Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Línea directa

Nuevas palabras, nuevas traducciones

Opinión

Tantos caminos se abren cuando los lectores de esta columna además de preguntar opinan. Por ejemplo, Alfredo Vicente Distefano, en 24/8, escribe sobre las "nuevas palabras", a propósito de las advertencias y sugerencias de Fundéu sobre algunos extranjerismos evitables en español.

"Cada vez que oigo o leo críticas a las palabras nuevas que van apareciendo, recuerdo un poema de Quevedo sobre el mismo tema que comienza: «Quien quisiere ser Góngora en un día, / la jeri-aprenderá-gonza siguiente. », a lo que sigue una lista de palabras. Sin embargo, cuando uno las lee encuentra que muchas de ellas son de uso corriente desde hace ya unos siglos, y otras quedaron descartadas. No quiero decir con esto que haya que aceptar cualquier ocurrencia."

El lector se refiere al soneto de Quevedo "Aguja de navegar cultos con la receta para hacer Soledades en un día, y es probada", con el que el poeta se burlaba de Luis de Góngora por sus excesos léxicos. En fin, peleas entre dos grandes representantes del Siglo de Oro, que hoy sirven para solaz de sus admiradores.

Pero Distefano toca otro tema, las traducciones: "Le adjunto la imagen de un programa de cine que guardé como curiosidad. Es interesante leer el comentario de la película cuyo título es Querido asesino (2008), que seguramente fue traducido con alguno de los programas disponibles, pero que no deben de haber revisado. En español, el título es una versión libre del original en francés, «L'emmerdeur»".

Hubo una primera versión, de 1973, con Lino Ventura y Jacques Brel (l'emmerdeur del título) de Edouard Molinaro, que en España se optó por traducir como El embrollón: el personaje de Ventura era un asesino a sueldo y el de Jacques Brel, un entrometido al que el otro no podía quitarse de encima. La nueva versión, del director Francis Veber, se estrenó aquí como Querido asesino. Una lástima, el original francés se entiende perfectamente y no requiere traducción.

A partir de estas reflexiones de Distefano, ¿qué destino le aguardará, por ejemplo, al anglicismo outfit en nuestra lengua? Fundéu, por supuesto, recomienda "emplear términos como vestimenta, ropa, traje, atuendo, modelo, según el contexto, y evitar outfit. Hay otro, tip -cuyo significado es «consejo o dato práctico» y que equivale a palabras españolas como consejo, clave, dato, recomendación- que también está "de moda", y es anglicismo "innecesario", como diría María Moliner.

Para las traducciones siempre puede haber más de una versión. Así, a la mencionada frase de Noam Chomsky tomada de Syntactic Structures (1957) en la columna del 27/8 ("Colorless green ideas sleep furiosly"), el lector James Nielson le da una vuelta de tuerca en español. Escribe Nielson: "La frase de Chomsky sí tiene sentido. Podríamos traducirla como: «Las ideas de los ecologistas politizados (verdes) son banales (incoloras), pero aunque parecen dormir, la verdad es que están fortaleciéndose con gran rapidez (furiosamente)"... como en efecto ha sucedido". Esta es, verdaderamente, una versión muy libre.

© LA NACION.

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalElecciones 2015Elecciones en Brasil