Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Menos trenes y más caos en el subte

Los pasajeros poblaron los andenes y hubo varias discusiones; mientras, la Nación y la Ciudad se responsabilizaron mutuamente

Martes 17 de julio de 2012
SEGUIR
LA NACION

Mientras ayer el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, señalaba desde un atril que el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, era el responsable del control del subte –acusación que el mandatario local rechazó–, más de un millón de usuarios en toda la red se agolpaban en los andenes e intentaban emprender ese complicado viaje cotidiano, entre las discusiones y el hacinamiento.

Claro que ayer hubo un agravante: quitaron 20 trenes del servicio porque la empresa concesionaria Metrovías anunció que no puede responder económicamente al mantenimiento de todas las formaciones. En ese contexto, con pasajeros abarrotados en los andenes y chicos apretujados en los vagones entre las 8 y las 10, y entre las 17 y las 19, los delegados del subte se sumaron a esta suerte de tira de ficción pero que es bien real: amenazaron con un paro para los días venideros. ¿El motivo? El mal funcionamiento del servicio y las evasivas de Macri para asumir el manejo del subte.

Es cierto, el subte funcionó con muchas demoras. Por la mañana hubo retrasos en toda la red. Las estaciones se contagiaron de impaciencia y las voces en los altoparlantes se escucharon con la atención de discursos presidenciales de otras épocas. En la línea C, que une Constitución con Retiro, los trenes pasaban cada cuatro minutos, uno más de lo habitual. Y en plena hora pico, hubo algunas peleas y forcejeos al abordar los vagones.

"Yo me tuve que meter a la fuerza, empujando, porque el subte estaba repleto, mucho más que los demás días", dijo Fabián Toloza, que tomó el subte a las 8.30 en la estación Constitución hasta Avenida de Mayo, como hace todos los días. "Hubo mucha gente que se quedó afuera, porque los andenes estaban los dos repletos. Hubo más demoras de lo habitual entre las formaciones", contó.

Guillermo Erhart, que viaja a diario desde Retiro hasta Constitución, también sufrió la merma de trenes: "La frecuencia entre las formaciones antes era mayor. Se notó que faltaron. Yo tuve que esperar 15 minutos, cuando en general espero ocho", dijo.

En las estaciones de la línea D la empresa advirtió sobre los contratiempos en los carteles publicitarios y también por los altoparlantes. Los trenes salieron cada 4 minutos, cuando hasta la semana pasada esa frecuencia promedio era menor. Paula Díaz, vecina de la Capital, se tomó el subte sólo por cuatro paradas. Pensó que iba a demorar entre ocho y diez minutos, pero al final cumplió ese recorrido en casi media hora. "Si me iba caminando tardaba lo mismo", se quejó, con un visible mal humor.

Aunque la situación se normalizó después de los horarios pico, muchos pasajeros protestaron por el mal estado del servicio : "El sistema ya no funciona bien; en vez de mejorar empeora cada vez más. No pueden sacar trenes porque esto ya está colapsado", dijo resignado Darío Florentino.

A la carga

El ministro Randazzo dijo que la Nación depositó el dinero correspondiente al subsidio acordado por el boleto de los subtes en una cuenta del Banco Nación. "El gobierno porteño tiene depositados 108 millones de pesos en el Banco Nación para el mantenimiento de la red de subtes", aseguró en conferencia de prensa.

Randazzo dijo que el gobierno nacional "ha pagado mensualmente la mitad del subsidio anual (vigente hasta 2010), lo que implica 360 millones de pesos dentro de un plazo de 12 meses. Al día de hoy se han transferido 210 millones de pesos, de los cuales 102 se usaron para gastos operativos y 108 millones están depositados en el Banco Nación para ser usados por el gobierno de la ciudad para obras de infraestructura".

En ese sentido, la vicejefa de gobierno porteño, María Eugenia Vidal, repitió que la Ciudad "no era la responsable del manejo del subte". Y agregó: "El gobierno nacional es el responsable de la falta de inversiones y de la seguridad del servicio de subtes" y dijo que los fondos disponibles son "nacionales".

EN TWITTER

@ claudiopresman Claudio Presman La quita de formaciones por parte de #Metrovias es una burla. Los vecinos y usuarios del #subte necesitan urgente una respuesta.

@l ulufernandezz Lulu Fernández "Tenés que tomar carrera y una patada ninja para entrar al subte de la línea C". / Palabras de una compañera.

@ Marusesty Mariela Sestini Nececitamos: que Macri se haga cargo, que los empleados del subte dejen de tomar a los pasajeros de rehenes y que el gobierno nacional y la ciudad, hablen.

@ natiesperanza Natalia Esperanza Viajar en #subte hoy, un caos, y encima lleno de niños #vacacionesdeinvierno.

@ papensita Shen Definitivamente ya es imposible tomar subte. Si antes pasaba cuando quería y ahora cuando "puede" si voy en bici llego más rápido.

@ paulastigliano Chapi El que habla de una pronta tragedia en el subte vive en el pasado. Hace rato que viajar en el subte es como subirse al "tren del horror".

Informe de Marina Herrmann

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.