes más queridos del ambiente artístico local

SEGUIR
LA NACION
Lunes 16 de julio de 2012
0

Cuando era chico le encantaba salir a la calle descalzo los días de lluvia. Se armaba una capucha improvisada con alguna bolsa y se embarraba bien. Feliz, chocho de la vida, volvía a su casa a regalarles su enorme sonrisa a sus tres hermanos, a su madre asturiana y a su padre portugués. De joven, ya con dos o tres programas de radio al mismo tiempo y rodajes cinematográficos, no cambiaba por nada del mundo la pizza con cerveza y prefería moverse en tranvía antes que comprarse un auto. Retratos anticipados de un tipo humilde que fue uno de los cómicos más queridos del ambiente artístico nacional.

Se trata del gran Jorge Luz, quien murió anteanoche, a los 90 años, en el Sanatorio de la Providencia de Buenos Aires, donde se encontraba internado desde hacía dos semanas a raíz de una afección pulmonar por la que debió ser intervenido quirúrgicamente.

Jorge nació el 8 de mayo de 1922 en Empalme San Vicente (hoy Alejandro Korn), como Oscar Jorge Da Lus Borbón y estudió en el Colegio Otto Krause, consignó ayer Télam.

Foto: Gentileza Alejandro Palacios

Era el más chico de cuatro hermanos y siempre recordaba que, aunque su familia pudo vivir bien, hubo momentos en que su madre tuvo que lavar ropa para sumar algunos pesitos al hogar. Ya de chiquito era desinhibido y se esmeraba por ser el primero en levantar la mano a la hora de recitar o hacer alguna lectura en clases.

Aída Luz, su hermana mayor -y amiga inseparable- fue figura del espectáculo desde muy joven. A los 16 años, la acompañó a una grabación y tuvo la chance de cubrir un pequeño papel en un radioteatro. De ahí en más trabajó sin parar como actor. Pedro Tocci lo contrató para formar parte de su elenco en Radio Argentina. Ahí llegó a trabajar con Eva Duarte, a quien siempre recordó. Continuó trabajando en distintas emisoras y en algunas películas con breves apariciones. Hasta que Carlos Borcosque le dio la oportunidad de encarnar un papel más importante en Y mañana serán hombres (1939). Un compañero de elenco de Radio El Mundo, Zelmar Gueñol, lo hizo ingresar en su compañía, La Cruzada del Buen Humor, de la que derivó un grupo que hizo historia en la radio y el cine nacional: Los Cinco Grandes del Buen Humor, que Jorge formó junto con Zelmar Gueñol, Rafael "El Pato" Carret, Guillermo Rico y Juan Carlos Cambón. La primera película del grupo fue Cuidado con las imitaciones (1948) y le siguieron otras como Cinco grandes y una chica, Cinco locos en la pista, Locuras, tiros y mambo, Fantasmas asustados, El satélite chiflado, Africa ríe, Los peores del barrio, entre otras. En televisión hicieron La hostería encantada y La revista de los sábados . El humor del grupo se comparaba con el de los Hermanos Marx, pero se separaron por la muerte de Cambón y Jorge Luz ingresó como cabeza de compañía del nuevo teatro Caminito, que dirigió Cecilio Madanes desde 1957. Allí hizo ocho temporadas de obras como Los chismes de mujeres, La pérgola de las flores, Las aventuras de Scapin, La zapatera prodigiosa, La verbena de la Paloma y Una viuda difícil , entre otras. También con gracia y ductilidad para el canto y el baile, participó en muchos musicales como Irma, la dulce, Polvo de estrellas y Mamá es una estrella ; y en revistas como Luz verde y Había una vez... Ambar, luz y sombra , entre muchísimas otras.

En cine, además, trabajó en muchas otras películas como Los celos de Cándida, Camino al infierno, Juguemos en el mundo, Yo también tengo fiaca, Abierto de 18 a 24, Canuto Cañete y los 40 ladrones, Delito de corrupción y Nacido para cantar . En las últimas dos décadas trabajó en films como La peste, De eso no se habla, Sol de otoño, El juguete rabioso, Loco e India Praville .

El gran capocómico

Exquisito imitador, se animó desde joven a la caracterización femenina. Berta Singerman y Tita Merello fueron algunas de sus más recordadas imitaciones. En teatro, además, trabajó en La dama de las camelias y más recientemente en Incrustaciones (2004), junto con Marilú Marini, dirigido por Alfredo Arias.

En televisión también tuvo una carrera muy destacada. 1969 fue uno de sus años más intensos. Tenía hasta tres funciones diarias en el teatro y grababa dos exitosos ciclos televisivos: Domingos 69 y La Baranda . Allí ya llenaba páginas de revistas con comentarios sobre sus personajes La Chusma (antecesora de La Porota), Puyeta Adorna de Videla y Etelvina Lapizlásuli Iturriberri viuda de Menéndez Tareti. También se destacó en El humor de Niní Marshall (gran amiga suya)y tuvo una gran popularidad en 1987 con Las gatitas y ratones de Porcel , donde nació su personaje La Porota, en el sketch "La Tota y la Porota". El suceso fue tan grande que tuvo su propio programa y una taquillera versión teatral: Hay fiesta en el conventillo .

En 1991 fue convocado por Charly García y Pedro Aznar para prestarle su voz al tema "Cucamonga Dance", para el disco Tango 4 . "George Light es la estrella tonight, George Light es lo más grande que hay. Jorgito, gracias por tu alegría y tu inmenso talento -expresó Pedro Aznar en su Facebook-. Recuerdo con emoción la tarde que viniste a grabar a casa el «Cucamonga Dance» y Charly y yo escuchamos fascinados tus hilarantes anécdotas. ¡Estuvimos riéndonos más tiempo que grabando! Gracias, campeón. Siempre fuiste y serás Luz." Es imposible mencionar en este espacio todos los espectáculos en los que trabajó.

Hasta hace muy poco, Jorge fue un visitante permanente de cuanto estreno teatral y cinematográfico sucediera en Buenos Aires. Siempre entusiasmado y contento, una de sus últimas presencias en público fue en noviembre del año pasado, cuando recibió un Premio Hugo a la trayectoria (ver recuadro), acompañado por el periodista y escritor Hugo Paredero, quien está escribiendo su biografía.

Quien esto escribe nunca olvidará la tarde en que compartió unos mates, con masitas, en la casa de los Luz. Aída y Jorge eran unos anfitriones ejemplares. Por su sencillez, su buen humor y esa habilidad por hacer cosquillas en el alma y conseguir que uno se aleje feliz, fresco, bien. Se los va a extrañar.

Sus restos serán trasladados hoy al Panteón de Actores de la Chacarita.

OBTUVO CASI TODOS LOS PREMIOSEn 1988 fue premiado por su labor en Abierto de 18 a 24 y en 2007 recibió el Cóndor de Plata a la trayectoria, de la Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina. En 1993 obtuvo el ACE de Oro por su labor en La zapatera prodigiosa, y el año pasado hizo una de sus últimas apariciones cuando recibió de manos de Pepe Cibrián el Premio Hugo al Teatro Musical por su trayectoria.

UN DIRECTOR ?QUE LO ADMIRABAPepe Cibrián Campoy siempre manifestó su admiración por Jorge Luz: "Se fue una estrella de brillo. Se fue Jorge Luz y algo se apagó. No se volverá a prender. Una figura como la de Jorge es un molde irreemplazable. Lo conocí bastante. Su buena fe y su buen humor han sido sanadores. Era de raza. Brindo por él y en ese desear creo que hay una suerte de «más allá» en donde están todos esperando. Seguro que de ser así están todos los artistas haciendo algún espectáculo sin cobrar entrada. Obvio. O no sé, a lo mejor hay que pagar con algo. Con amor. Definitivamente, riqueza que les sobra a los artistas. Allí seguirán brillando, y de noche, al mirar la inmensidad del cielo, una de esas estrellas será, sin dudar, la de Jorge".

El ambiente artístico lo despidió con cálidas palabras

"Tenía un gran sentido de la estética, era un hombre adorable, buena persona, cariñoso y nunca hablaba mal de nadie"

Mirtha Legrand En Todo por hacer , en Radio 10

"Qué tristeza tener que despedirte. Igual tu talento y calidez estarán vivos en mi corazón. Seguirás brillando por siempre"

Iliana Calabro

"Se fue una persona maravillosa, un gran artista. Jorge Luz: estarás en nuestros corazones para siempre"

Sol Estevanez En su cuenta de Twitter

"Destaco su humor. Me queda una última frase de Jorge Luz: «Faroni, ya estoy grande para ponerme los tacos»"

Javier Faroni En su cuenta de Twitter

"Jorgito, gracias por tu alegría y tu inmenso talento. Te vamos a extrañar mucho, Maestro."

Pedro Aznar En su Facebook

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas