Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Panelistas y periodistas

Opinión

Hay en la televisión argentina una infinidad de programas que incluyen a un conductor y a una serie de panelistas. Algunos con más preparación que otros. Algunos con títulos universitarios, otros con carreras. Pero lo que los unifica (y me incluyo) es que deben opinar frente a hechos ocurridos dentro del marco de la televisión.

Da lo mismo lo que cualquier panelista culto, preparado y profesional pueda decir, finalmente lo que importa es que sus dichos repliquen en el infinito

He trabajado (y trabajo) en varios programas de estas características. Empecé en "Yo amo a la tevé", conducido por Andrés Percivale, donde Jorge Lafauci, Guillermo Blanc, Guillermo Pardini y yo formábamos parte del panel. Cada uno de nosotros debía opinar sobre la televisión pero para ello, previamente, estudiábamos los temas y nos reuníamos con los productores, tratando de fundamentar lo mejor posible nuestras opiniones. Luego participé en los debates de "Gran Hermano", algunas veces con Eliseo Verón, sociólogo de renombre que además había sido mi profesor en la UBA, Jorge Dorio, Mario Mactas y Lanny Hanglin. Allí, conducidos por Juan Alberto Badía, argumentábamos acerca de lo que ocurría adentro de la casa. Tratábamos de ser divertidos, interesantes, polémicos pero rigurosos. Eso tratábamos. No perdíamos un sentido irónico ni armónico del espectáculo.

Más adelante, estos programas se fueron multiplicando y hoy son un básico de la televisión. Cada vez es menos necesario saber acerca de algo en particular, cada vez la elección de los panelistas tiene más que ver con el impacto que producen con sus dichos a cualquier precio que con la consistencia de su conocimiento. Así desfilan por la pantalla infinidad de personas que con el tiempo se van convirtiendo en panelistas.

Sería bueno diferenciar periodista de panelista. No es lo mismo. Casi diría que se contraponen

Como periodista me resulta muy difícil recurrir a mi carrera de tantos años para ser eficaz hoy, en la pantalla como panelista. Da lo mismo lo que cualquier panelista culto, preparado y profesional pueda decir, porque finalmente lo que importa es que sus dichos repliquen en el infinito del aire televisivo, "twittero" o de cualquier red social. Hoy no se espera una opinión de peso, se espera un exabrupto rendidor. Por lo tanto, se hace difícil mostrar galardones de profesional. Por eso cuando muchos hablan de su carrera y de su trayectoria, sería bueno diferenciar periodista de panelista. No es lo mismo. Casi diría que se contraponen. La televisión no parece necesitar de periodistas. Y empiezo por mí misma. Es más, esta diferenciación se podría hacer también con grandes actores a los que se los contrata por lo que representan, pero que cuando se presentan no resultan lo esperado..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYProtesta policialCristina KirchnerTemporal en Buenos AiresElecciones 2015Copa Sudamericana