Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Falleció Osvaldo Fattoruso, un músico de principio a fin

Fue el baterista de Los Shakers, del Trío Fattoruso y Opa

SEGUIR
Corresponsal en Uruguay
Lunes 30 de julio de 2012
0

MONTEVIDEO.- Fue músico de jazz, de rock, fue uno de los Beatles rioplatenses, estuvo en la banda uruguaya formada en los Estados Unidos que comenzó a fusionar candombe con jazz, tocó con los dos músicos populares del Estado Oriental -Rubén Rada y Jaime Roos-, salió en Carnaval primero en una comparsa Lubola en la que revolucionó la presentación candombera, y también en una gran murga de los tablados montevideanos; fue músico de principio a fin.

A los 64 años de edad, el baterista, guitarrista y cantante Osvaldo Fattoruso murió ayer en Montevideo, víctima de cáncer.

Los hermanos Fattoruso, Osvaldo y Hugo (que acaba de cumplir 69 años y sigue activo con sus espectáculos), marcaron la historia de la música uruguaya, recogiendo lo mejor del mundo y rescatando raíces propias, para una fusión que cautivó al público del Río de la Plata y también fuera de las fronteras.

Osvaldo Fattoruso
Osvaldo Fattoruso. Foto: Archivo

La mañana del domingo sacudió a sus seguidores con la noticia que se fue transmitiendo a través de las redes sociales, con comentarios de dolor, con elogios a su trayectoria, con recuerdos de actuaciones en grandes espectáculos y en pequeños rincones de Montevideo.

El velatorio y sepelio fue ayer mismo, cuando por la tarde, muchos uruguayos compartían recuerdos de la época más reciente de Osvaldo Fattoruso, con la imagen de esa sonrisa que se veía detrás de la batería en bares de Montevideo, como en el clásico Baar Fun Fun de la Ciudad Vieja, en el que ha cantado tanto Carlos Gardel como interpretes amateurs, pero que es pasaje obligado de la noche de esta ciudad.

Los Fattoruso lograron enorme éxito con el "Rompan todo" de la beatlemanía . Eso fue con la mágica creación de Los Shakers en la segunda mitad de los sesenta, y aquel histórico tema -"Break It All"- fue editado en los Estados Unidos. Aquella banda era de cuatro jóvenes igualitos a los miembros de la banda The Beatles, y su música sacudió al Uruguay y a la Argentina.

El rock, el jazz, el candombe, la murga, la buena música siempre estuvieron ligadas a Osvaldo, que había nacido en el otoño montevideano de 1948, en un hogar de músicos y que de niño comenzó como baterista del trío que formaba con su padre y su hermano mayor.

Luego llegó el tiempo de una banda de jazz, por la que pasaron músicos que han tenido gran trayectoria: The Hot Blowers. Allí estuvo con el popular Rubén "el Negro" Rada, con el que luego dirigió la Filarmónica Municipal, el maestro Federico García Vigil, y con el conductor de televisión y músico "Cacho" de la Cruz, una de las figuras de la TV del Río de la Plata de mayor trayectoria.

Convocados desde los Estados Unidos por Ringo Thielmann, los Fattoruso se sumaron a su amigo y formaron el famoso Trío Opa, banda que incursionó en la fusión de rock, jazz y ritmos latinoamericanos, fundamentalmente candombe.

En Opa, expresión típicamente montevideana de saludo, Osvaldo y su hermano Hugo volvieron a tocar con "el Negro" Rada y otros grandes músicos. Osvaldo volvió al Río de la Plata y se instaló en Buenos Aires a inicios de los ochenta, donde tocó con Litto Nebbia, Luis Alberto Spinetta, Alejandro Lerner, León Gieco, Fito Páez y otra vez con Rada.

En los noventa, Osvaldo se metió de lleno en el candombe, junto con su compañera Mariana Ingold, y participaron en la comparsa de negros y lubolos Sarabanda, tanto en el desfile tradicional de "llamadas" por los barrios Sur y Palermo, como en el concurso de Carnaval en el Teatro de Verano del Parque Rodó. Los arreglos musicales y otras innovaciones implicaron un giro significativo para este género.

Luego estuvo en la murga Contrafarsa haciendo el cuplé de "El vendedor de países", en el que cumplía el rol de presentador.

En 2000 volvió con su hermano Hugo y su sobrino Francisco, hijo de éste, a recrear el Trío Fattoruso con el que había comenzado en el mundo de la música.

Con jazz, rock, candombe y murga, Osvaldo vivió siempre con la música, disfrutando de su trayectoria y de cooperar en la carrera de otros que se iniciaron a su lado. Murió ayer y en su cuenta de Facebook había quedado fijada, como foto de perfil, una de cuando comenzó su carrera en aquel trío de padre e hijos, sobre la batería que llevaba el título de un apellido indisolublemente ligado a la mejor música.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas