Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

El caso Boudou / Una pieza clave en el entramado de la impresión de billetes

Reinwick, el "cafetero" que dice controlar a Ciccone

Política

Guillermo Reinwick conversa con un amigo, sentado a una mesa del bar Francesca, del Patio Bullrich. Tranquilo, cuando se despide de su interlocutor, se acomoda, junta a otra mesa del mismo local, para almorzar con otra persona. Se toma su tiempo, mientras da unas pocas órdenes a la mesera. Es decir, a su empleada. Porque quien se presenta a sí mismo como el "accionista controlante" de la ex Ciccone Calcográfica es uno de los dueños del bar. Por algo, sus amigos mordaces lo apodan "el Cafetero" a sus espaldas.

En pleno escándalo alrededor de la ex Ciccone , la sociedad que la controla, The Old Fund, y los misteriosos $ 50 millones que la mantuvieron viva durante más de un año y medio, Reinwick esquivó a los medios de comunicación. Un contraste notable con el hombre que vio sus primeros pasos laborales en un solárium del partido de San Martín, Guillermo "Guillote" Coppola, un verdadero experto a la hora de lidiar con los medios.

El bajo perfil de "Willy" Reinwick duró hasta que LA NACION lo ubicó en el Francesca, para luego volver a las sombras.

Tal es su afán por el anonimato que hasta ahora el marido de Lorena Ciccone sólo dio su versión sobre el desembarco de Alejandro Vandenbroele como presidente de la ex Ciccone por medio de una solicitada que no firmó ni pagó él, sino el propio Vandenbroele, cuando se entregó a los medios, según reconstruyó LA NACION.

Fechada el 29 de febrero pasado, en esa solicitada Reinwick negó todo vínculo o rol del vicepresidente Amado Boudou en la resurrección de la imprenta. Y acusó a los medios de tejer un "brutal manto de sospecha" sobre la empresa que empezaba "a erguirse en un serio obstáculo" para su supervivencia. Pero también indicó que no salió antes a protegerla porque estaba de vacaciones, en Uruguay.

Reinwick -cuyos cafés Francesca también están en el Alto Palermo, Galerías Pacífico y Dot Baires- fue más lejos. Detalló que en plena debacle de la imprenta de su suegro, Nicolás Ciccone, él se abocó a "conseguir, con la ayuda invalorable de [sus] amigos, socios y allegados comerciales, los recursos económicos, financieros y profesionales para recuperar la empresa".

La sombra de Moneta

El rostro visible de esos recursos terminó siendo el empresario y ex banquero sospechado de lavado de activos, Raúl Juan Pedro Moneta , tal como reveló LA NACION días atrás, mientras que otros declinaron el convite, como Eduardo Eurnekian, Ernesto Gutiérrez y Daniel Vila.

Incluso un íntimo amigo de Reinwick, el mandamás de Swiss Medical Group, Claudio Belocopitt, rechazó haber aportado fondos, aun cuando las versiones le adjudicaban haber puesto US$ 2 millones. Algo similar a lo que ocurrió con el titular del Banco Macro, Jorge Brito, quien también procuró despegarse, por lo menos en público, del escándalo del "caso Ciccone". O con Federico Ribero, su socio en las firmas Franfood, Sport 4 y JRS. Y más todavía con su primer socio en el solárium y ex secretario privado de Coppola, Alejo Bielus, quien tras testificar en la causa por el asesinato de Leopoldo "Poli" Armentano y un par de infortunios personales se marchó a Pinamar.

Otro amigo de Reinwick y Belocopitt, en cambio, resulta un enlace clave para entender toda la madeja. Se llama Lautaro Mauro, es un relacionista público o contact man, como le dicen, y juega al fútbol con ambos en la quinta del dueño de Swiss Medical, a 500 metros del club Alumni.

Fue él, Mauro, quien organizó una peculiar reunión con dos directivos de la empresa Boldt, por "pedido de la gente de Ciccone ", según dijo. Para eso, llamó el 21 de octubre de 2010 al teléfono celular del director de la firma rival, Guillermo Gabella, a quien también conocía desde hace años.

La reunión se celebró al día siguiente. Pero junto con Mauro no fue Reinwick, sino el íntimo amigo, padrino de casamiento, testigo del divorcio y único socio comercial reconocido por Boudou, José María Núñez Carmona. Todos admiten que el encuentro ocurrió, pero disienten sobre quién pidió el encuentro y qué se discutió allí. Por eso, la defensa de "Nariga" Núñez Carmona denunció ante la Justicia y por falso testimonio a Gabella.

Reinwick, en tanto, espera el momento en que llegue su propio turno de declarar ante la Justicia. Sabe mucho más de lo que cuenta -sobre un contrato de opción de compra y los papeles que firmó a mediados del mes pasado-. En la solicitada no explicó, por ejemplo, por qué el sindicalista Víctor Pirillo lo acusó de "traidor" delante de Nicolás Ciccone, mientras que en público aludió, el 6 de febrero de 2010, sobre una "coerción solapada" de una "pequeña banda de apropiadores".

Algo similar ocurre con Maximiliano Rusconi. El abogado penalista de los Ciccone, que calla lo mucho que sabe, tanto que habría servido de enlace, también, con Núñez Carmona, según indicaron dos fuentes. (LA NACION llamó repetidas veces durante las últimas semanas a Rusconi, pero no respondió la consulta.)

Reinwick contará su versión sobre el complejo entramado detrás de Ciccone, que incluye a un fondo holandés disuelto, a una sociedad uruguaya con acciones al portador, a un ex socio prófugo de la Justicia de Estados Unidos, $ 50 millones de origen difuso y, ahora, también a Moneta. Acaso por eso, dice un amigo suyo, si lo aprietan o algo ocurre, "el día que el juez quiera investigar, «Willy» es el as de espadas".

EL ROSTRO VISIBLE

  • Quién es Guillermo Reinwick
    Yerno de Ciccone
    Ex socio de un solárium en el partido de San Martín, se casó luego con Lorena, una hija de Nicolás Ciccone, el fundador y motor de la imprenta que hoy hace los billetes de 100 pesos.

  • ¿Qué hace?
    El hombre del bar
    Se asoció junto a algunos amigos y controla varios bares en distintos shopping centers de la ciudad de Buenos Aires; entre otros, Francesca, en el Patio Bullrich.

  • ¿Cómo desembarcó en el negocio?
    El contacto clave
    Alejado de la imprenta, acercó al socio de Amado Boudou, José María Núñez Carmona, cuando su suegro buscaba ayuda con desesperación.

  • ¿Cuál es su rol ahora?
    El "controlante"
    En una solicitada que publicó el 29 de febrero, se presentó como el "accionista controlante" de The Old Fund (en la que intervino también un prófugo de la justicia de EE.UU.), que a su vez retiene el 70% de la nueva Ciccone.

  • ¿Quién puso el dinero?
    Millones misteriosos
    Sin rol alguno en la gestión diaria de la imprenta, tampoco explicó ante la Justicia quién aportó los $ 50 millones con los que The Old Fund mantuvo activa a la nueva Ciccone.

  • ¿El nuevo financista?
    Moneta entra en el cuadro
    Tras cinco meses desde que estalló el escándalo, el ex banquero acusado de lavado de activos Raúl Moneta aparece ahora como uno de los supuestos financistas de la operatoria.

EL PERFIL

  • Guillermo Reinwick
    Accionista de la ex Ciccone
    Profesión: empresario
    Edad: 44
    Se presentó en sociedad como "accionista controlante" de la Compañía Sudamericana de Valores, ex Ciccone. Es dueño de la cadena de bares Francesca, que está en varios shoppings de Buenos Aires. Lo apodan "el Cafetero".
TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsElecciones 2015La tragedia del avión de Air ArgélieDeclaraciones juradas