Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

El cepo

Extienden el recargo a las compras con tarjetas de débito y por Internet

Economía

Desde pasado mañana se aplicará sobre los consumos en el exterior; la AFIP tendrá datos de todos los movimientos con plásticos

Por   | LA NACION

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) resolvió ayer extender desde el lunes a las compras que se realicen en el exterior con tarjetas de débito o a través de Internet el recargo del 15% que desde hoy rige para las transacciones de este tipo que se cancelen con tarjetas de crédito.

La determinación, conocida apenas 24 horas después del anuncio oficial de la adecuación impositiva, devela el apuro del Gobierno por universalizar la aplicación del "dólar tarjeta", el tipo de cambio diferencial que surge de esta normativa y con el que intenta desalentar los consumos en el exterior.

Así, fiel a su estilo, el Gobierno avanzó en una estrategia que, lejos de atacar las razones que dispararon la creciente exportación de consumos y gastos (el atraso en que se sumió el tipo de cambio y las trabas para operar localmente con divisas) intenta atenuar sus efectos.

Según reconocieron a LA NACION voceros del organismo, el recargo se aplicará a "los consumos realizados en cualquier comercio que no se encuentre radicado en la Argentina" y quedará en vigente apenas se publique la norma el lunes en el Boletín Oficial.

"Lo que lee el sistema de la AFIP es que el número de comercio donde el cliente efectuó la transacción esté alojado en un país diferente a la Argentina. No importará si la compra se hace por teléfono, por la Web o en forma presencial, sino el lugar en que se cobrará la transacción", dijeron.

Así, por caso, si una persona está por viajar y contrata desde aquí el alquiler de un auto o reserva un hotel en el exterior, esa operación quedará alcanzada desde ahora por el cargo del 15% "porque representa un gasto hecho en el exterior . De hecho, alcanzará a todas las operaciones que no se cancelen en pesos".

Hacia un control total

La novedad surgió al filo de la jornada en la que se conocieron las resoluciones generales 3375 y 3378, que el jefe de la AFIP, Ricardo Echegaray, anticipó anteayer a la prensa.

En ellas se establece que las administradoras de tarjetas de crédito quedan de ahora en más obligadas a enviarle todos los meses a la AFIP un exhaustivo detalle de los datos sobre las compras efectuadas con los plásticos en el país y en el exterior cuando, hasta ahora, sólo estaban obligadas a informar los consumos en otros países que superen los $ 3000 o su equivalente en moneda extranjera.

La AFIP cruzará esa información con las declaraciones juradas de los contribuyentes para "controlar que los gastos de los titulares de tarjetas estén en relación con sus ingresos".

La norma detalla que se pedirá a los operadores identificar con "apellido y nombres o razón social" a los usuarios de tarjetas de crédito y o compra emitidas en el país. Además que le informen sus números de tarjetas, la cantidad de adicionales extendidas, el banco o bancos con que operan y un detallado monto de los consumos en el país y en el exterior.

Ese detalle, en el caso de operaciones externas, supone fecha de la operación, identificación del país y su monto en moneda extranjera y en pesos, a lo que se deberá agregar el nombre del comercio y código que identifica impositivamente al rubro, entre otras cosas.

Por último, solicita información para identificar a los vendedores, locadores o prestadores de servicios adheridos a sistemas de tarjeta, e información sobre las operaciones "por ventas de bienes, locaciones de obras y locaciones o prestaciones de servicios y la sumatoria de los importes totales cancelados con tarjetas de crédito, compra o de débito", lo que, para los especialistas, puede funcionar como un incentivo no deseado al uso de efectivo.

La medida le permitirá al organismo contar con información de todos los movimientos de este tipo de consumidores y le abre la posibilidad de comenzar a cruzar el detalle de las compras que realicen en el exterior con las declaraciones que cada viajante presente ante la Aduana al regresar al país.

El sistema se basa en la aplicación de un recargo del 15% a las compras que se realicen en el exterior, vigente desde hoy para las compras con tarjeta de crédito y por universalizarse al resto desde el lunes.

Ese importe, si bien podrá ser tomado a cuenta del pago del impuesto a las ganancias y bienes personales y descontado del pago de esos tributos en la declaración anual, en los hechos crea un nuevo dólar diferencial 15% por encima del oficial, pero aún más barato que el paralelo. Surge así un "dólar tarjeta", que, a valores de ayer, parte de $ 5,36.

Desde la AFIP insisten en que la medida tiene un ánimo recaudador, aunque anteayer el director del organismo, Ricardo Echegaray, debió reconocer a LA NACION que si con ella logran "que alguna gente consuma más o veranee más en el país, mucho mejor".

Las claves del nuevo sistema

Más controles al movimiento de divisas

15%

Recargo
Es el que sufrirán desde hoy las compras que se realicen en el exterior o a través de Internet, y cuyo pago se cancele con tarjetas de crédito y débito emitidas en el país.

Efectos prácticos
La aplicación del anticipo impositivo genera un nuevo tipo de cambio: el "dólar tarjeta", que arranca a $ 5,36..

TEMAS DE HOYTorneo Primera DivisiónCristina KirchnerFrancisco y la ArgentinaElecciones 2015