Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El detrás de escena del día que Del Potro nunca olvidará

El tandilense logró la medalla de Bronce; llegó temprano al All England y se olvidó un pantalón que su equipo fue a buscar; tras el logro, charló con Mc Enroe y se tomó un tiempo para que los hinchas argentinos vieran la presea.

El podio olímpico de tenis. Foto: Télam
Foto: Télam
Foto: AFP
Foto: Télam
Foto: Télam
Foto: Matías Aimar, enviado especial
Foto: Matías Aimar, enviado especial
Foto: Télam
Domingo 05 de agosto de 2012 • 17:10
SEGUIR
LA NACION
0

LONDRES.- El que camina escoltado por tres guardias de seguridad y un oficial de la organización es Juan Martín Del Potro. Se mueve entre pasillos de las instalaciones con la bandera argentina adherida a su espalda. La transpiración le cae por la frente y le invade toda la cara. Aunque tal vez puedan ser las últimas lágrimas que aún no pudo secarse.

Hace apenas unos minutos, se arrodilló en el césped de Wimbledon y allí, solo, recibió una ovación . Hace minutos, se sintió como un deportista amateur que alcanza la cima, sin puntos ni rankings. La gloria tiene forma de medalla. "Gracias, gracias", apenas balbucea, mientras sube por una de las escaleras interiores rumbo a los vestuarios. Está desorbitado, aturdido, moviéndose con los cuatro desconocidos que lo llevan de aquí para allá, sin testigos ni flashes.

Del Potro sabía que era su día. Llegó temprano al All England para hacer la correcta entrada en calor tras haber pasado la noche en la casa reservada para el equipo de tenis, a pocas cuadras de Wimbledon. Para evitar problemas en el traslado, decidió no dormir en la Villa Olímpica. Por eso no tardaron más de cinco minutos en ir a buscar el pantalón largo que se había olvidado.

Lo que pasó después ya forma parte de la historia. El deporte argentino consiguió su primera medalla en los Juegos de Londres. Y ahí está Delpo levantando primero el brazo derecho, luego el izquierdo, para derrumbarse y arrodillarse mirando el césped. Detrás suyo, Mariano Zabaleta, Martín Jaite, Franco Davin y Tito Vázquez se dan un abrazo eterno .

Las mejores fotos del partido que consagró al argentino como medalla de bronce. Foto: Télam
Las mejores fotos del partido que consagró al argentino como medalla de bronce. Foto: Télam
Las mejores fotos del partido que consagró al argentino como medalla de bronce. Foto: Télam
Las mejores fotos del partido que consagró al argentino como medalla de bronce. Foto: Télam
Las mejores fotos del partido que consagró al argentino como medalla de bronce. Foto: LA NACION / Matías Aimar
Las mejores fotos del partido que consagró al argentino como medalla de bronce. Foto: LA NACION / Matías Aimar
Las mejores fotos del partido que consagró al argentino como medalla de bronce. Foto: LA NACION / Matías Aimar
Las mejores fotos del partido que consagró al argentino como medalla de bronce. Foto: @marcelogantman
Las mejores fotos del partido que consagró al argentino como medalla de bronce. Foto: AFP
Las mejores fotos del partido que consagró al argentino como medalla de bronce. Foto: AFP

Del Potro se va escondido detrás de la bandera hacia los vestuarios. Es hora de cumplir con los protocolos estrictos y conceder buena parte del tiempo en entrevistas. Habla por TV con John Mc Enroe, con los medios televisivos, con la prensa local, y luego con periodistas argentinos gráficos . El tandilense continúa su raid por los pasillos de un predio estremecido porque justo en ese momento, el británico Andy Murray se corona campeón en su propia casa.

"Delpo estamos acá abajo", le grita un grupo de hinchas que lo esperaba. El tandilense, que recién abandonaba la conferencia de prensa y se dirigía a la entrega de medallas en el court central, se detiene y muestra la medalla.

Llega entonces el primer abrazo con su equipo de trabajo. Ya no hay mucho tiempo y es momento de caminar hacia la entrega de premiación, siempre escoltado, en el court central. Allí lo esperan Murray y Federer. Delpo, con la bandera, saluda a los cuatro costados.

Tras un festejo íntimo en los vestuarios del All England, es tiempo de volver a la Villa, donde también lo esperan para saludarlo por su logro.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas