Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Para ganarle a Estados Unidos tenemos que hacer un partido brillante

Deportiva

LONDRES.- Cada partido es distinto. La parte psicológica siempre influye mucho y Estados Unidos venía de ganarle a Nigeria por mil puntos. Estaban cómodos, contentos y seguramente se relajaron un poquito. Ésa es una gran diferencia. Lituania tuvo un partido inspirado y terminó saliendo ese partido cerrado. Pero eso no nos sirve de parámetro de nada para esta noche, al contrario. Creo que nos termina perjudicando un poco. Ahora ellos tienen en la cabeza el antecedente de un partido en el que casi pierden y estoy convencido de que van a arrancar con todo contra nosotros.

Para ganar o para tener chances ante Estados Unidos tenemos que hacer un partido brillante, muy sólido defensivamente. Tenemos que ser un bloque. Tiene que ser una noche en la que no le regalemos la pelota para que no corran y hacer un partido bárbaro en todo aspecto: sin pérdidas y en el que metamos los tiros que tiremos. Básicamente será como siempre fue contra los equipos de Estados Unidos con jugadores de la NBA.

Después de haber asegurado la clasificación contra Nigeria, empezamos a mirar un poquito lo que puede pasar en el cruce de los cuartos. Sabemos que la cosa va a estar entre Brasil o España. Conocemos muy bien a los dos y sabemos que van a ser difíciles.

No hay que andar con preferencias, el que toca, toca. Voy a ver el partido, por supuesto, pero no voy a ser hincha de nadie. Estamos en un Juego Olímpico y un cuarto de final no puede ser fácil. Que toque Rusia, España, Brasil o el que sea. Nosotros iremos a luchar como siempre.

España es un equipo de lo más talentoso que hay en el mundo, con mucha talla, cosa que a nosotros no nos sobra. Tiene tres jugadores de 2,13 m o 2,15 m que hacen la diferencia, como Marc y Pau Gasol y Serge Ibaka. En la pintura, se hace muy difícil atacarlos. Después tienen mucho talento. Aunque Navarro no esté pasando por su mejor momento, lo tienen, y en cualquier momento puede aparecer. Calderón es un gran jugador, Sergio Rodríguez y Rudy Fernández también. Son un equipo estructurado que juega junto desde hace mucho tiempo. Son un peligro. Seguramente por más que hayan perdido su partido contra Rusia y tal vez no se dé la lógica de que sean los N° 1 del Grupo, siguen siendo candidatos.

Contra Brasil ya jugamos muchas veces. Juega muy físico, también tiene muy buena talla, defiende muy duro. Tampoco es fácil anotarles.

Igual, pensando en nosotros, haciendo las cosas bien, creo que se les puede ganar a los dos. Lo que necesitamos es hacer el mejor juego posible, que todos nos sintamos bien. Estar involucrados en la ofensiva como pasó con Nigeria y ver qué pasa con el cruce.

El mejor partido que jugamos fue el primero y seguramente eso no lo vamos a poder superar. En todos los torneos, uno tiene altos, bajos y partidos promedios. Hay de todo. Siento que defensivamente el equipo está mejor de lo que pensé que iba a estar. Tenemos alguna laguna que otra, pero ya no sufrimos como nos pasó en la preparación. Tampoco en el rebote. Solamente tenemos que mejorar en ataque, compartir más y mejor la pelota. El primer cuarto contra Nigeria fue impecable, pero después aflojamos.

Pensando en los partidos anteriores de cuartos de final contra Grecia, uno se da cuenta de que nunca fue fácil. En el de Atenas 2004, llegamos a estar abajo por 13 puntos en el tercer cuarto. Y del partido de Pekín 2008 vi imágenes hace poco. La verdad es que ese partido lo ganamos de milagro. Spanoulis tuvo el tiro para ganarnos, así que costó muchísimo. Ésta no va a ser la excepción.

Hay que ir a remarla toque contra quien toque. Tenemos armas. Luis y yo cargamos más responsabilidades que el resto, sostenemos el peso de la ofensiva porque somos los que más tiramos, pero el equipo tiene más cosas. Pablo jugando su pick and roll, Cabeza saliendo de los bloqueos, Chapu haciendo de todo un poco, como contra Nigeria, que estuvo impresionante.

Hace un año, en Mar del Plata había que jugar todos los días. A mí eso me mató, perdí peso, fue muy difícil. Tal vez podíamos hacerlo hace diez años, cuando teníamos todos 23, rotábamos y jugábamos 20 minutos cada uno. Era distinto. Acá, con el día de descanso, me siento bien, enérgico con ganas de seguir jugando.

Aunque en los primeros partidos no se vieron tanto, hay variantes. Es muy importante que todos los jugadores que estén en la cancha se sientan útiles. Que todos sean parte del funcionamiento del equipo, que toquen la pelota. Así es cuando mejores somos y así es como esperamos llegar para el partido del miércoles, que va a ser el más importante..

TEMAS DE HOYLa mafia de los medicamentosDeclaraciones juradasArgentina en defaultLey de abastecimiento