Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Día de furia contra dos sedes diplomáticas norteamericanas

El asalto al consulado en Benghazi dejó un muerto; la protesta empezó en Egipto

Miércoles 12 de septiembre de 2012
0

EL CAIRO.– Nadie había visto la película. Pero la noticia sobre un video llamado El juicio de Mahoma, realizado en Estados Unidos y que líderes islamistas consideraron blasfemo, desató ayer dos ataques contra sedes diplomáticas norteamericanas en el norte de África.

Los primeros incidentes se registraron en la embajada en El Cairo, que fue vulnerada por los manifestantes, que lograron tomar una bandera norteamericana. Más tarde, la ira se extendió a Libia, donde entre los disturbios resultó muerto un funcionario del consulado norteamericano en Benghazi.

Miles de islamistas egipcios se agolparon frente a la embajada norteamericana en El Cairo para protestar por lo que a su juicio era una injuria contra el profeta.

Los más osados escalaron el muro de tres metros, invadieron los jardines de la sede, tomaron la bandera de Estados Unidos y la reemplazaron por una insignia negra con la declaración de fe de los musulmanes: "No hay más Dios que Alá y Mahoma es su profeta".

Los funcionarios de la embajada no se encontraban en el edificio cuando comenzaron los altercados, que forzaron el despliegue de unidades de las fuerzas armadas egipcias para controlar la situación.

Los participantes de la marcha, convocada por grupos islamistas, enarbolaron el Corán, banderas negras, como la colocada en el lugar de la norteamericana, y carteles contra la película. Habían respondido al llamado del líder salafista Wesam Andel-Wareth, que es además el presidente del canal de televisión ultraconservador Hekma.

Horas después, el viceministro del Interior libio, Wanis al-Sharif, informó que un grupo de manifestantes armados atacaron el consulado de Estados Unidos en Benghazi, en el este del país. "Están en curso violentas refriegas entre el ejército libio y milicias armadas ante el consulado de Estados Unidos", afirmó Al-Sharif, quien luego dio cuenta de la muerte de un norteamericano.

"Un funcionario de Estados Unidos fue asesinado y otro resultó herido en la mano. El resto del personal fue evacuado y está a salvo", dijo el viceministro, que no confirmó si la víctima era un diplomático.

Otro testigo confirmó los disparos alrededor del consulado, y agregó que hombres armados cortaron las calles que llevan al edificio.

En Egipto, la turba también exigió la expulsión del embajador norteamericano y lanzó airadas consignas, como "Alá es grande" y "Con nuestra alma y nuestra sangre nos sacrificamos por ti, islam".

Fue la primera vez que grupos de manifestantes escalaron el muro de la legación diplomática norteamericana en El Cairo. Lo hicieron después de retirar las vallas de seguridad que impedían el tráfico en las calles colindantes al complejo.

En Washington, la vocera del Departamento de Estado, Victoria Nuland, confirmó la irrupción en los jardines y la toma de la bandera.

"Al parecer, y no tengo detalles, esto sucedió muy rápidamente, era un grupo relativamente pequeño, pero nos tomó por sorpresa a nosotros y a la seguridad egipcia fuera de la embajada", dijo Nuland.

Película

La película que desató el odio de los islamistas radicales fue producida por miembros de la minoría cristiana copta de Egipto que residen en Estados Unidos, en conmemoración de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

A esta connotación de rivalidad religiosa se sumaron rumores de que el coproductor del video de 13 minutos habría sido el pastor evangelista Terry Jones, que a principios de año llevó a cabo una quema de ejemplares del Corán en Florida.

Agencias AFP, EFE y DPA

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas